Para un comprar un iPhone adolescente chino vende su riñón y queda en cama por el resto de su vida

Por Jack Phillips - La Gran Época
17 de Enero de 2019 Actualizado: 17 de Enero de 2019

Un adolescente chino que vendió su riñón por un iPhone hace unos años, ahora está postrado en cama de por vida.

Wang Shangkun, que tenía 17 años cuando vendió el órgano, comenzó a sufrir de una disminución en el nivel de la función renal.

En ese momento, vendió su riñón por unos 3200 dólares a los recolectores de órganos del mercado negro en China. Compró un iPhone 4 y un modelo de iPad con su dinero.

Ocho años después, Wang ahora está postrado en cama de por vida después de que su otro riñón falló, reportó Fox News.

“¿Por qué necesito un segundo riñón? Uno es suficiente”, dijo en ese momento.

Ahora, Wang está conectado a máquinas para realizar la diálisis que necesita para sobrevivir a su insuficiencia renal, reportó Fox.

La operación se llevó a cabo en la provincia de Hunan sin la aprobación de sus padres y fue llevada a cabo por médicos que trabajaban en hospitales locales.

Los informes dicen que Wang se puso en contacto con los recolectores de órganos a través de salas de chat en Internet.

“En ese momento, quería comprar un iPad2, pero no tenía dinero”, dijo Wang, según los medios de comunicación estatales en el momento de su fatídica decisión.

Añadió: “Cuando estaba en Internet, hice que un agente del riñón me enviara un mensaje, diciendo que vender un riñón puede darme 20.000”.

No está claro si Wang podría recibir un trasplante de riñón para tratar su afección.

Sustracción de órganos en China

El caso de Wang arroja luz sobre la sustracción desenfrenada de órganos que se lleva a cabo en los hospitales de toda China.

Sin embargo, a diferencia del caso de Wang, las víctimas de esta práctica espantosa son asesinadas por sus órganos en una campaña patrocinada por el Partido Comunista Chino para erradicar a los practicantes de Falun Gong, un tipo de meditación y disciplina espiritual basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

En un informe de la Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG, por sus siglas en inglés), de los 16 médicos que hablaron en registros telefónicos, 11 médicos de nueve hospitales admitieron inmediatamente que sus órganos provenían de practicantes de Falun Gong.

Una simulación de sustracción forzada de órganos a practicantes de Falun Dafa en China es representada durante una manifectación den Ottawa, Canadá, 26 de septiembre 2006. (La Gran Época)

Las llamadas son las últimas investigaciones que documentan la sustracción forzada de órganos en China, que se desarrolló como parte de la persecución de la práctica espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong. En China, Falun Dafa es objeto de una brutal persecución desde julio de 1999, con informes generalizados de tortura, lavado de cerebro, trabajos forzados, ejecuciones extrajudiciales y sustracción de órganos en campos de trabajo y hospitales.

Una transcripción de una llamada decía: “Tengo otra[pregunta]. Estás usando a los practicantes de Falun Gong como donantes, es decir, esos donantes sanos, ¿verdad?”

“Definitivamente saludable. ¿Cómo puede ser aceptable si no están sanos?”, respondió el médico.

El año pasado, una mujer china de 64 años murió repentinamente mientras estaba bajo custodia, y sus órganos internos fueron extraídos por las autoridades comunistas chinas, según un informe.

Ma Guilan fue arrestada el 4 de julio cerca de la ciudad de Qinhuangdao en la provincia de Hebei y enviada a un centro de detención por hablar con la gente sobre Falun Dafa, según Minghui.

“Varios agentes del gobierno con identidades desconocidas vinieron al hospital, le abrieron el abdomen y le extirparon los órganos internos para unos supuestos exámenes”, informó Minghui, citando a informantes del estado. “No estaba claro dónde estaban llevando sus órganos”.

Los matan como animales

TE RECOMENDAMOS