Pareja con 11 hijos educa a todos los niños en su minigranja y los considera un “regalo de Dios”

Los niños no necesitan alejarse mucho de casa para encontrar las actividades que enriquecen sus vidas
Por Louise Bevan
27 de Septiembre de 2021
Actualizado: 27 de Septiembre de 2021

Una pareja con una minigranja en Nuevo México le ha dado la bienvenida a 11 hijos biológicos en tan solo 10 años. Educan a todos sus hijos en casa, se están quedando sin espacio en su furgoneta de 15 plazas y esperan su duodécimo hijo para marzo de 2022.

Sin embargo, Courtney y Chris Rogers, para quienes su fe en Dios es fundamental, dicen que en medio del caos, están agradecidos por tener un hogar lleno de alegría.

“Siempre quise ser madre”, dijo Courtney a The Epoch Times, “pero nunca imaginé tener 12 hijos. Me encanta tener una familia numerosa y estoy agradecida de que Dios nos la haya concedido”.

Los hijos de Chris y Courtney Rogers. (Cortesía de Courtney Rogers)

Courtney y Chris, criados en Carolina del Norte y Georgia respectivamente, se mudaron a Nuevo México hace ocho años.

En orden descendente de edad, sus hijos incluyen a Clint, de 11 años; Clay, de 10; Cade, de 9; Callie, de 8; Cash, Colt y Case, todos de 6; Calena, de 4; Caydie, de 3; Coralee, de 2; y Caris, de 9 meses.

Por su parte, Chris, uno de 10 hermanos, trabaja en la iglesia y realiza varios proyectos de construcción, mientras que Courtney cuida y educa a los niños en casa durante todo el año, lo que les permite disponer de tiempo para las vacaciones familiares y los días de trabajo.

La enorme familia también dedica tiempo al cuidado de las plantas y los animales de la granja en la que viven.

Courtney con una de sus hijas. (Cortesía de Courtney Rogers)

“La educación en casa y el trabajo común en la granja nos convierte en una familia unida”, afirma Courtney. En especial a los niños mayores, dijo, les encanta aprender de su padre habilidades de construcción.

“Nos divertimos, pero también trabajamos duro para mantener la granja y la casa funcionando”, añadió.

Bromeó diciendo que una familia de su tamaño “come una tonelada”, y afirmó que las visitas a la tienda de alimentos son interminables. Por suerte, la granja les proporciona parte de la carne, los huevos y las verduras que constituyen su dieta básica.

Chris con sus hijos trasplantando plantas. (Cortesía de Courtney Rogers)
(Cortesía de Courtney Rogers)

Todos ayudan en las tareas. “Todos vivimos aquí y todos limpiamos”, razona Courtney.

La madre de 11 hijos quedó embarazada de su primer hijo un mes después de casarse con Chris. La pareja, entusiasmada con la idea de formar una familia tan pronto, sufrió un golpe devastador al sufrir un aborto espontáneo justo antes de las seis semanas de gestación.

“Se me rompió el corazón”, escribió Courtney para Love What Matters. “Claro, fue una pérdida prematura, pero era un embarazo deseado y el fin de un sueño”.

Seis meses después, Courtney obtuvo otra prueba de embarazo positiva. Fue cautelosa, pero el embarazo progresó bien y dio a luz a su primer bebé, Clint, en marzo de 2010.

(Cortesía de Courtney Rogers)

Dieciséis meses después, tuvo a su siguiente hijo Clay. Los siguientes embarazos de Courtney se acercaban cada vez más; cuando el tercer bebé, Cade, tenía solo 3 meses, Courtney descubrió que el número cuatro estaba en camino. “Debo admitir que me dio un poco de vergüenza anunciar este embarazo. ¿Qué pensarán todos?”, escribió.

Pero después del cuarto bebé, la primera hija de la pareja, el amor de Courtney por ser madre se desbordó. La familia fue bendecida con siete bebés más, incluyendo unos gemelos.

Sin embargo, criar a 11 niños menores de 11 años no es una tarea fácil. El espacio se ha convertido en un problema para los Rogers y es casi imposible encontrar a una niñera.

El tamaño de su grupo supone que alquilar solo dos habitaciones de hotel en los viajes ya no es suficiente. Tienen que llevar un pequeño remolque de equipaje para las excursiones más largas. La mejor opción que tienen por ahora es alquilar una casa, dice Courtney.

(Cortesía de Courtney Rogers)

Su fe cristiana compartida le da a la pareja, y a sus hijos, la convicción que necesitan para mantener los pies en la tierra.

No necesitan alejarse mucho de casa para encontrar las actividades que enriquecen sus vidas: Courtney y Chris imparten clases en la iglesia, son voluntarios en la guardería, tocan el piano y ayudan a interpretar el lenguaje de signos americano; la familia asiste a los servicios religiosos juntos.

Courtney comparte con el mundo la vida con 11 niños en su minigranja de Nuevo México a través de su página de Instagram.

“Creemos que los niños son un regalo de Dios y que no hay que darlos por hecho”, dijo a The Epoch Times. “Ahora, más que nunca, tenemos que dedicar tiempo a enseñar a nuestros hijos valores, una ética de trabajo adecuada y a amar a Dios y a la familia”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS