La pérdida de su hijo y su perro los devastó, ahora salvan a otros previniendo incendios

"No piensas que tus hijos puedan morir en el incendio de una casa. Te preocupas por ellos por otras razones, pero no por eso"
Por La Gran Época
18 de Julio de 2019 Actualizado: 19 de Julio de 2019

Perder a un hijo es la peor pesadilla de los padres. Después de experimentar esta tragedia, una pareja se sintió obligada a hacer lo mejor a su alcance para que otros no sufran un destino similar.

Gerry y Bonnie Gibson del condado de Snohomish, Washington, perdieron a su hijo Greg, de 36 años, al incendiarse su casa el 8 de enero de 2016. Greg y su perro estaban durmiendo en el sótano cuando se produjo el fuego debido a fallas eléctricas.

No había alarma de humo en la casa, y Greg nunca se despertó. Él y su perro perecieron en el fuego, comentó Bonnie a La Gran Época y además añadió: “No pienso en él como un hombre. Él era mi hijo, él era mi niño”.

Muchas personas no piensan en las alarmas de humo y las ven como innecesarias o poco convenientes; sin embargo son exactamente lo opuesto.

Tres de cada cinco muertes por incendios ocurren en hogares sin una alarma de humo en funcionamiento, según NFPA.org. La tasa de mortandad por cada 100 incendios domésticos en hogares sin alarma de humo, es el doble que en hogares que sí las tienen.

“Fue totalmente estremecedor para nosotros. Ni siquiera pensamos en preguntarle si tenía detectores de humo… Nunca piensas que tus hijos morirán en el incendio de una casa. Te preocupas por ellos por otras razones, pero no por eso”, dijo Bonnie.

La familia Gibson sintió que tenían que hacer algo para evitar que una tragedia evitable le ocurriera a otra familia, entonces a las hijas de Gibson, Emily Bennett y Colleen Rowe, se les ocurrió una idea y comenzaron Gibby Home Fire Prevention en febrero de 2016.

Gibby Home Fire Prevention es una organización sin fines de lucro que ofrece instalaciones de alarma de humo gratuitas e instrucciones de seguridad contra incendios. La organización se ha asociado con la Cruz Roja para llegar a más personas.

Gerry, Bonnie y los voluntarios van a varias comunidades en el estado de Washington para instalar alarmas de humo gratis.

También educan a las personas sobre qué hacer en caso de un incendio en una casa y cómo formar un plan de escape.

Tener un plan es particularmente importante para los niños, ya que a menudo tienen miedo en caso de incendio y se esconden, lo que dificulta aún más el rescate. En caso de un incendio en una casa, los residentes solo tienen 2 minutos para escapar antes que sus posibilidades de supervivencia comiencen a desplomarse.

“Dos cosas salvan vidas: si las alarmas de humo funcionan y si se practica un plan de escape”, explicó Bonnie.

En primer lugar, si los residentes pueden escapar deberían salir de su hogar lo más rápido posible; si los residentes no pueden escapar, deben dirigirse a una ventana y tratar de llamar la atención. Lo primero que hará un bombero es caminar alrededor del perímetro de la casa, y si ven a alguien atrapado adentro lo notarán, e inmediatamente intentarán rescatarlos. Los Gibson y su organización han instalado más de 2000 alarmas de humo y han salvado vidas.

Logotipo de Gibby Home Fire Prevention. (Cortesía Greg Gibson)

Gerry recordó a una mujer cuyo horno sufrió una falla eléctrica y comenzó a salir humo. Se estaba preparando para el trabajo cuando se activó la alarma.

Ella fue capaz de tener rápidamente en mano su extintor de incendios y apagar el fuego. Si ella no hubiera tenido una alarma de humo, la situación podría haber empeorado.

Los residentes a los que los Gibson puedieron ayudar, están agradecidos por su cuidado y servicio voluntario a cualquier persona. Ellos solo quieren evitar que alguien experimente una tragedia similar a la suya.

“Es gratificante. La idea es salvar una vida. Sabemos lo que es perder a alguien cercano innecesariamente. Si podemos ayudar a alguien más a evitar esto, eso es lo que haremos”, explicó Gerry.

“Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a alguien”

¿Te gustó este artículo?
Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS