Pareja con síndrome de Down cumple 25 años de casados y demuestra a sus críticos que se equivocaron

Por La Gran Época
26 de Marzo de 2019 Actualizado: 26 de Marzo de 2019

Hace treinta años, esta joven pareja se enamoró, y después de 25 años de matrimonio, siguen tan unidos como siempre, a pesar de que se les dijo que su unión nunca podría funcionar.

Kris Scharoun, de 58 años, y Paul DeForge, de 54, se conocieron en un baile hace tres décadas, y como dijo Kris, “miré a los ojos de Paul y vi mi futuro”, informó Today.

“Cuando se acercaban a los cinco años de compromiso, realmente querían casarse, así que empezamos a planear su boda”, dijo la hermana de Kris, Susan Scharoun.

Susan siempre ha sido una admiradora de la pareja, explicando cómo definen realmente el significado del amor verdadero.

Pero muchos no estaban a favor de la decisión de la pareja de casarse, ya que creían firmemente que las personas con síndrome de Down no deberían casarse.

“Tuvieron muchas luchas”, dijo Susan. “Los vi como individuos que deberían tener derecho a tomar esa decisión”.

Pero finalmente, la boda tuvo lugar con la presencia de 150 invitados en el hotel Le Moyne Manor de Nueva York.

“Su boda fue un acontecimiento maravilloso”, dijo Scharoun. “El principal deseo de Kris siempre ha sido ser un “yo de nosotros”.

En los últimos años, la adorable pareja ha disfrutado realmente de una vida de unión. A Kris le encantaría cocinar para Paul.

También solían jugar a los bolos y asistir a los bailes juntos.

Sobre todo, la pareja ha estado de pie uno al lado del otro en las buenas y en las malas.

“Han sido un modelo para la consideración positiva incondicional en una relación”, dijo Susan.

La pareja, de Syracuse, Nueva York, renovó sus votos el 18 de agosto del 2018, y Susan resumió el feliz matrimonio de la pareja en la ceremonia de renovación de votos.

“Tienen un amor incondicional”, dijo. “Se complementan totalmente”.

“Él abrió mi mundo”, dijo Kris a The Buffalo News.

Kris ha estado en el hospital con neumonía, así que celebraron su ceremonia en la capilla del hospital.

Paul también está sufriendo de problemas de salud, y la pareja ha sido separada, ya que Paul necesita cuidados especiales mientras sufre de demencia. Kris, que tiene diabetes tipo 1, puede visitarlo, pero la pareja está luchando con su situación.

“Ella es más vulnerable emocionalmente y él siempre ha sido su roca”, dijo Susan. “Ella planearía lo que harían y sería responsable de los eventos sociales”.

“Tuvimos que decirle que no iba a volver y se le hizo muy difícil”.

Aunque Paul sufre de su condición, explicó Susan: “Reconoce a Kris más que a nadie, pero se nos está escapando”.

La pareja es la prueba de que las personas con discapacidad intelectual pueden llevar una vida muy feliz y estable juntas.

“El matrimonio es una parte universal de la experiencia humana, y la gente tiene un deseo universal de pasarla con alguien a quien aman”, dijo Erin Sobkowski, abogada y oficial de 21 Connect.

“Deberían definir sus propias vidas. Deberíamos hacerles más preguntas sobre lo que quieren”, dijo Susan. “Ellos saben lo que es bueno para ellos”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Trabajadora de hotel es sorprendida con propuesta de matrimonio

TE RECOMENDAMOS