Padre e hija transforman un vagón de tren de 1973 en un apartamento de lujo de Airbnb

Por Louise Bevan
20 de Abril de 2022 3:13 PM Actualizado: 20 de Abril de 2022 3:13 PM

Un carpintero jubilado y su hija de Iowa han llevado a cabo una renovación épica, convirtiendo un vagón de tren chatarra en un apartamento de lujo de Airbnb sin ayuda de nadie.

Jim Dotzenrod, de 65 años, ya había completado la restauración de un granero silo, su primer alquiler en Airbnb, llamado “Silo en la cima”, cuando un amigo de la familia vio un vagón de tren de 1973 estacionado en un deshuesadero de metales en la primavera de 2016. Jim condujo 50 kilómetros para recogerlo, entusiasmado por otro proyecto apasionante.

Jim había comprado un único juego de vías de tren en el que aparcar el furgón de cola, el vagón nº SOO 124, que le costó 8000 dólares, pesaba 52,000 libras y medía 8.6 pies por 30 pies.

Su hija Danielle Dotzenrod, de 42 años, dijo a The Epoch Times: “Estaba en buenas condiciones, no había óxido, abolladuras ni daños físicos. Solo estaba muy, muy sucio y olía mucho a aceite. Lo transportamos a la propiedad de papá en un semirremolque y luego lo descargamos con una grúa”.

Danielle y su padre, Jim. (Cortesía de Danielle Dotzenrod)
El vagón de cola, el nº SOO 124, antes de la renovación de seis meses.(Cortesía de Danielle Dotzenrod)

Trabajando por las noches y los fines de semana, además de su trabajo diario, Jim comenzó la renovación de seis meses con la ayuda de su hija, experta en diseño.

“El primer y mayor reto fue cortar y quitar todo el hierro viejo”, dice Danielle, que tiene una empresa de cuero, Behumane, que vende cuero a marcas procedente de ranchos regenerativos.

“Una vez que todo eso estaba fuera, había que hacer una buena limpieza. El padre de mi padre era fontanero, así que pudo construir el baño él mismo, así como la cocina. Luego vino la pintura y, por último, el suelo, que es mi parte favorita”.

(Cortesía de Danielle Dotzenrod)
(Cortesía de Danielle Dotzenrod)

“Papá hizo la mayor parte del trabajo real, y yo ayudé con el diseño y algunos proyectos pequeños”, dijo Danielle. “Dice que le doy mucho de lo que él llama ‘presión cerebral’, pero al final, ¡los dos estamos siempre contentos con el resultado de nuestros proyectos!”.

Danielle colocó azulejos en el baño y diseñó el suelo de roble con incrustaciones de azulejos negros, mientras que su padre construyó una plataforma en la cúpula para una cama matrimonial elevada con escaleras, y literas debajo, en las que pueden dormir cuatro personas.

Para preservar la autenticidad del vagón, la pareja decidió mantener la barandilla original y las sillas del revisor, que pueden girar sobre sus bases para mirar por la ventana.

(Cortesía de Danielle Dotzenrod)
(Cortesía de Danielle Dotzenrod)

El vagón de Jim y Danielle se conoce como un estilo de “visión extendida” o “visión amplia”, debido al hecho de que su cúpula se proyecta más allá de su cuerpo. Probablemente se utilizaba para transportar al revisor y a los guardafrenos, dijo Danielle, algunos de los cuales habrían utilizado las ventanas de la cúpula para vigilar el tren.

El dúo de padre e hija construyó un cuarto de baño y una cocina totalmente equipada con un mini bar de cócteles para los huéspedes. Incluyeron aire acondicionado, WiFi, un televisor y una hermosa cubierta artesanal con vistas a la caballeriza de la familia.

(Cortesía de Danielle Dotzenrod)
(Cortesía de Danielle Dotzenrod)

“[Es] especialmente bonito al atardecer”, dice Danielle. “Mi padre también ofrece paseos en carruaje por el campo, o en nuestra ciudad local de Decorah”.

La renovación se completó en noviembre de 2016, por un total de 4000 dólares. CR Station Train Caboose, como se conoce ahora, está disponible para reservas a través de Airbnb y ya ha acumulado cientos de críticas de 5 estrellas.

Danielle afirma que la mayor recompensa para ella y Jim es el disfrute que su vagón ha proporcionado a los huéspedes.

(Cortesía de Danielle Dotzenrod)

Dice que ambos están “encantados con el número de huéspedes” que han disfrutado de su estancia en su vagón de tren.

“Creo que cuando creces en el campo, a veces puedes dar por sentada la belleza natural y la tranquilidad, una apreciación que nunca se pierde en nuestros huéspedes de la ciudad y que es agradable de ver”, dijo.

Jim y Danielle llevan un registro de huéspedes en el vagón de cola, y les encanta leer las notas de los huéspedes que han disfrutado de una barbacoa, de una copa de vino en la terraza, de la recogida de frambuesas o de dar de comer una zanahoria o una manzana a sus simpáticos caballos.

Los huéspedes también pueden disfrutar del senderismo, el ciclismo de montaña, el kayak, la navegación por el río Upper Iowa y la visita a las galardonadas fábricas de cerveza de la zona, explica Danielle.

(Cortesía de Danielle Dotzenrod)
Jim ofrece a los huéspedes paseos en carruaje por el campo. (Cortesía de Danielle Dotzenrod)

Compartió con The Epoch Times una de sus anécdotas favoritas de los huéspedes.

“Pedimos a los huéspedes que no jueguen con los gatos, porque los gatos de granja trabajan y los gatos de granja domesticados no quieren trabajar”, dijo. “Acabamos de tener gatitos y una señora le hizo una broma a mi padre sobre jugar con ellos. Mi padre le respondió que podía jugar, pero que luego tenía que llevárselos a casa”.

“La mañana que se fue, le preguntó a mi padre si podía quedarse con uno que le interesaba”, recordó. “Él aceptó encantado. A ese gatito de la granja le tocó la lotería ese día”.

Jim con el siguiente proyecto de la pareja, una camioneta Dodge Prospector de 1985. (Cortesía de Danielle Dotzenrod)

Tras el enorme éxito de la renovación de su vagón de tren, Jim y Danielle están pensando en su próxima aventura conjunta. Aunque no hay proyectos inmobiliarios en el horizonte, Danielle sí dejó entrever que “estamos restaurando una camioneta Dodge Prospector de 1985 y un remolque para caballos de 1987 a juego, para montar a caballo y acampar”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.