Países de víctimas del avión derribado demandan a Irán una compensación sus familias

Por Isabel van Brugen
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Cinco países cuyos ciudadanos murieron cuando Irán derribó accidentalmente un avión de pasajeros ucraniano exigieron el 16 de enero que Teherán pague una compensación a las familias de las víctimas y acepte la “plena responsabilidad”, advirtiendo que el mundo está mirando.

En una declaración emitida el jueves tras una reunión en Londres, los gobiernos de Canadá, Suecia, Reino Unido, Afganistán y Ucrania instaron a Irán a realizar una “investigación internacional exhaustiva, independiente y transparente”.

Los ministros de relaciones exteriores de los países también instaron a Irán a que permitiera una investigación criminal y un procedimiento judicial “imparcial” contra las personas responsables de derribar el avión con misiles balísticos.

Las 176 personas que viajaban a bordo del vuelo 752 de Ukraine International Airlines murieron justo después de despegar del aeropuerto internacional Imam Khomeini de Teherán el 8 de enero. Entre los muertos había 11 ucranianos, 57 canadienses (incluidos muchos iraníes con doble nacionalidad), 17 suecos, cuatro afganos, tres alemanes y cuatro británicos.

En su intervención tras una reunión con funcionarios de la Alta Comisión canadiense, el ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, François-Philippe Champagne, dijo que los cinco países deseaban “… conseguir la conclusión, la responsabilidad, la transparencia y la justicia”, para las víctimas del accidente.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vadym Prystaiko, la ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones de Afganistán, Idrees Zaman, el secretario de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab, y el ministro de Medio Oriente del Reino Unido, Andrew Murrison, estuvieron presentes. Encendieron velas en una vigilia para conmemorar a las víctimas antes de la reunión.

Tras afirmar inicialmente que el avión se había estrellado debido a un fallo técnico, Irán admitió durante el fin de semana que su Guardia Revolucionaria paramilitar había derribado el avión por accidente, pero negó haberlo encubierto. La noticia provocó protestas generalizadas en Teherán y en otros lugares.

El ministro de Relaciones Exteriores Javad Zarif escribió que “el error humano en el momento de la crisis causada por el aventurismo de Estados Unidos llevó al desastre (…) nuestro profundo pesar, disculpas y condolencias a nuestro pueblo, a las familias de todas las víctimas y a otras naciones afectadas”.

Por su parte, el presidente Hassan Rouhani escribió que tras una “investigación interna”, Irán disparó misiles debido a un “error humano”.

Champagne dijo que era un “buen primer paso” que Irán hubiera aceptado la responsabilidad.

“De esa admisión se derivan obviamente consecuencias”, añadió, entre ellas la necesidad de pagar una indemnización a las familias de las víctimas.

“Los ojos de la comunidad internacional están hoy sobre Irán. Creo que Irán tiene que tomar una decisión, y el mundo está mirando”, advirtió Champagne cuando se le preguntó sobre qué presión se podría aplicar si Irán no coopera.

Ucrania, Canadá, Estados Unidos y Francia han sido invitados por Irán a participar en la investigación del accidente, pero aún no está claro si las naciones tendrán acceso total desde Irán o si compartirán todos los detalles clave.

Irán derribó el avión mientras sus fuerzas estaban en alerta por posibles represalias de Estados Unidos después de que Irán lanzara misiles balísticos sobre dos bases militares que albergaban tropas estadounidenses en Irak. Nadie resultó herido en ese ataque, que se llevó a cabo en respuesta al fallecimiento del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani en un ataque aéreo de Estados Unidos en Bagdad.

La Associated Press contribuyó a este informe.

*****

Mira a continuación:

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS