Pareja interracial con bebé soporta los prejuicios: “Nosotros seremos el cambio”

Por Louise Bevan
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 17 de Agosto de 2020

Cuando una mujer afroamericana se casó con su novio de la universidad, un hombre blanco de un pequeño pueblo, mucha gente los criticó. Se casaron y juntos dieron la bienvenida a una hermosa niña, pero aún así, las miradas despectivas y los susurros intolerantes continuaron.

Con el tiempo, la felizmente casada esposa y madre recurrió a las redes sociales para compartir su historia. Pero en lugar de unirse a los agresores, ella eligió enviar un mensaje de amor e integración.

Asharel Chastain se mudaba mucho cuando era niña. Pero cuando entró al tercer grado, su familia se estableció en Glenpool, Oklahoma. Dijo que Glenpool era una ciudad “predominantemente blanca” y que la mayoría de sus nuevos amigos eran blancos.

(Cortesía de Asharel Chastain)

“Mudarme a Glenpool fue difícil y diferente al principio”, escribió Asharelen Love What Matters, “porque siempre había ido a escuelas para negros y siempre había estado rodeada de gente negra. Por supuesto, me adapté y me abrí a mi nueva comunidad”.

Añadió que, con el tiempo, crecer en la nueva comunidad fue fácil porque todos la hicieron “sentirse bienvenida” como si el color de su piel no importara. “Mis padres siempre me enseñaron a amar a todo el mundo, sin importar el color de su piel, y eso fue lo que hice”, dijo.

Brady Chastain creció en un pequeño pueblo con pocos habitantes negros, pero sus padres le enseñaron una lección similar: amar a los demás a pesar del color de su piel.

(Cortesía de Asharel Chastain)

Al compartir su historia de amor, Asharel dijo que ella y su marido estaban estudiando el primer año en la universidad cuando se conocieron.

“Tuvimos varias clases juntos (…) Ambos sabíamos que nos gustábamos, pero por supuesto, jugamos hasta que ya no pudimos más”, recordó.

Brady le propuso matrimonio poco después de que la pareja se graduara de la universidad; Asharel dijo que sí. Se casaron en una hermosa ceremonia al aire libre el 7 de julio de 2018, y 10 meses después de la boda, Asharel quedó embarazada de una niñaa quien llamaron A’vaya.

“Nos hemos adaptado”, dijo. “Una vez fuimos una joven pareja en la universidad ayudándonos con los deberes, hasta ser ahora una pareja casada con nuestra propia casa, autos propios, títulos universitarios, dos perros y ¡nuestro primer hijo!”

(Cortesía de Asharel Chastain)

Sin embargo, Asharel y Brady, quienes se establecieron en Missouri, pronto descubrieron que los prejuicios les habían seguido hasta su feliz vida de matrimonio y su paternidad.

“Como pareja interracial, a veces recibimos miradas tanto de la comunidad blanca como de la negra”, dijo Asharel. “Miradas que se supone que son críticas ya que estamos ‘casados fuera de nuestra raza’.”

Asharel dijo que las “miradas furtivas y odiosas” nunca les molestaron, pero “definitivamente las notaron”.

“Hemos estado juntos durante tanto tiempo y hemos llegado tan lejos en nuestra relación que nos reímos y hablamos de lo ridículo que es que la gente en el 2020 todavía juzgue a una pareja interracial”, añadió.

(Cortesía de Asharel Chastain)

Como pareja universitaria, la pareja se molestaría por las miradas y comentarios, incapaz de entender por qué su amor mutuo no hablaba por sí mismo. Sin embargo, con la edad llega la perspicacia; tanto Asharel como Brady reconocen ahora que los prejuicios más arraigados pueden ser ajenos al amor.

Los Chastain entienden el prejuicio que reciben, pero no lo aprueban.

“Nos amamos tanto que esos solo hace que nuestro amor se fortalezca”, escribió Asharel. “De esta relación interracial, ambos hemos aprendido mucho sobre el origen del otro y hemos crecido juntos como pareja”.

(Cortesía de Asharel Chastain)

Hablando de su pequeño tesoro, Asharel escribió: “A nuestra pequeña niña mestiza, le enseñaremos a amar todo lo relacionado con sus rizos, su piel clara y sus ojos verdes. La educaremos en su cultura de blanco y negro. Le enseñaremos a amar cada pizca de sí misma, sin importar lo que la sociedad diga sobre la gente interracial”.

La bebé A’vaya crecerá como lo hicieron sus padres: amando con un corazón abierto, y sin prejuicios.

“Estamos decididos a enseñar a nuestra hija a amar a todo el mundo, sin importar el color de su piel, su aspecto, etc. Estamos decididos a enseñarle a amar con un corazón abierto. Le enseñaremos a saber que el color de la piel de alguien no define quién es”, añadió.

(Cortesía de Asharel Chastain)

“Ignoraremos la negatividad y continuaremos brillando como una familia”, escribió Asharel. “Defenderemos a las parejas interraciales. Nosotros seremos el cambio en el mundo”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra a continuación

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS