Parlamentaria australiana insta al gobierno a retener a miles de trabajadores sanitarios no vacunados

Por The Epoch Times
30 de Septiembre de 2021 11:41 AM Actualizado: 30 de Septiembre de 2021 11:41 AM

Una parlamentaria australiana del estado de Nueva Gales del Sur (NSW) instó al ministro de Sanidad del estado, Brad Hazzard, a mantener a los miles de trabajadores sanitarios de primera línea que no están vacunados contra el virus del PCCh.

En una carta abierta dirigida a Hazzard, a la ministra de Educación, Sarah Mitchell, y al ministro de Policía y Servicios de Emergencia, David Elliot, el 28 de septiembre, la parlamentaria liberal de Sidney Occidental, Tanya Davies, pidió a los ministros que mantuvieran a los trabajadores sanitarios que no están vacunados trabajando en el sistema de salud pública.

Actualmente, el 30 de septiembre es la fecha límite para que miles de trabajadores sanitarios del estado reciban al menos una dosis de la vacuna COVID-19, según la última política del gobierno de NSW. Después de esa fecha, los que no estén vacunados estarán en licencia no remunerada hasta que presenten pruebas de vacunación o certificados de exención médica.

“Me dirijo a usted en nombre de miles de funcionarios públicos bajo su autoridad, que se enfrentan a un despido inminente como resultado de su estado de no vacunación, tal como se indica en las órdenes de salud pública”, dice la carta.

“Teniendo en cuenta que la población de Nueva Gales del Sur volverá a la normalidad en poco más de dos meses, creo que debe haber una forma mejor de apoyar a estos funcionarios públicos que no sea el despido”.

Nueva Gales del Sur anunció el 27 de septiembre su hoja de ruta para la reapertura, con la promesa de devolver la libertad a todos los residentes, independientemente de su estado de vacunación, cuando la tasa de vacunación alcance el 90%, lo que está previsto para el 1 de diciembre.

“En estos momentos de crisis, necesitamos más trabajadores sanitarios, educadores, policías y servicios de emergencia cualificados en primera línea—no menos. La orden de vacunación forzosa dejará sin trabajo a miles de trabajadores de primera línea formados, cualificados y con experiencia”, dijo Davies en una publicación de Facebook el 28 de septiembre.

“El gobierno ya ha reconocido la escasez de personal clave. Sin embargo, al anunciar la retirada de profesionales de la salud que despedirá a miles de empleados ahora, se ejerce una presión inaceptablemente alta, aunque evitable, sobre los servicios gubernamentales a nuestras comunidades”.

El ministro de Sanidad de Nueva Gales del Sur, Brad Hazzard, habla en una rueda de prensa antes de recibir la vacuna de AstraZeneca en el Hospital St George de Kogarah el 10 de marzo de 2021 en Sidney, Australia. (Brook Mitchell/Getty Images)

Además, instó a los ministros a investigar opciones para que estos trabajadores sigan trabajando, como pruebas rápidas de antígenos, EPIs adicionales, extender el horario de trabajo desde casa.

También sugirió dar a los trabajadores sanitarios funciones que no sean de cara al público, permitiendo el uso de permisos de larga duración anualmente, o incluso permisos anuales sin sueldo.

El 24 por ciento de los 140,000 trabajadores sanitarios de Nueva Gales del Sur han recibido al menos una dosis. Las autoridades sanitarias del estado están reubicando al personal de las zonas regionales del estado para cubrir la escasez de personal.

El ministro de Sanidad, Hazzard, dijo que no eximiría a ningún distrito sanitario u hospital local de las normas de vacunación.

“Si quieren poner en riesgo a sus pacientes y a sus colegas, pues no tendrán una posición”, informó Hazzard en The Sydney Morning Herald.

Actualmente se están estudiando en los tribunales de Nueva Gales del Sur dos impugnaciones legales contra la orden de vacunación: una por parte de la trabajadora de atención a la tercera edad Natasha Henry y otra por parte del trabajador de urgencias John Larter, que ha sido suspendido tras presentar la demanda.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.