Pangu y el origen del universo: la historia que todo padre chino le ha contado a su niño

Por The Epoch Times
01 de Mayo de 2020
Actualizado: 02 de Mayo de 2020

Muchos son los mitos que abarcan los más de 5000 años de cultura china, pero los más antiguos y que todavía siguen vigentes, son los que hablan sobre el origen del universo, los orígenes humanos, la creación cultural y las guerras tribales.

Una historia que todo padre chino le ha contado a su niño, es que el universo fue creado por Pangu, más conocido como el Dios de la creación.

Mucho tiempo antes de que fuera creado, el universo no tenía forma y el Cielo y la Tierra no estaban separados. Era como un huevo redondo, en el cual no había luz, ni sonido.

En el huevo universal yacía un ser dormido llamado Pangu. Pangu durmió en este gran huevo por 18,000 años. Cuando despertó, estaba muy oscuro dentro del huevo. Pangu estiró sus brazos y piernas y el huevo se rompió. El liviano y claro qi yang se levantó y formó el cielo azul. Por otro lado, el pesado y grueso qi yin se hundió y formó la expansiva Tierra. Desde entonces, el universo tuvo Cielo y Tierra.

Cielo y Tierra. Imagen Ilustrativa. (Dan Fador/Pixabay).

Pangu se puso de pie entre el Cielo y la Tierra. Desde entonces, día a día, el Cielo era más alto y la Tierra estaba más abajo y se volvía más pesada y densa. De esta forma Pangu se volvió más y más alto. Tomó otros 18,000 años para que el Cielo dejara de subir y la Tierra de bajar. Por consiguiente, Pangu se volvió un gigante para sostener el Cielo y la Tierra y, de esta forma, el universo no se revertiría al estado caótico en que estaba antes.

Sin embargo, Pangu era el único hombre entre el Cielo y la Tierra. Su estado emocional podía cambiar el universo. Cuando estaba complacido, el Cielo se encontraba sin nubes y cuando estaba enojado el clima era sombrío. Su llanto traía lluvia y su suspiro fuertes vientos. Al pestañear, el Cielo relampagueaba y si roncaba los truenos rugían.

Viendo que el Cielo y la Tierra estaban bien formados y estables, Pangu murió. Sus miembros se convirtieron en montañas, su sangre dio origen a los ríos, sus músculos formaron los campos y su piel y pelo se convirtieron en miríadas de plantas y animales. El aire que exhaló formó el viento y las nubes; y su sonido llegó a ser el rugido de los truenos.

Usando su cuerpo, Pangu creó un mundo pródigo y hermoso. Imagen Ilustrativa (Jplenio (izq)/ Mikhail_Y (Der)/ Pixabay)

Su ojo izquierdo se convirtió en el sol y el ojo derecho se convirtió en la luna; su sudor se transformó en el rocío de la mañana y la nutritiva lluvia.

Usando su cuerpo, Pangu creó un mundo pródigo y hermoso.

En cuanto a de dónde vino la gente china, la leyenda antigua más ampliamente extendida nos dice que fueron creados por Nü Wa y todos los descendientes vienen de ella. Para conocer este viejo mito espere nuestra próxima historia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Le presentamos

Una introducción a Falun Dafa

A través de sus principios Verdad, Benevolencia y Tolerancia, es posible mejorarse como persona y elevarse continuamente dentro del ambiente de la sociedad. Más información https://es.falundafa.org/

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS