Pareja soñaba con adoptar un niño pequeño, pero toda cambia cuando estos hermanos tocan su corazón

Por La Gran Época
22 de Enero de 2019 Actualizado: 24 de Enero de 2019

Para los niños que buscan un hogar, el proceso de adopción a veces puede tomar años. Además los futuros padres tienden a buscar bebés o niños pequeños, entonces la situación de los niños mayores que necesitan una familia, se vuelve aún más angustiante.

Es por eso que cuando cuatro hermanos adolescentes salieron de una situación de abuso y necesitaban un hogar amoroso, que les abra las puertas, las cosas se veían bastante sombrías.

Después de 2 años y medio en el sistema de hogares de crianza, Alicia, de 17 años, Bradley, de 16, Cody, de 15 y Emma, de 11, estaban a punto de perder la única cosa que les quedaba el uno al otro. Para ubicarlos, debían separarlos y enviarlos a diferentes familias y Alicia estaba a punto de dejar el programa por completo.

Eric y Phyllis Watson, una pareja de Olathe, Kansas, no tenían hijos propios, y aunque estaban autorizados a ser padres de crianza, estaban deseosos de adoptar a un niño pequeño.

Al día siguiente, la pareja recibió un mensaje de texto y se enteró de los cuatro hermanos y de su preocupante situación. Estaban un poco indecisos al principio, pero la pareja decidió llevarse a todos a casa.

“Lo que me preocupó fue que los separarían y yo no quería ser parte de eso”, dijo Eric, director juvenil de la Iglesia bautista de la fe. “Dios estuvo en todo el proceso”.

“Pensábamos en un niño adoptivo ¿Quizás dos? No pensábamos en cuatro a la vez”.

Sin embargo, después de la llegada de los cuatro hermanos, una sensación de alegría se convirtió rápidamente en una señal de haber encontrado a los hijos perfectos. El 12 de marzo de 2018, el proceso de adopción se llevó a cabo en la corte.

 

Kathleen Sloan, la jueza de distrito que presidió el proceso, se emocionó al ver a los hermanos, que después de sufrir tanta angustia y miedo lograron hallar unos padres tan maravillosos y cariñosos y no pudo evitar llorar de alegría.

“Esta adopción es algo muy bueno porque todos ustedes entraron aquí contentos y yo puedo hacer que se vayan todavía más contentos”, dijo la jueza Sloan. “Todos ustedes van a tener que confiar en mí, los jueces no logramos esto muy a menudo”.

 

Después de firmar todos los papeles, la familia y la jueza se tomaron fotos juntos.

“No es que lo tenían planeado, pero resultó mucho mejor”, dijo Phyllis. “Los amo como si fueran mis hijos”.

Mira el video a continuación:

Estos hermanos mayores demuestran todas las emociones que vienen con la llegada de un nuevo miembro a la familia ¿Crees que son adorables?

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS