Palabras de sabiduría: “hablar” con un grano de arroz convence a una niña de no desperdiciar comida

Por Jocelyn Neo
14 de Agosto de 2019 Actualizado: 14 de Agosto de 2019

“Palabras de Sabiduría” busca resaltar la importancia de la moral, de lo que creemos nuestros lectores se beneficiarán durante su lectura. Esperamos que disfruten de esta fábula.

Aunque ya estamos acostumbrados a escuchar los sonidos de los animales, por lo general no pensamos si otros seres vivos, como las plantas y las verduras, son capaces de producir sonidos. Sin embargo, si pudiéramos escucharlos hablar, ¿qué querrían decirnos?

He aquí una historia sobre un grano de arroz que se quebró hasta las lágrimas cuando una joven lo dejó caer accidentalmente sobre la mesa mientras comía. Lo habría tirado si no fuera por su interesante diálogo.

Una pequeña niña llamada Duo Duo acababa de terminar su comida y estaba ayudando a su madre a limpiar la mesa cuando escuchó a alguien llorar. Los gritos venían de un grano de arroz que se había quedado sobre la mesa.

Imagen ilustrativa. (HelloRF Zcool/Shutterstock)

A Duo Duo le pareció raro que el grano de arroz llorara tan fuerte.

“¿Por qué lloras?”, preguntó la chica desconcertada.

“¡Todo es gracias a ti que me sacaste de tu tazón de arroz y me pusiste en la mesa!”, dijo el grano de arroz. “¿Qué debo hacer? Me costó mucho llegar a tu casa, pero me echaste”.

Duo Duo se sorprendió y le dijo al grano de arroz que no era la primera vez que se le caía arroz, pero que ningún otro grano de arroz se había quejado excepto éste.

Imagen ilustrativa. (Dhimas Adi Satria/Shutterstock)

Al oír esto, el grano de arroz se entristeció mucho.

“¿Cómo puedes dejar caer tu arroz todos los días? Cuando crecíamos en el arrozal, el sol nos dijo que hiciéramos todo lo posible por crecer, para que cada uno de nosotros se convirtiera algún día en un grano de arroz extraordinario”, recordó el grano de arroz.

El grano de arroz agregó que muchos de sus hermanos esperaban convertirse en notables granos de arroz, pero no tuvieron oportunidad cuando los gorriones y gusanos vinieron a comerlos. Afortunadamente para este grano de arroz, pudo escapar de estos “desastres”, como dice, y creció bien.

Antes de abandonar el arrozal, el sol les dijo que su propósito era asegurar que los humanos pudieran vivir y tener la fuerza para trabajar después de comerlos. Al escuchar esto, cada grano de arroz en el campo se sintió orgulloso de sí mismo y quiso que cada uno se convirtiera en un grano de arroz notable.

Imagen ilustrativa. (QiuJu Song/Shutterstock)

Sin embargo, este grano de arroz casi no llegó a la casa de Duo Duo.

Cuando este grano de arroz fue cosechado y separado por una trilladora, ella y unos pocos granos fueron arrojados al suelo y más tarde quedaron atrapados bajo los zapatos de alguien. Afortunadamente, un anciano la recogió y la envió a su viaje, llegando finalmente a la casa de Duo Duo.

Duo Duo se sorprendió al enterarse del viaje del grano de arroz.

“Pasé por todo tipo de dificultades para convertirme en un grano de arroz notable, pero terminé convirtiéndome en un grano de arroz desafortunado. Ya he llegado al tazón del humano, pero me han tirado a la mesa. No quiero convertirme en basura…”, continuó el arroz antes de quebrarse.

Imagen ilustrativa. (sunipix55/Shutterstock)

Al escuchar esto, Duo Duo se dio cuenta de que le había hecho mal a este grano de arroz. Recordó que su madre siempre le había recordado que el arroz sin comer que quedaba pegado en el interior de su tazón, y que esto estaba desperdiciando comida.

Duo Duo estaba decidida a hacer las cosas bien.

“No llores, te convertiré en un grano de arroz extraordinario”, le dijo al arroz, y con eso, lo recogió y se lo comió.

Imagen ilustrativa. (Johnathan21/Shutterstock)

Una vez que Duo Duo comió el grano de arroz, pudo escuchar su risa con alegría en su estómago, ya que finalmente había completado su misión en la vida.

“¡Hola a todos! ¡He venido! Me he convertido en un grano de arroz extraordinario, como todo el mundo”, anunció el grano de arroz a sus hermanos.

Aunque esto es solo una historia de no desperdiciar alimentos, es importante que prestemos atención a la reducción del desperdicio de alimentos en nuestras vidas.

Imagen ilustrativa. (VeeVing/Shutterstock)

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (Food and Agriculture Organization of the United Nations), el despilfarro de alimentos se está convirtiendo en un problema cada vez mayor en todo el mundo, ya que cada año se pierden o se desperdician unos 1300 millones de toneladas de alimentos.

En Estados Unidos, el desperdicio de alimentos se estimó entre el 30 y el 40 por ciento, anunció el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (United States Department of Agriculture).

Esperamos que esta historia nos sirva de recordatorio para que lo pensemos dos veces antes de desperdiciar nuestra comida.

Imagen ilustrativa. (XiXinXing/Shutterstock)

Crédito: Minghui | Mei Duo Duo 梅朵朵

Un hombre alimenta a los animalitos del bosque

¿Te gustó este artículo?  Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS