Parapentista filma su impactante choque contra un acantilado en Suiza y cómo logra controlar la caída

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
22 de Julio de 2019 Actualizado: 22 de Julio de 2019

]Impactantes imágenes en vídeo del parapentista estadounidense Greg Overton muestran como el deportista se estrella dolorosamente en la ladera rocosa en Suiza antes de enderezar milagrosamente su equipo y aterrizar con seguridad en el suelo.

Greg Overton, originario de Tacoma, Washington, estaba disfrutando el 10 de julio de un vuelo panorámico a través del valle del sur de Lauterbrunnen a unos 70 km de Berna, Suiza, cuando ocurrió el desastre, informó Corriere.

Cuando el ala de su parapente no pudo mantenerse estable se fue directo hacia un acantilado que se encontraba a su izquierda.

“Recuerdo el momento en que me di cuenta de que el impacto era inminente, y que nada de lo que hiciera detendría que eso ocurriera”, dijo Overton, según Story Trender.

“La imagen mental de la roca que estaba a punto de golpear, unos 10 pies antes de golpearla, es una instantánea que tendré en mi memoria para siempre”, añadió.

El parapentista dijo que “los segundos después del impacto son un poco borrosos”, pero lo primero que pensó fue: “¿el ala todavía está sobre mí?”.

Imagen de archivo de un parapentista.en pleno vuelo sortenado una roca (Wang He/Getty Images)

“Quedé realmente incrédulo cuando seguí en un vuelo estable hacia el centro del valle para aterrizar, en un amplio campo abierto”.

Overton se estrelló de cara con el acantilado, luego se volteó boca abajo y después que el paracaídas se arrastró en las rocas sorprendentemente se las arregló para enderezarlo a una posición correcta que le permitió dominar el vuelo.

El parapentista pudo aterrizar en un hermoso paisaje suizo.

“Creo que la causa principal fue que volé demasiado a mi izquierda sobre el banco y terminé en el rotor desde la corriente ascendente hasta la pared y sobre el borde del banco”, dijo en la publicación del vídeo.

“Creo que estaba ahogando el ala durante la recuperación en lugar de dejarla volar fuera (…) Mi entrada incorrecta condujo a una cascada de vuelo incontrolado”, añadió.

Después de desplomarse 50 y luego 450 metros hacia el suelo,  escribió que “inmediatamente prioricé dos cosas: 1) Mantener el ala apuntando lejos de la roca. 2) Permanecer debajo del ala”.

“Este fue mi primer choque en tres años de vuelo”, declaró más tarde, según Story Trender. “Supe que esta sería la emergencia más grave en vuelo”. Pese a todo no sufrió lesiones graves y pudo caminar tres kilómetros hasta la estación de tren más cercana para poder ir al hospital.

El siguiente vídeo del parapentista estadounidense fue tras subir la ruta Worm Flows hasta la cima del Monte Saint Helens. La ascensión fue de aproximadamente 5700 pies (1737 metros) y el vuelo duró unas 6 horas más un paseo en trineo de unos 22 minutos. En este caso todo salió muy bien.

Resultados del accidente

En su publicación Greg Overton describió como quedó su cuerpo, el parapente y sobre todo su confianza luego del accidente.

“Tengo una pequeña fractura en la vértebra Lumbar 1, pero estoy móvil y soporto la carga. Me dieron de alta del hospital el mismo día después de seis radiografías y una tomografía computarizada. Tengo laceraciones y moretones en el lado izquierdo”, relató.

“La parte de atrás de mis talones está muy lastimada, así que he estado caminando como un canguro. No hay dolores de cabeza ni otros síntomas de conmoción cerebral”.

En relación al ala, dijo que “tenía múltiples líneas rotas y cerca de la mitad de las células estaban destrozadas”.

“Mi arnés tiene múltiples costuras sopladas por la presión del aire durante el impacto. Mi casco quedó partido por la mitad”, añadió.

Imagen de archivo. (Wang He/Getty Images)

El accidente le provocó algunas inquietudes y ahora observa la situación de un vuelo de otra manera.

“Mi confianza se ha visto muy afectada. No volé el día después del incidente, aunque en realidad volé los últimos tres días de nuestro viaje con otra ala que traje conmigo”.

***

¿Sabías?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS