Pastor alemán sobrevive a las heridas tras defender a una familia de un ataque de oso negro en Alaska

Por JENNI JULANDER
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 16 de Noviembre de 2020

No es raro encontrar un oso negro en una excursión, pero cruzarse con un oso que ataque a un grupo de personas sí es algo inusual.

Cuando Weatherly Bates y su familia salieron a caminar por el sendero del Glaciar Moraine en el parque estatal de la Bahía de Kachemak en Alaska, notaron que un oso negro los estaba acechando a lo largo del camino.

El oso estaba a pocos metros del hijo de 12 años de Bates, Rockwell.

“Nos reunimos todos en un grupo”, dijo Bates, reportó KBBI.

A pesar de sus intentos de ahuyentar al oso gritando y hablando, el animal avanzó hacia el grupo.

“Simplemente no se detuvo”, relató, “y vino directo hacia nosotros, incluso más rápido”.

(Cortesía de Weatherly Bates)

Esta aterradora situación pudo resultar en un desastre, pero Bates dice que su fiel perrita pastor alemán, Sally, no dudó en defender a la familia.

“Probablemente se acercó a un metro y medio”, dijo Bates. “[Sally] fue y se ubicó entre el oso y nuestro hijo, porque el oso obviamente iba a lanzarse sobre nuestro hijo.

“Y se quedó ahí parada. Ninguno de nuestros perros le ladró al oso, sucedió tan rápido, pero ella se puso entre el oso y nuestro hijo y el oso la atacó”.

En solo un momento, la cabeza de la pastor alemán de 7 años quedó atrapada en la mandíbula del oso.

“Comenzó a morderla y ella empezó a aullar”, dijo Bates, agregando que en el pasado habían sido cautelosos con los osos en el camino, así que su esposo, Greg, había traído un arma en su mochila.

Oso negro. Imagen ilustrativa. (Pixabay)

“Mi esposo pudo sacarla de mi bolsa y corrió y comenzó en golpear al oso, tratando de que liberara a nuestro perro”. Y, finalmente hizo un tiro limpio. Le dije: ‘Por favor, tienes que hacerlo, tenemos que matar a este oso. Va a matar a nuestro perro'”.

Después que el oso liberó al perro, Greg Bates derribó al oso. Luego, la familia llevó a Sally a un veterinario en Homero.

El pastor alemán de 80 libras (aprox. 36 kilos) sufrió múltiples heridas, pero el veterinario aseguró a la familia que Sally era fuerte. Ahora se está recuperando bien, según Bates.

Sally con sus heridas. (Cortesía de Weatherly Bates)

“Nos conmueve que haya hecho eso por nosotros, porque no dudo que si no se hubiera puesto entre nosotros y en realidad el oso pudo haber herido a uno de mis hijos o a uno de nosotros”, dijo.

Expertos suponen que el hambre hizo que el oso los atacara. De hecho, cuando Bates regresó al día siguiente para retirar el cadáver del oso y recuperar la carne que podía, descubrió que no había nada en el estómago del oso excepto parásitos.

Durante una temporada con una inusualmente baja en la producción de bayas y el regreso del salmón, se aconseja a las familias que tengan la debida precaución.

Pero Bates dice que a sus hijos les preocupa que el incidente lleve a la gente a percibir a todos los osos como malos.

“Como dijo nuestro hijo, [los osos] no pueden ir al supermercado por un pollo, comprar un pollo para la cena”, dijo. “Así que tenemos que respetarlos porque tienen mucha hambre y han tenido un año difícil”.

Weatherly y su hija Vera, de 10 años, con Sally en Alaska. (Cortesía de Weatherly Bates)

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

¿Sabía?

Cada año miles de personas se reúnen en Taiwán para inspirar a los perseguidos en China continental

TE RECOMENDAMOS