Paga USD 4500 por un falso marido para calmar la insistencia de sus padres sobre el matrimonio

Por Daniel Holl - La Gran Época
21 de Marzo de 2019 Actualizado: 21 de Marzo de 2019

Una mujer china pagó a una amiga y su hermano un total de 4500 dólares para que el hermano se casara con ella en un intento de evitar que sus padres continuaran molestándola con respecto a contraer matrimonio, según un artículo del 13 de marzo del Chutian Metropolis Daily.

Los dos obtuvieron sus certificados de matrimonio y la estrategia pareció funcionar, hasta que su falso marido decidió que no la ayudaría a seguir adelante con un divorcio planeado.

Presión de los padres

La mujer, a la que se le dio el nombre falso de Jane, hoy tiene 29 años. Se mudó sola a la provincia de Zhejiang en China después de terminar la escuela secundaria, y para mantenerse comenzó un negocio de ropa.

Aunque su negocio iba mejorando día a día, no se preocupaba demasiado por tener una relación. El diario The Chutain Daily la describió como bella y buena, y no necesariamente se oponía al matrimonio.

Sus padres, sin embargo, estaban muy preocupados de que encontrara una pareja. Tradicionalmente en China, el trabajo de un padre no está completo hasta que sus propios hijos tienen un hijo. A partir de esto, la preocupación de los padres de Jane por el bienestar de su hija comenzó a crecer.

Jane se mudó de la casa de sus padres para vivir en la costa este de China. A medida que su hija crecía y se hacía mayor, los padres se preocupaban cada vez más por la posibilidad de tener su propio nieto. Jane recibía más y más llamadas telefónicas de sus padres presionándola para que encontrara un marido.

Así que Jane se marchó y encontró un marido.

Dos recién casados con sus certificados de matrimonio. (Fotos de China/Getty Images)

Falso marido

En 2016, Jane se quejó con su amiga Lena, también con nombre falso, por las continuas molestias causadas de sus padres. Lena la consoló y trató de ayudarla a pensar en una manera de resolver el problema.

Jane afirmó que en ese momento Lena sugirió que encontrara un marido falso, según The Chutian Daily. De esa manera, Jane podría recibir un certificado de matrimonio para demostrar a sus padres que estaba casada, le había dicho Lena.

Lena continuó sugiriendo que Jane y el falso marido podrían organizarse para no tener que vivir juntos, y después de un tiempo, podrían divorciarse en secreto.

Una pareja mostrando los certificados de matrimonio. (STR/AFP/Getty Images)

Jane aceptó la idea.

Lena incluso fue más allá para ayudar a Jane en el siguiente paso. Lena sugirió que Jane se case con su hermano mayor Leo, también un nombre falso.

Leo, 13 años mayor que Jane, no era particularmente atractivo y tenía muy poco en común con Jane, según The Chutian Daily. Tampoco tenía un ingreso estable.

Los futuros esposos ni siquiera se conocían antes de la sugerencia de la amiga de Jane.

Según el artículo, Jane sentía que casarse con un extraño era mucho mejor que lidiar con las molestias causadas por sus padres.

Foto de un matrimonio en la Gran Muralla China. (Kevin Frayer/Getty Images)

Un matrimonio de engaño

Para llevar a cabo el matrimonio, primero se arregló un acuerdo monetario. Jane pagó 4500 dólares a Lena y Leo por su ayuda.

Jane y Leo luego fueron a la oficina gubernamental para obtener sus certificados de matrimonio. Jane incluso dijo que iba a cambiar su residencia oficial por la de Leo.

Pero los dos no se volvieron a ver nunca más después de recibir los certificados de matrimonio.

Foto de una boda cerca de la Ciudad Prohibida en Beijing. (WANG ZHAO/AFP/Getty Images)

Jane regresó a su ciudad natal para visitar a sus padres con el certificado en la mano. Aunque los padres ni siquiera llegaron a conocer a su supuesto yerno, creyeron en las afirmaciones de su hija.

Recientemente, después de tres años de matrimonio, Jane decidió que era el momento de poner fin al matrimonio falso. Intentó pedir a Leo que la acompañara al tribunal para presentar una solicitud de divorcio, pero no pudo encontrarlo.

Cuando Jane le pidió ayuda a Lena, ella siempre decía: “Leo está trabajando”. Finalmente Lena empezó a ignorar a Jane también.

Jane presentó la solicitud de divorcio ante el tribunal, la cual fue concedida ya que Leo no asistió a la corte, reportó The Chutian Daily.

 

***

Te puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS