Papá feliz publica la foto de su recién nacida sin saber que su esposa los dejaría para siempre

Por La Gran Época
30 de Julio de 2019 Actualizado: 31 de Julio de 2019

Una mujer que sobrevivió a una cirugía de trasplante de corazónsiete años después  dio a luz a una hermosa bebé. Como era un momento muy importante, el alegre papá publicó en Instagram una foto de su esposa sosteniendo a su recién nacida, compartiendo que el nuevo corazón de la madre seguía funcionando perfectamente. No tenía manera de anticipar la amarga ironía que lo asaltaría tan solo ocho horas después.

Megan Moss Johnson, originaria de Missouri, Estados Unidos, tenía 15 años cuando contrajo un virus que luego se convertiría en miocarditis, una inflamación del músculo cardíaco.

Afortunadamente, en 2010 recibió una nueva oportunidad de vida al recibir un nuevo corazón a través de un trasplante. “Estoy extremadamente agradecida por este regalo”, escribió Megan en su blog.

Un año después del trasplante se casó con su esposo, el artista de música cristiana Nathan Johnson, y en 2016 quedó embarazada. A pesar de los riesgos de vivir con un nuevo corazón, los médicos estaban convencidos de que seguiría gozando de buena salud.

Fue en la madrugada del 27 de junio de 2017 cuando Megan, a sus 31 años, dio a luz a una hermosa niña que llamaron Eilee.

Nathan publicó en Instagram el alegre evento: “Feliz cumpleaños Eilee Kate Johnson. Megan es una profesional y se siente genial. Su corazón funcionó perfectamente todo el tiempo y Eilee llegó rápidamente y sin problemas. ¡Soy un hombre afortunado!”.

“Estaban tan felices. Eilee era tan hermosa”, dijo el compañero de la banda de Nathan, Josh Wilson, de acuerdo con MailOnline.

Y a lo que Josh se refería, es que desgraciadamente la felicidad de Nathan fue efímera. En un trágico giro de la vida, Megan empezó a tener complicaciones entre las 9 y las 10 de la mañana de ese mismo día y falleció a las 11 a.m., solo ocho horas después de la llegada de Eilee.

Los médicos no están seguros qué fue lo que causó su muerte, como le dijo Josh a Tennessean. Sin embargo, como se indica en el sitio web de la American Heart Association, “Las mujeres que se han sometido a un trasplante pueden tener complicaciones durante el embarazo”.

“Nathan estaba devastado”, escribió Wilson en la página de GoFundMe que creó para la familia. “No hay palabras para esto, así que no diré mucho más”.

“Desde luego que su bebé es un maravilloso regalo, por lo que hay mucha alegría, pero también hay el más profundo dolor debido a Megan”, dijo Josh, según People.

Después de la muerte de Megan, amigos y seres queridos apoyaron a Nathan. Se ofrecieron para ayudarlo a hacer diligencias, cortar el césped, cambiar los pañales del bebé y cocinar, reportó la CBN.

Las donaciones recaudadas para la familia a través de la página GoFundMe alcanzaron alrededor de 330 mil dólares en un solo día. Después de cinco meses se recaudaron más de 425 mil dólares, superando su objetivo de 400 mil dólares.

Megan, una apasionada defensora de la donación de órganos, dijo una vez al St. Louis Post-Dispatch: “Nunca pensé en ser una donante de órganos hasta que necesité uno. Esto puede salvar vidas. Me salvó la mía. Es un regalo de vida”.

“Sus órganos salvarán más de 50 vidas”, dijo Josh a CNN.

Descansa en paz, Megan. Siempre serás recordada por Nathan y Eilee, así como por los más de 50 receptores de órganos que recibieron su “regalo de vida”.

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver

TE RECOMENDAMOS