Padres de gran corazón tienen una hija Sindrome de Down y adoptan a un niño con la misma condición

Por La Gran Época
22 de Diciembre de 2018 Actualizado: 22 de Diciembre de 2018

Contrariamente a la creencia popular, un niño con Síndrome de Down puede traer mucha alegría y felicidad a una familia. La familia Sweatman es el mejor ejemplo.

Allison y Andrew Sweatman, de Cabot, Arkansas, dieron la bienvenida a la alegría más grande de sus vidas, su bebé Roselyn Elizabeth Sweatman (Rosie), el 13 de agosto de 2015.

Lamentablemente, Rosie no tuvo el mejor comienzo en la vida. Ella fue diagnosticada con síndrome de Down y con un defecto del corazón.

Allison y Andrew se asustaron al principio al enterarse del diagnóstico de Rosie durante un examen de las 20 semanas.

“Si pudiera enviar un mensaje a mi antiguo yo en ese momento, diría: ‘Respire hondo. Su hija es mucho más que sus diagnósticos ‘”, dijo el padre Andrew, informó SWNS.

Para brindarle a Rosie la atención que necesitaba, la pareja renunció a sus trabajos de enseñanza en China y regresó a los Estados Unidos.

Rosie pasó su primer año dentro y fuera del hospital, sometiéndose a cirugías por su defecto cardíaco y craneosinostosis, una condición en la cual las suturas del cráneo se fusionan prematuramente.

Sin duda, la condición de Rosie fue una pesada carga sobre los hombros de la pareja.

Sin embargo, como la salud de Rosie mejoró, se dieron cuenta de que criar a un niño con Síndrome de Down no es una tarea intimidante, después de todo. Les encanta ver a Rosie ganar sus batallas cada día.

“Por primera vez sentimos que realmente podíamos disfrutarla y celebrarla”, dijo la mamá Allison

Ver esta publicación en Instagram

These are my children. They both have Down syndrome. Before they became mine, I would’ve read a headline like this (slide to the right) and likely not thought twice about it. Just kept of scrolling. Wanna know what happens now? -I lose my breath. -I feel like I’ve been punched in the gut. -My face gets hot. -I feel nauseated and humiliated. . I wish I’d been an ally to the special needs community BEFORE I began to parent my kids, so that I could speak up for them when their diagnosis is used as a punchline or someone uses the word “retard” derogatorily. I wish I’d done that advocating BEFORE I was as emotionally invested as I am now as a mother. I’m not okay with this language. My kids are not a punchline. This is sickening to me. . Many well-meaning people will tell me to ignore this nonsense and while I understand the thought behind that advice, I need you to know it is not helpful. It is not constructive. The fact is this is the state of our world. Read on to the comments and see loads of people defending this language on various bases. It is about more than MacDonald’s ignorance and nonsensical remark. It’s about generations of institutionalization, segregation, exclusion, etc. that is not that far in the past. This history can’t be ignored because this history created a culture in which human beings with intellectual disabilities aren’t included, therefore aren’t defended or valued in society. It hasn’t been that long that parents have been able to use their voices to advocate as loudly as we do. It has hardly been one generation of individuals with Down syndrome integrated into public schools, for crying out loud. Do not tell me to ignore the bully. This is bigger than that. . #downsyndrome #downsyndromeawareness #downsyndromeadvocacy #specialneeds #specialneedsparenting

Una publicación compartida por Allison Sweatman (@aliswholelife) el

Debido a la situación de que los niños con Síndrome de Down no son adoptados tan fácilmente como los niños que no tienen necesidades especiales, Allison y Andrew comenzaron a contemplar la idea de adoptar a un niño con la enfermedad, con la esperanza de ayudarlo a florecer en la vida.

Al hacer esto, Rosie también tendría un hermano mayor.

Ver esta publicación en Instagram

Beau Isaac Sweatman Born 7.18.14 Ours 1.5.18 Loved always. #adoption #dsadoption #godmakesfamilies #ourboybeau

Una publicación compartida por Allison Sweatman (@aliswholelife) el

En noviembre de 2017, a través de un amigo, la pareja supo acerca de Beau, de 3 años.

Después de continuas conversaciones con los padres biológicos de Beau, la adopción se concretó dos meses después. Con la incorporación de Beau a los Sweatmans formaron una hermosa familia y lo aman.

“Cuando sostuve a Beau por primera vez, sentí tantas emociones y supe que convertirse en mi hijo significaba que su madre biológica se sacrificó enormemente para que lo tuviéramos en nuestra familia”, dijo Allison.

A veces, la familia Sweatman recibe miradas de personas debido a su singularidad. Independientemente de todo, criar a Beau y Rosie fue increíblemente gratificante para Allison y Andrew.

Les encanta ver a Beau y Rosie juntos ganando sus batallas.

Ver esta publicación en Instagram

Hotel life may have been hard on Mom and Dad, but these kiddos thought it was a blast. #rosiegram #beausigram

Una publicación compartida por Andrew Sweatman (@andrew.sweatman) el

La pareja se alegró al adoptar a Beau.

“No es un viaje fácil, pero ciertamente es un privilegio ser parte de (esto)”, dijo Allison.

De hecho, según un estudio publicado de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., Las recompensas y las lecciones de vida obtenidas de la crianza de un niño con Síndrome de Down (SD) son abundantes y muy beneficiosas para mejorar internamente.

“La gran mayoría de los padres que tienen hijos con SD informan que su perspectiva de la vida es más positiva”, afirmó el estudio. “Citan lecciones de vida en aceptación, paciencia y propósito”.

Gracias, Allison y Andrew por mostrarnos que criar a un niño con Síndrome de Down no es tan aterrador después de todo.

Ver esta publicación en Instagram

The Fab Four over here, living our best lives ♥️#specialneedsmom #specialneedsparenting #atypicalparent

Una publicación compartida por Allison Sweatman (@aliswholelife) el

Cada niño es un regalo. Si les das la oportunidad, los niños con síndrome de Down también pueden lograr grandes cosas.

¡Que Beau y Rosie crezcan siendo generosos y alegres!

Niño con Síndrome Down cosecha la calabaza más grande y gana la competencia

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS