Quedó paralizada y arriesgó su vida por tomar bebidas energéticas: ahora alerta a otros del peligro

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

Las bebidas energéticas están de moda en estos días, pero ¿Alguna vez consideraste cuáles podrían ser sus efectos en los adolescentes y niños cuyos cuerpos aún están en desarrollo?

La historia de una adolescente en Escocia que experimentó una parálisis casi total, hizo que los padres se preocuparan sobre los efectos que estas bebidas populares le producen a sus hijos.

Muchas personas saben que las bebidas energéticas a menudo contienen altas cantidades de cafeína y azúcar, y otros edulcorantes, que aceleran la frecuencia cardíaca y la presión arterial, lo que se confirmó en un reciente estudio de la American Heart Association.

Pero para Caitlin Fraser, una saludable y activa adolescente escocesa que además era bailarina de competición, los síntomas fueron muy preocupantes, al grado de poner en peligro su vida.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shanti Hesse/Shutterstock)

Hace unos años, cuando Fraser tenía 13 años, justo al salir de su escuela, Coatbridge High School en North Lanarkshire, a la hora del almuerzo se dirigió a una camioneta de helados cercana para comprar un Emerge, una bebida energética muy popular que incluye mucha azúcar, taurina (el ingrediente principal de Red Bull) y cafeína.

Mientras Caitlin llevaba un estilo de vida saludable, realizaba mucho ejercicio para su práctica de danza, las bebidas eran sin duda demasiado para su sistema. Las señales de advertencia llegaron con rapidez y quedó en riesgo su vida.

Comenzó cuando Caitlin estaba en la escuela, como dijo a The Daily Mirror. “La parte derecha de mi cara quedó inmóvil y me preguntaba qué pasaba, luego dos minutos más tarde todo mi lado derecho se paralizó y no tuve ninguna sensación”. Aterrorizada por la parálisis repentina, Caitlin llamó la atención de los socorristas calificados de la escuela y fue remitida al Hospital de la Universidad de Monklands.

Muchos jóvenes son cada vez más adictos a las bebidas energéticas para mantenerse al día con sus apretadas agendas. Imagen Ilustrativa. (Crédito: Antonio Guillem/Shutterstock)

Desde allí, Caitlin recibió una serie completa de pruebas (incluyendo electrocardiogramas) y fue transferida al Hospital General de Whishaw. La entonces niña de 13 años, que nunca sospechó que algo andaba mal con su salud, estaba asustada y confundida.

“No tenía ni idea de lo que pasaba y estaba muy preocupada, no sabía realmente qué pensar”, le dijo a Mirror.

El diagnóstico fue impactante. Los médicos le dijeron que sufría de una rara condición llamada migraña hemipléjica, en la cual un lado del cuerpo se adormece esporádicamente y en ocasiones se paraliza de manera temporal. Según el Migraine Trust, “la persona puede experimentar dificultades en el habla, problemas de visión o confusión. Esto puede ser una experiencia aterradora para el individuo, ya que estos síntomas son similares a los de un derrame cerebral”.

Aunque la causa no fue determinada con certeza, Caitlin le dijo a Mirror: “de mis resultados se deduce que podría ser demasiada cafeína”. Los médicos estaban muy preocupados por su condición y le dijeron lo que necesitaba hacer sin vacilar.

“Los médicos y el especialista dijeron que, si bebo esto de nuevo, podría terminar sufriendo un paro cardíaco”, le dijo al mismo medio.

Una bebida energética más podría haber matado a Caitlin Fraser. Imagen Ilustrativa. (Crédito: Foto593/Shutterstock)

Desde entonces, Caitlin y su mamá intentan llamar la atención de otros niños y padres sobre los peligros que representan estas bebidas que parecen inofensivas.

Caitlin compartió este mensaje con los lectores de Mirror: “Por favor, por favor, traten y eliminen el consumo de estas bebidas energéticas, ya que es una experiencia muy, muy aterradora, pero estoy muy contenta de haber tenido a mis amigos y familiares que me ayudaron a atravesarlo”.

Su madre, Laura Fraser, cree que el gobierno y las escuelas necesitan hacer mucho más para proteger a los niños de estas bebidas adictivas. “Sé que cientos de los niños de la escuela de Caitlin compran estas bebidas con regularidad, están disponibles de forma gratuita y son baratas y se comercializan para que sean llamativas y llenas de energía”, dijo su madre a Mirror.

¿Su idea? Poner un límite de edad a las bebidas, tal como lo hacen otras sustancias peligrosas como el tabaco y el alcohol, con el fin de mantener a los niños seguros.

“Quería advertir a otros padres que instaran a sus hijos a tener cuidado. Esto podría haber sido mucho peor”.

Las bebidas energéticas están por todas partes donde los adolescentes y los niños pueden llegar. Imagen Ilustrativa (Crédito: BluIz60/Shutterstock)

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS