Padre enseña a su hija de 3 años a esquiar, ¡ahora es una “pequeña ripper” en las montañas!

Por The Epoch Times
23 de Noviembre de 2021
Actualizado: 23 de Noviembre de 2021

El padre Erich Leidums creció “con libertad” en los años 90 —antes de los teléfonos inteligentes y los videojuegos hiperrealistas de hoy—, cuando los niños salían más al exterior que ahora y montaban en bicicleta hasta que se encendían las luces de la calle.

Este patrullero de esquí de 34 años sabe que la vida al aire libre infunde confianza y resistencia, razón por la que su familia eligió vivir en las montañas de Ferine, en Columbia Británica.

Recientemente, su estilo de vida en la montaña empezó a brillar en las redes sociales, en parte por la gran destreza de sus hijos en las pistas de esquí —que son lo que se llama “pequeños rippers” en su zona— y en parte por su ferviente filosofía de “paternidad anti-helicóptero” o de sobreprotección.



(Cortesía de That Mountain Life)

La hija de Erich, Adia, de 3 años de edad, puede parecer pequeña (y adorable), pero prácticamente nació usando esquís, como se puede ver en las imágenes tomadas por Erich en sus aventuras de esquí en familia. Adia parece resistente para su edad, y logra mantenerse en las pistas.

Y lo que es más adorable, la niña se habla a sí misma mientras esquía para evitar las raíces de los árboles, trazar líneas en las colinas o intentar pequeños saltos. Dice “hola” a los puntos de referencia en el camino. Al escuchar esto, Erich tuvo la idea de conectar un micrófono para grabar sus simpáticos comentarios.


(Cortesía de That Mountain Life)

Las aventuras de los Leidum son alegres, con momentos especiales juntos, pero no están exentas de caídas y lecciones de vida. Erich y su esposa, Courtney, no sobreprotegen a sus hijos y creen que la “crianza en helicóptero” es perjudicial.

Muchas veces, los padres reaccionan de forma exagerada y ponen ese “¡Oh, no! Mi pobre bebé”, dijo Erich a The Epoch Times. “Los niños pueden empezar a captarlo inconscientemente, y eso crea casi una mentalidad de víctima”.

“La única forma en que creo que un niño puede aprender a gestionar el riesgo es si puede asumirlo”, añadió. “Obviamente, como padre, uno quiere que esas consecuencias no sean innecesariamente mayores que el beneficio”.


(Cortesía de That Mountain Life)

En su Instagram ThatMountainLife, es tan probable ver a Adia cayendo por ir demasiado rápido como despejando un salto y aterrizando en posición vertical. En el éxito, papá entona sus elogios. Cuando se cae, él está ahí, pero no para mimarla.

“Caerse hace parte de esto, y puede doler y dar miedo”, dice Erich. “En mi opinión, los niños suelen asustarse y sobresaltarse más que lastimarse”.

“Como padre, intento mantener la calma, y trato de controlarlos y proyectar una energía de confianza y seguridad”.

Adia aprendió a decir “estoy bien” sin el permiso de sus padres.


(Cortesía de That Mountain Life)

(Cortesía de That Mountain Life)

A pesar de todo, siempre habrá críticos en las redes sociales. Erich admite que lo han acusado de ser “negligente” y de exponer a sus hijos a riesgos para buscar vistas. Él considera que son la misma familia tanto dentro como fuera de la cámara, y se mantiene firme en su postura de padre.

“Me di cuenta que mi contenido o mis valores de mensajes anti-helicópteros no le van a calar a todo el mundo”, añadió Erich. “Hay mucha gente que tiene miedo y su principal preocupación es mantenerse a salvo a toda costa, entonces podría argumentar que hacer de la seguridad y la protección el objetivo principal de la vida tiene un costo mayor”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS