Participantes dijeron que la competencia los hizo amar aún más las artes marciales tradicionales chinas

Por Sarah Lu
06 de Septiembre de 2022 2:57 PM Actualizado: 06 de Septiembre de 2022 2:57 PM

En la reciente 2022 7ª Competencia Internacional de Artes Marciales Tradicionales Chinas de NTD, casi todos los concursantes expresaron este entendimiento: los participantes de esta competición “no son enemigos”, sino “amigos” o incluso “miembros de la familia”.

Algunos concursantes dijeron que esto era algo “inestimable” y “precioso” que habían ganado de la competición. Otros dijeron que, al participar en esta competición, se enamoraron más de las artes marciales tradicionales chinas. En particular, muchos coincidieron en que el espíritu de utilizar las artes marciales como una forma de aprender unos de otros, en lugar de ser rivales o enemigos, es exactamente parte de la “gran virtud” de las artes marciales.

Concursante no chino: La amistad que se crea entre los concursantes no tiene precio

En esta competición, había un “monje” calvo con sotana budista, que realizó el “Boxeo del Gran Arhat”. Hizo pensar a la gente que podría ser realmente un monje. Sin embargo, después admitió que solo es un creyente en la filosofía budista, y por eso practica el boxeo de estilo budista. No es un monje en el sentido habitual.

El “monje” era el venezolano Daniel Hernandez, que emigró a Estados Unidos en 2021. Hernandez comenzó a aprender artes marciales a los 6 años y lleva 22 años practicando. Cuando se enteró de esta competición a través de internet, se sintió conmovido por su misión y concepto de “revivir la verdadera cultura china tradicional, de inspiración divina (a través de las artes marciales)”.

Epoch Times Photo
Daniel Hernandez, realiza la rutina de Boxeo del Gran Arhat en su grupo de artes marciales (masculino) durante la segunda ronda de la 2022 (7ª) 7ª Competencia Internacional de Artes Marciales Tradicionales Chinas de NTD el 27 de agosto de 2022. (Dai Bing/Epoch Times)

“Deshacerse de los elementos de las artes marciales modernas (mantener lo tradicional), eso es mucho más importante”, dijo Hernandez. De hecho, acababa de terminar su participación en una competición de agosto en Florida en la que fue derrotado por un hombre que luchó con el mismo estilo que él pero que añadió algunos elementos de artes marciales modernas (MMA). Ese hombre no ha venido aquí a competir esta vez. Porque lo que se exige aquí son puras “artes marciales chinas tradicionales”, nada más”, dijo.

Las artes marciales tradicionales chinas son más que un simple movimiento

“Una vez que tus pensamientos alcanzan un cierto nivel, te ayudarán a mejorar tu espíritu, y harán que tus movimientos e incluso tu vida sean mejores”. Dijo que su mentor le dijo que el Kung Fu (artes marciales chinas) implica la unión del “cuerpo, la mente y el espíritu” de las personas. “Cuando estos tres se combinan de la manera correcta y luego se realizan como movimiento, se puede apreciar realmente la diferencia entre uno mismo y los que practican solo el movimiento físico”.

Después de entrenar día tras día y de años de práctica continua, Hernandez dijo que es capaz de entrar en un estado de “meditación” natural. En ese momento, ya no necesita pensar en el movimiento, la energía impulsa a su cuerpo a moverse naturalmente por sí mismo. “Esto es verdadero arte”, añadió.

A nivel espiritual, Hernandez aprendió de las artes marciales tradicionales chinas cualidades como el autocontrol, la persistencia, no rendirse fácilmente y dar lo mejor de sí mismo sin preocuparse por los resultados. Estas cualidades le han llevado a obtener una doble titulación en filosofía y psicología, además de logros en las artes marciales.

Hernandez dijo que lo que más le ha gustado es el ambiente familiar que se respira entre los concursantes de esta competición, lo que hace que se mantenga el contacto y se produzcan más intercambios amistosos con los concursantes incluso después de terminar el evento.

“La amistad entre los participantes es muy importante. Aunque estemos compitiendo, esperamos que el otro lo haga bien y gane. Y también podemos esperar lo mismo del otro”. “Esto es lo que la competición puede ofrecer como ‘verdadera energía inherente’, que es la ganancia más valiosa para mí”, dijo.

Concursante chino: Esto me hace amar aún más el kung fu tradicional chino

Ye Zhiming, concursante chino-estadounidense y primerizo en el evento, participó en la segunda ronda del “Wuxing Quan (boxeo de 5 estilos, facción Cai Lifo)” del grupo de boxeo de estilo sureño. Dijo que se enamoró de la competición casi inmediatamente.

“En primer lugar, lo más destacado es que este concurso no da puntuación a los concursantes. Eso me gusta mucho. También estoy agradecido por esta competición porque los jueces solo se centran en las habilidades de las artes marciales tradicionales, nada en las artes marciales modernas, algo que nunca había encontrado antes”, dijo Ye.

Lo segundo que le gusta es conocer a concursantes de todo el mundo que participaron en la competición y compartieron sus propias opiniones sobre las artes marciales y la comprensión de la cultura china. “Es algo realmente hermoso”, dijo.

“Los concursantes de esta competición son como si fueran de la misma familia. Realmente aprendemos los unos de los otros a través de intercambios amistosos y trabajando juntos. Después de tantas rondas de competición, nos entendemos más y mi amor por las artes marciales tradicionales chinas [ha crecido]”. “Esto es exactamente lo que el organizador enfatizó desde el principio, que están promoviendo más en el ‘Wu De’ (la virtud incorporada dentro de las artes marciales)”, dijo Ye. Al mismo tiempo, se dio cuenta de que el “Wu De” también podía desempeñar un papel positivo en todos los aspectos de su vida, incluidos sus estudios universitarios y su trabajo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.