Padre soltero acoge a 50 jóvenes que aún no habían sido adoptados y necesitaban un hogar

Por SHANSHAN HU
14 de Agosto de 2019 Actualizado: 14 de Agosto de 2019

En los últimos 12 años, Guy Bryant, un hombre de 61 años, acogió a más de 50 jóvenes en su casa de East Flatbush en Brooklyn. Como padre sustituto, Guy dedica su corazón a cuidar a estos niños y los trata como a sus propios hijos.

Guy trabajó como coordinador de defensores de la juventud para la Administración de Servicios Infantiles de la Ciudad de Nueva York durante más de 30 años, en el programa “Supervisión a 21” para proporcionar servicios a adultos jóvenes de 18 a 21 años de edad.

Trabajando con la agencia de Nueva York Rising Ground, Guy ayuda a los jóvenes a planear su futuro y supervisa que realmente lo sigan. Se asegura de que todos sus hijos adoptivos no se queden sentados en el sofá todo el día.

La propia infancia de Guy influyó enormemente en la historia de su vida como padre sustituto. Al crecer con su madre y sus tías en una casa de tres pisos en Brooklyn, Guy recordó que vivía en la casa “Kool-Aid”. Los vecinos se sentaban en las escaleras y bebían Kool-Aid.

La gente del vecindario pasaba a conversar, comer, ducharse e incluso dormir en su sofá. Su familia vive una vida orientada a la comunidad, y la generosidad nació en él desde una edad temprana.

En 2007, la ciudad comenzó a dividir los hogares grupales, como el lugar donde Guy trabajó por 10 años como adulto joven. Un joven con el que trabajaba en ese momento le preguntó: “¿Quieres ser mi padre? ¿Me aceptarías?”. Ese fue el momento en que Guy tomó la decisión de ser padre sustituto.

Acogió al joven junto con otros dos niños y les dio una cálida bienvenida en su apartamento. Desde entonces, más de 50 jóvenes se han convertido en sus “hijos”, albergando hasta seis chicos en un momento dado. Terminó alquilando el piso de arriba de su apartamento para tener más espacio para aumentar el cuidado simultáneo. Incluso aquellos que se han mudado todavía pasan por allí para pasar el rato.

Guy cree que la clave para criar exitosamente a los niños es la confianza, y se asegura de que cada uno de sus hijos tenga la llave literal de su apartamento también. Pasa mucho tiempo hablando y haciendo actividades con ellos, desde ir a pescar hasta cocinar juntos.

Él refuerza en ellos la idea de que son amados y cuidados. Las relaciones pasadas con los adultos pueden haber dejado cicatrices en estos jóvenes, por lo que Guy se esfuerza por construir fuertes lazos con cada uno de ellos.

Guy acuñó el “enfoque del Sr. Bryant”, que caracteriza un credo de “Te amo a pesar de todo”, y se aferra a él.

“Podrías convertirte en neurocirujano o en limpiador de baños, no importa”, dijo Guy. “Una vez que llegas a mi casa y has estado conmigo y has estado aquí, eres mi hijo de por vida… siempre podrás volver a casa. Este es tu hogar”.

Aunque la edad de 18 años es cuando los adolescentes a menudo esperan la libertad de la transición a la edad adulta, la vida en el mundo adulto no siempre es mejor para los jóvenes adoptados. Los niños en hogares de crianza que “envejecen” fuera del sistema de hogares de crianza son a menudo vulnerables y están mal equipados para mantener una vida adulta auto suficiente.

En los Estados Unidos, alrededor del 20 por ciento de los niños en hogares de crianza se quedan instantáneamente sin hogar luego de cumplir los 18 años de edad. Solo el 50 por ciento de los adultos jóvenes en hogares adoptivos encuentran algún tipo de empleo a la edad de 24 años. Además, alrededor del 60 por ciento de los hombres jóvenes que envejecen fuera del sistema y están legalmente emancipados, han sido condenados por un delito.

Aunque su plan era jubilarse a la edad de 60 años, Guy se retractó de ese plan cuando vio cuántos adultos jóvenes todavía necesitan ser cuidados. Los niños de crianza necesitan ser colmados con afecto, y cada pedacito de apoyo hace una diferencia para iluminar su futuro. Abrazar a estos niños es una tarea para la que Guy fue literalmente criado.

Divertidas bromas en familia

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS