Pareja adopta al cachorro más pequeño del refugio, luego se convierte en algo que no esperaban

Por La Gran Época
10 de Junio de 2019 Actualizado: 17 de Junio de 2019

Cuando Sue Markham, abuela de cuatro nietos, comenzó a ofrecerse como voluntaria en un refugio local de perros, era casi imposible no enamorarse de todos los cachorros rescatados que llegaban día a día.

Pero su esposo, Robert, era reacio a tener un perro. Con algo de persuasión, Sue logró que Robert aceptara, pero con la condición de que no fuera un “perro grande”.

Sue estuvo de acuerdo, y adoptaron el cachorro de rescate más pequeño, un Jack Russell Terrier al que llamaron “Teenie” (“Pequeñín”).

No duró mucho tiempo. Los cachorros crecen rápidamente cuando están destinados a convertirse en grandes razas, y eso es exactamente lo que ocurrió con “Teenie”. Pronto fue evidente que este no era un Jack Russell Terrier en absoluto.

De hecho, era un Boston Gran Danés. No solo eso, sino que el perro, ahora llamado Oso Yogi, creció hasta convertirse en uno de los perros más grandes del Reino Unido, según Caters News.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: LGL/Pixabay)

“Para cuando Bear tenía cinco meses, era más grande que cualquier Jack Russell con el que se encontrara en el parque y tenía una lengua grande que salía de su boca y una cola como un bate de béisbol”, comentó Robert a Caters News.

Llegó a pesar unos 96 kg y con una mascota tan enorme, Sue tiene que detenerse constantemente en la calle porque todos quieren acariciarlo.

Un niño pequeño le preguntó: “¿Cómo hiciste para que tu perro creciera tanto? ¡Quiero que mi perro sea así de grande!”, dijo Sue en una entrevista para el mismo medio.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: fb2013/Pixabay)

“¡Es hermoso, y estoy tan feliz de ver lo amado que es! El Oso es un perro hermoso! Pensé que sería un verdadero problema ser tan grande y no ser capaz de controlarlo, pero parece dulce y relajado, es un buen perro y se necesita una pareja realmente dulce y amorosa para criarlo de esa manera, seguir amándolo y disfrutándolo”, comentó un usuario en Youtube.

Pero Oso Yogi ama la atención. “A él le encanta que la gente lo acaricie cuando vamos a algún lado”, dijo Sue. “Es por eso que tiene tantas ganas de subirse al carro”, agregó.

“Simplemente quiere estar en todos lados y ver a todos”, dijo Sue.

Mira el video a continuación:

Este dueño dio una lección a sus perros

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS