Pasajeros en cuarentena en crucero frente a la costa de Japón solicitan ayuda de Trump

Por Jack Phillips
10 de Febrero de 2020
Actualizado: 10 de Febrero de 2020

Dos pasajeros americanos que están retenidos en un crucero en cuarentena frente a la costa de Japón, que ha sufrido más de 100 casos del nuevo coronavirus pidieron ayuda a la Casa Blanca.

La estadounidense Milena Basso y su esposo Gaetano Cerullo, dijeron que están atrapados en el crucero Diamond Princess frente a la costa de Japón, cerca de Yokohama. El lunes, los funcionarios de salud japoneses confirmaron que 135 personas han enfermado con el virus. De los nuevos casos, 11 son ciudadanos estadounidenses.

Junto con otros 3700 pasajeros y miembros de la tripulación, Cerullo y Basso tienen que permanecer en el barco durante unas dos semanas en aislamiento médico. En una entrevista la semana pasada, los dos afirmaron que están retenidos en el barco desde el pasado martes 4 de febrero.

La pareja contó a Fox News que están físicamente “bastante bien”, pero mentalmente “no tan bien”.

“Estamos un poco preocupados porque todavía tenemos dos semanas aquí asumiendo que esto funcione a nuestro favor y todavía tenemos que llegar a suelo estadounidense”, comentó Cerullo en la emisión. “Y, si Donald Trump pudiera ayudarnos de alguna manera…”.

Al explicarlo, la pareja señaló que tienen dificultades para conseguir comida y agua en la nave médicamente aislada.

Una ambulancia ante el crucero Diamond Princess en cuarentena, en la Terminal de Cruceros del Muelle Daikoku en Yokohama el 7 de febrero de 2020,(KAZUHIRO NOGI/AFP a través de Getty Images)

“No sé cuánta gente ha estado en un crucero, pero se puede comer mucha comida, muy rápido. Una vez que la cuarentena ocurrió, lo que podíamos comer básicamente se fue cuesta abajo”, explicó Cerullo. “El primer día cuando pedimos dos botellas de agua nos llevó cuatro horas y al día siguiente conseguimos dos vasos”, añadió.

Princess Cruises, el operador del barco, no respondió a la petición de comentarios sobre las reclamaciones de la pareja. Carnival Corp., propietaria de Princess Cruises, tampoco respondió a los comentarios.

La pareja también mencionó que los funcionarios comenzaron a examinar a los pasajeros el lunes con un termómetro de oído sin punta desechable. Mientras tanto, alegaron que el operador de cruceros no ha proporcionado información a tiempo, añadiendo que recibían información de los medios de comunicación antes que de ellos.

“Así que, básicamente, sé lo que está pasando antes de que nos lo digan por nuestros padres en casa (…) y nos ponen al día, pero siempre con mucho retraso”, aseguró Cerullo. “Fueron impreciso puede que hasta hoy” y no fueron tan “minucioso como deberían ser”, afirmó Basso. “Así que, estábamos un poco preocupados por eso”.

Princess Cruises, en un comunicado del lunes, anunció que los huéspedes recibirán un reembolso completo por el viaje, el viaje aéreo, el alojamiento en hotel, el transporte terrestre y otros servicios.

“Nuestros huéspedes y la tripulación a bordo del Diamond Princess son el centro de toda nuestra organización mundial en este momento y todos nuestros corazones están con cada uno de ellos”, manifestó Jan Swartz, presidente de Princess Cruises. “En esta situación sin precedentes, las autoridades del Ministerio de Salud japonés están trabajando con nosotros en colaboración en mejoras adicionales, aprobando nuevos procedimientos a medida que adaptamos nuestro proceso a los desafíos de esta situación singular”.

*****

A continuación:

“Los practicantes de Falun Gong están siendo asesinados por sus órganos en China”

TE RECOMENDAMOS