Paran conteo para escaño del Congreso de California por cierre de COVID-19 en oficina de elecciones

Por Tom Ozimek
11 de Noviembre de 2020
Actualizado: 11 de Noviembre de 2020

El conteo de votos para un escaño al Congreso, en un condado de California, se suspendió debido a que el Departamento de Elecciones del condado de Kings se cerró temporalmente a causa de una posible exposición al virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Los funcionarios electorales dijeron que, con vigencia inmediata, todas las operaciones de escrutinio cesarían y no se reanudarían hasta el 21 de noviembre.

El anuncio congela durante 10 días la tabulación de votos en una carrera entre el retador republicano David Valadao y el titular demócrata TJ Cox.

Según la página de resultados electorales del secretario de estado de California, Valadao lidera actualmente con el 51,4 por ciento que representa 72,350 votos, y Cox tiene el 48,6 por ciento o 68.324 votos. En 2018, Cox superó a Valadao con un 50,38 por ciento frente a un 49,62 por ciento.

El distrito cubre partes de Bakersfield, junto con partes de Fresno, Tulare y el condado de Kings.

En las elecciones de 2020 hasta ahora, los demócratas han asegurado 218 escaños, según The Associated Press, y algunos otros están en la balanza hasta que se cuenten más votos. Están preparados para dos años más controlando la Cámara, pero con una mayoría muy pequeña.

Mientras tanto, los republicanos han obtenido, hasta ahora, cinco escaños adicionales y cuentan con 201 representantes en la cámara, de entre 435 totales, después de que una oleada de votantes republicanos transformó las ganancias demócratas esperadas, de quizás 15 escaños, en pérdidas que potencialmente se acercan a esa cantidad.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), lamentó la semana pasada las pérdidas demócratas en distritos donde los votos del Partido Republicano demostraron ser “casi insuperables”.

“Hemos perdido algunas batallas, pero hemos ganado la guerra”, dijo a los periodistas la semana pasada.

Al ocupar la Cámara, los demócratas controlarán la cámara durante cuatro años consecutivos por segunda vez desde 1995, cuando los republicanos pusieron fin a 40 años de dominio demócrata.

Los demócratas llegaron al día de las elecciones con una ventaja de 232-197 en la Cámara, más un independiente y cinco escaños abiertos. Con algunas contiendas aún indecisas, es posible que en el nuevo Congreso, que se instala en enero, tengan la mayoría más pequeña desde hace dos décadas, cuando los republicanos tenían solo 221 escaños.

Los demócratas de la Cámara de Representantes se desahogaron la semana pasada durante una conferencia telefónica, de tres horas, en la que ambas facciones del partido se culparon mutuamente por la retórica y las políticas que les hicieron perder escaños.

“Debemos ser honestos en que este no fue un buen resultado”, dijo el representante Tom Malinowski (D-N.J.), un novato moderado, en una entrevista. Dijo que términos como “desfinanciar a la policía” perjudican a los demócratas al hacer que parezca que se oponen por completo a la aplicación de la ley, y agregó que no deberían hablar “como si estuviéramos hablando con progresistas despiertos en barrios donde el 90 [por ciento] de los votos son para los demócratas”.

Los republicanos, que realizaron campañas donde se hizo eco de la postura de “ley y orden” de la administración Trump, se han sentido alentados por los resultados de la Cámara, resultados que muchos creen que los posicionan para una fuerte carrera por la mayoría en las elecciones de 2022.

Associated Press contribuyó a este artículo.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Los precios de las vacunas chinas son criticados por venderse mucho más altos en China

TE RECOMENDAMOS