Patrulla Fronteriza arresta a 11 traficantes y 27 inmigrantes ilegales junto a frontera de Texas

Por Janita Kan - La Gran Época
08 de Noviembre de 2019 Actualizado: 08 de Noviembre de 2019

La Patrulla Fronteriza y de Aduanas de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) dijo que el fin de semana pasado frustró múltiples intentos de contrabando de personas cerca de la frontera de Texas, lo que resultó en el arresto de 11 contrabandistas y 27 inmigrantes ilegales.

Agentes de la CBP que fueron asignados en el sector “Del Río” interrumpieron siete intentos diferentes de contrabando, arrestando a inmigrantes ilegales de Ecuador, Guatemala, México y Honduras, de acuerdo a un comunicado del miércoles.

En uno de los incidentes ocurrido el 2 de noviembre, agentes de la Estación de Carrizo Springs, que estaban llevando a cabo un registro en un puesto de control de inmigración en la Carretera 277, encontraron un Chevrolet Impala 2010 conducido por un hombre de 24 años que era residente permanente legal. Él y su pasajero, un hombre de 19 años, son ciudadanos de la República Dominicana.

Durante la inspección, los agentes descubrieron a una madre salvadoreña y a su hija de 9 años escondidas en un compartimento entre el asiento trasero y el maletero del auto. Posteriormente, los dos hombres fueron arrestados y acusados de hacer declaraciones fraudulentas.

En un incidente similar al día siguiente, los agentes encontraron una caravana Dodge Caravan 2019 conducida por dos ciudadanos estadounidenses que transportaban a cuatro inmigrantes ilegales: dos guatemaltecos, un mexicano y un hondureño, cerca de Brackettville, Texas. Los dos estadounidenses —una mujer de 39 años y un hombre de 34— fueron arrestados posteriormente por intentar traficar con inmigrantes. Durante un registro del auto, los agentes también descubrieron metanfetamina y una pipa.

Las personas detenidas se enfrentan a un máximo de 10 años de prisión si son condenadas por contrabando de inmigrantes en el país.

“Los contrabandistas de personas demuestran una completa indiferencia por el bienestar de aquellos a los que trafican en su egoísta búsqueda de ganancias”, dijo en el comunicado el agente Raúl Ortiz, jefe de la patrulla del sector Del Río.

“Nuestros agentes, a través de una comunicación superior y un trabajo en equipo, fueron capaces de impedir que estos contrabandistas e inmigrantes ilegales se adentraran en los Estados Unidos”, agregó.

Protocolos de Protección del Migrante (MPP)

La CBP ha advertido repetidamente sobre los esfuerzos orquestados de los contrabandistas de seres humanos para traer a individuos a los Estados Unidos. El departamento fue testigo de un número sin precedentes de inmigrantes ilegales que entraron al país para solicitar asilo durante el año pasado, lo que llevó a la administración Trump a aumentar los esfuerzos para abordar el inminente problema.

Una de las principales prioridades de la administración es poner fin a las lagunas de la actual política de “captura y liberación”, en la que los migrantes son liberados en el interior del país mientras esperan una audiencia en los tribunales, a menudo sin ser vistos de nuevo.

La administración implementó a principios de año los Protocolos de Protección del Migrante (MPP), más comúnmente conocidos como la política de “permanecer en México”, como un intento de frenar el flujo de inmigración ilegal y prevenir casos fraudulentos o no meritorios. La política envía a los migrantes de regreso a México mientras esperan que un tribunal procese sus reclamos.

A finales del mes pasado, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) publicó un informe que evalúa la efectividad del MPP (pdf), el cual encontró que la política había demostrado efectividad operativa al reducir el número de arrestos de inmigrantes ilegales y al restaurar la integridad del sistema de inmigración.

El DHS dijo que pudieron ver una conexión entre el MPP y la disminución del número de detenciones en la frontera sur. Desde mayo, cuando el número de detenciones alcanzó su máximo de 144.000, el número de detenidos o de personas consideradas inadmisibles en los puertos de entrada disminuyó en un 64% hasta septiembre.

Esto también fue alrededor de la época en que Estados Unidos y México alcanzaron un acuerdo que resultó en una expansión de la implementación del MPP.

“Aunque el MPP es una de las muchas herramientas que el DHS ha empleado en respuesta a la crisis fronteriza, el DHS ha observado una conexión entre la implementación del MPP y la disminución de las acciones de aplicación en la frontera, incluyendo una rápida y sustancial disminución de las detenciones en aquellas áreas donde los extranjeros más susceptibles han sido procesados y devueltos a México de conformidad con el MPP”, declaró el departamento.

El departamento también encontró que una “proporción significativa” de migrantes sin solicitudes meritorias que fueron devueltos a México habían optado por abandonar su solicitud de asilo, según el informe.

Más de 55.000 inmigrantes han sido enviados a México bajo el MPP, pero actualmente solo hay alrededor de 20.000 personas refugiadas en el norte de México, cerca de la frontera, esperando para entrar a Estados Unidos, dijo el DHS citando números de la CBP.

Esto ha llevado al departamento a la conclusión de que “[aquellos que son] inmigrantes sin pretensiones meritorias —lo cual ya no implica más [tener] un billete gratuito para entrar en Estados Unidos— están empezando a regresar voluntariamente a su país”.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan

Descubre

Entrevista exclusiva: agentes de la frontera dicen que “niños están siendo alquilados” para cruzar

TE RECOMENDAMOS