Para EEUU, los aranceles a la UE no son razón para suspender la negociación

Por EFE
30 de Mayo de 2018 Actualizado: 30 de Mayo de 2018

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, afirmó hoy que la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio no es razón para suspender las negociaciones con la Unión Europea, que ha hecho de esa cuestión una condición para sentarse a hablar.

En una intervención en el foro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París, Ross justificó la aplicación de medidas unilaterales por el “inmovilismo” para reformar el sistema comercial internacional, que a su juicio va contra los intereses de su país.

Explicó que “puede haber negociaciones con o sin aranceles en vigor”, en alusión a los que Estados Unidos ha amenazado con aplicar a partir del viernes a las entradas de acero y aluminio, entre otros a la Unión Europea.

Añadió que los europeos por su parte, también aplican “muchos aranceles” a Estados Unidos.

Los países de la UE acordaron proponer conversaciones a Estados Unidos, pero solo si Washington retiraba la amenaza de aplicar esos aranceles, de los que los europeos están exentos hasta el viernes.

El representante comercial estadounidense minimizó los efectos negativos en términos de subida de precios que podría tener los nuevos aranceles para los diferentes sectores industriales que en su país utilizan acero y aluminio. Para ilustrarlo, precisó que sumados todos, representan “una fracción” de un punto de producto interior bruto (PIB).

También señaló que el impacto potencial para el precio de un automóvil, en el que el costo del acero es muy reducido, sería inferior al 1 %. “No veo que los fabricantes de coches vayan a cerrar”, ironizó.

Ross dedicó buena parte de sus intervenciones, en una mesa redonda en la que también estaba la ministra holandesa de Comercio Exterior, Sigrid Kaag, a criticar “la mentalidad” que domina en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Así, por ejemplo, cargó contra “los mecanismos de resolución de controversias” que tardan muchos años y “no nos sirven”.

“Vean lo que ocurre con Airbus”, dijo en referencia al enfrentamiento ante la OMC del fabricante aeronáutico europeo con su competidor estadounidense Boeing: “Se ha convertido en un chiste”.

“En muchas organizaciones internacionales -añadió- se han sustituido los actos por palabras” y no se avanza en la resolución de las cuestiones que se plantean, como ocurre con el foro de la OCDE sobre el exceso de capacidades de la industria siderúrgica.

Se quejó de que ese foro lleva más de dos años en funcionamiento, ha habido reuniones y “todavía” hay países que no han presentado los datos de su industria.

“Nosotros sentimos mayor urgencia por llevar a cabo las reformas, que los otros países… ahí está la diferencia fundamental”, concluyó.

TE RECOMENDAMOS