Partidarios de Trump están preocupados por la libertad, el impacto del cierre y los disturbios

Por Charlotte Cuthbertson
25 de Junio de 2020
Actualizado: 25 de Junio de 2020

TULSA, Okla.—Andrea Garrett estuvo entre los cientos de partidarios de Trump que comenzaron a reunirse días antes del acto de campaña del presidente Donald Trump en Tulsa, Oklahoma, el 20 de junio.

Garrett, una enfermera jubilada, ya había pasado una noche durmiendo en la acera y se preparaba para otra. Vino sola para conseguir un sitio en la fila para ella y su marido, que planeaba unirse a ella al día siguiente después del trabajo.

“Me siento muy bendecida de haber podido hacer esto. Los dos somos partidarios incondicionales de Trump, y poder decir que lo vi en persona en su primer mitin, me llena de orgullo”, dijo el 19 de junio. “Aprecio el hecho de que él realmente ama a Estados Unidos, y él realmente ama al pueblo estadounidense, y quiere lo mejor para nosotros”.

Trump relanzó su campaña de reelección con un mitin característico en Tulsa después de un paréntesis de casi cuatro meses debido a los cierres por COVID-19.

Garrett, que es de Arkansas, dijo que ha estado luchando con cómo el cierre ha infringido sus derechos constitucionales.

“No creo que las cifras que informan sobre COVID sean exactas”, dijo.

Estados como Colorado ajustaron sus cifras de mortalidad en casi una cuarta parte después de decidir incluir solo las muertes de pacientes que murieron principalmente por la enfermedad. Otros estados siguen las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que dicen que la cifra debe incluir a los pacientes que tenían COVID-19 en el momento de la muerte, aunque la causa de la muerte podría no haber sido COVID-19.

“No sé si alguna vez seremos los mismos—nuestro país. Realmente no lo sé”, dijo Garrett. “Y estoy muy triste porque he vivido totalmente en libertad toda mi vida. Y es muy apreciada para mí”.

Andrea Garrett espera en la fila para asistir a un mitin de campaña para el presidente Donald Trump, en el BOK Center de Tulsa, Okla., el 19 de junio de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El mitin de Tulsa también se produjo en medio de semanas de agitación, ya que las protestas y los disturbios dominaron ciudades como Minneapolis, Atlanta, Nueva York, Washington y Seattle.

“La desquiciada horda de izquierdistas está tratando de vandalizar nuestra historia, profanando nuestros monumentos, nuestros bellos monumentos, derribando nuestras estatuas y castigando, cancelando y persiguiendo a cualquiera que no se ajuste a sus demandas de control absoluto y total”, dijo Trump durante el mitin. “No nos conformamos. Por eso estamos aquí, en realidad”.

“Esta cruel campaña de censura y exclusión viola todo lo que apreciamos como estadounidenses. Quieren demoler nuestra herencia para poder imponer su nuevo régimen opresivo en su lugar”.

Garrett dijo que no cree que Trump esté perdiendo votantes, pero la oposición está dificultando su reelección. “Le están lanzando más y más. Tiene mucho que atravesar para ser reelegido”, dijo.

Primera vez como votante

Seth y Fatima viajaron desde la ciudad de Oklahoma para asistir al mitin. Originaria de Kenia, Fatima se convirtió en ciudadana estadounidense en febrero. La pareja lleva seis años casada después de conocerse en Kenia, donde Seth asistió a la universidad.

“Será la primera vez que vote y votaré por Trump”, dijo Fatima. “Siempre he admirado sus políticas. Siempre he admirado su trabajo duro y su mentalidad de empresario”.

Ella dijo que ha leído los libros de Trump y admira su liderazgo. También ha perdido amigos por su apoyo al presidente y sus opiniones conservadoras.

“Mucho racismo hacia mí no viene de la gente blanca. Viene de mis amigos que no creen en mis ideas. Viene de mi propia raza”, dijo Fatima. “Pensaba que vivimos en un mundo libre donde puedes pensar lo que quieras, pero no es así. Solo porque tengo un marido que es conservador, piensan que él es racista. Creen que me está lavando el cerebro”.

“Sabe, él [Seth] es la persona más asombrosa que he conocido, así que eso no es cierto. Me conozco mejor de lo que ellos me conocen, así que voy a seguir adelante y hacer lo que pienso y creo que es correcto”.

Fatima apoya las protestas pacíficas y el derecho a ser escuchados, pero dijo que el vandalismo y los disturbios han ido demasiado lejos.

“Eso es solo lleva a Estados Unidos un paso atrás”.

Fatima y Seth esperan en la fila antes del mitín de campaña para el presidente Donald Trump, en el BOK Center de Tulsa, Okla., el 20 de junio de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

“Tiempos sin precedentes”

La farmacéutica Jessica Easterwood, de 35 años, contrató una niñera y viajó con su madre y hermanas para asistir al mitin. El grupo durmió esa noche sobre frazadas en la acera.

“Vinimos solo para ser parte de la experiencia. No importa quién sea el presidente, solo quiero apoyar la oficina del presidente”, dijo Easterwood.

“Pero Trump es alguien a quien apoyo firmemente porque siento que realmente pone a los estadounidenses en primer lugar. Y estamos viviendo en tiempos sin precedentes en este momento”.

Easterwood dijo que la vida en Estados Unidos es actualmente “un poco inquietante” con protestas y disturbios además de los cierres.

“Rezo para que las cosas se calmen, pero tengo la sensación de que si siguen presionando y presionando y los medios de comunicación siguen hablando de estas cosas, puede empeorar antes de mejorar”, dijo.

Ella cree que la “mayoría silenciosa” de los votantes de Trump ha crecido y se ha fortalecido desde las elecciones de 2016. Más de 10 millones de personas vieron el mitin en línea, según Gary Coby, director digital de la campaña. El total no incluye a los televidentes.

“Creo que nos presentaremos en noviembre y demostraremos que esto es lo que queremos—que Trump sea reelegido. Porque no nos van a decir qué hacer, y no vamos a creer todo lo que digan los medios de comunicación”, dijo Easterwood.

Dijo que apoya plenamente el programa de Trump y que lo ve trabajando en todos los temas que dijo que abordaría.

“Siento que nos ha revitalizado como estadounidenses el ver a alguien que uno conoce, que realmente dice lo que piensa”, dijo. “Creo que es una buena persona. Creo que es cristiano. Y siento que realmente tiene a Estados Unidos primero en su corazón”.

Las hermanas Jessica Easterwood (Izq.) y Julia Voth esperan en la fila para asistir a un mitin de campaña del presidente, Donald Trump, en el Centro BOK en Tulsa, Okla., el 20 de junio de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Las divisiones se están amplificando

Los hermanos de Tulsa, Cody y Terra Stansell se unieron a la fila temprano el 20 de junio.

Cody, propietario de una pequeña empresa, dijo que su negocio estaba floreciendo bajo la administración de Trump hasta que el virus llegó. Construye aparcamientos en las calles de las pequeñas ciudades. “Estuvo completamente horrible en la anterior administración [de Obama]. No puedo mentir. Fue bastante decente antes de eso, con [George W.] Bush”, dijo.

Cody predice que los próximos cinco meses antes de las elecciones van a ser turbulentos para el país.

“Los demócratas se van a poner cada vez más desagradables”, dijo.

Cree que las divisiones existen en Estados Unidos, pero que se están intensificando.

“La gente que lo está alimentando es la que está pagando por el odio y el descontento”, dijo. “Quieren deshacerse de Trump. Quieren que el Partido Republicano caiga. Quieren el socialismo. Quieren una agenda apremiante. Quieren gratis, gratis, gratis. Nada es gratis. Tienes que trabajar por ello”.

Los hermanos, Terra (Izq.) y Cody Stansell esperan en la fila para asistir a un mitin de campaña del presidente Donald Trump en el Centro BOK en Tulsa, Okla., el 20 de junio de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

“Estamos listos para seguir adelante”

El 19 de junio, Stacy Lopez y su marido se unieron a un grupo de personas que viajaron al mitin desde Texas. La pareja venía en coche desde Lubbock, mientras que otros del grupo eran de San Antonio, Dallas y Broken Arrow.

Lopez dijo que vino a expresar su apoyo y aprecio por todo lo que Trump está haciendo.

“Los últimos cuatro meses han sido un infierno, puro infierno para todos”, dijo. “Pero realmente creo con todo mi corazón que Trump tiene nuestros mejores intereses en el corazón. Realmente siento que se preocupa por todas las vidas. Y por más odio y división que crean que hay, realmente no la hay. No está tan dividido como los medios de comunicación lo dejan ver”.

Stacy Lopez espera en la fila para un mitin de campaña para el presidente, Donald Trump, en el BOK Center de Tulsa, Okla., el 19 de junio de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Lopez confía en que Trump revivirá la economía de nuevo y ganará en noviembre. Y está lista para olvidar las restricciones por el COVID-19.

“Fuimos y nos escondimos durante tres meses. Cerramos el mundo. Y estamos listos para seguir adelante, y si lo logramos, que así sea”, dijo. “Respetamos a las familias y detestamos que la gente muera por ello, pero al mismo tiempo, no se puede esconder en su casa”.

Dijo que la mayor amenaza para Estados Unidos en este momento es no saber qué creer.

“Como estadounidenses, solo queremos cuidar de nuestra familia”.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

“Guerra sin restricciones” del régimen chino contra occidente

TE RECOMENDAMOS