Patrulla Fronteriza busca contratistas para la construcción de barreras fronterizas e infraestructura

Por Samantha Flom
22 de Diciembre de 2022 8:06 PM Actualizado: 22 de Diciembre de 2022 8:06 PM

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de EE. UU. está aceptando ofertas de hasta USD 400 millones por tarea para la construcción de barreras y otra infraestructura a lo largo de la frontera entre EE. UU. y México.

De acuerdo con el aviso de licitación publicado el 20 de diciembre, los contratos de cinco años de “Entrega indefinida, Cantidad indefinida” (IDIQ) implican el diseño y la construcción de “barreras fronterizas, elementos antiescalada, zonas de control, carreteras, puertas, puentes, control de drenaje, guardas de ganado, iluminación, sistemas de detección, cámaras, torres y fibra de comunicación”.

Los costos de construcción para cada contrato oscilan entre USD 50 millones y USD 400 millones.

Las ofertas por los contratos deben presentarse antes del 10 de enero.

Atención a las brechas

La publicación de la licitación se produce inmediatamente después del anuncio del 13 de diciembre de la administración Biden de que comenzará a trabajar para cerrar las brechas a lo largo del muro fronterizo.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, esas brechas incluyen siete en el sector de Yuma, Arizona, de la Patrulla Fronteriza y una en el sector de El Paso, Texas, una zona que incluye el oeste de Texas y Nuevo México.

Además, se realizarán nuevos trabajos en el sector de San Diego, que cubre el oeste de Arizona y parte del este de California, y el sector de El Paso.

En 2020, el entonces candidato presidencial Joe Biden prometió que, bajo su administración, “no se construiría ni un pie más” de muro fronterizo.

Sin embargo, esa política parece haber cambiado, ya que el número de cruces fronterizos ilegales continúa alcanzando niveles récord.

Según los datos de CBP publicados en octubre, la Patrulla Fronteriza de EE. UU. se encontró con 2,378,944 millones de inmigrantes ilegales en la frontera durante el año fiscal 2022, la cantidad más alta jamás registrada en un solo año.

Curiosamente, el número total de detenciones del año fiscal 2022 que se muestra en el sitio web de CBP—actualizado por última vez el 14 de noviembre—refleja un recuento inferior de 2,214,652.

The Epoch Times se puso en contacto con CBP para aclarar esta discrepancia.

Al parecer, el año también registró un número récord de muertes en cruces fronterizos, aunque la administración aún no ha publicado oficialmente los datos de ninguno de los dos primeros años de Biden en el cargo.

Título 42 en el limbo

Las preocupaciones sobre la inmigración ilegal han aumentado en los últimos meses con el destino del Título 42—una política que ha permitido la expulsión rápida de ciertos solicitantes de asilo en la frontera—pendiendo de un hilo.

Invocado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en marzo de 2020, el Título 42 es una orden de emergencia de salud pública que fue diseñada para prevenir la introducción de enfermedades contagiosas en Estados Unidos.

Si bien la política se ha empleado en la frontera bajo las administraciones Trump y Biden, este último anunció su intención de poner fin a la política en abril, lo que generó múltiples desafíos legales por parte de quienes desean mantener la política en vigor.

En noviembre, el juez federal de distrito Emmet Sullivan dictaminó que la política era “arbitraria y caprichosa” y le dio al gobierno hasta el 21 de diciembre para poner fin a su uso. Sin embargo, a inicios de esta semana, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, concedió una suspensión a esa orden mientras la corte considera una solicitud de 19 estados liderados por republicanos para revertirla.

La administración Biden, en respuesta a la petición de esos estados el martes, reiteró su deseo de poner fin al Título 42, sosteniendo que ya no era necesario como medida de salud pública, pero solicitó que la expiración de la política se retrasara hasta después de Navidad con fines operativos.

Entre los que desearían que el Título 42 continuara en vigor está el alcalde demócrata de El Paso, Oscar Leeser, quien dijo el lunes que aproximadamente 20,000 inmigrantes ilegales estaban esperando que terminara la política para poder cruzar la frontera e ingresar a la ciudad.

“Hemos estado hablando con algunos de los colaboradores en México, y también con la Patrulla Fronteriza, y esas son las cifras que nos han transmitido”, dijo Leeser. “Los refugios en [Ciudad] Juárez están completamente llenos hoy, y creen que hay unas 20,000 personas listas para entrar en El Paso”.

La administración Biden, aunque mantiene que la frontera está “bajo control”, también ha reconocido que es probable que se produzca una oleada de inmigrantes ilegales posterior al Título 42 si se pone fin a la política.

Sin embargo, el secretario de Seguridad Nacional, Mayorkas, dijo el 13 de diciembre que la administración se está preparando para manejar esa afluencia, pero agregó que sería necesaria una acción del Congreso para crear una solución a largo plazo.

“La Administración Biden-Harris se compromete a buscar todas las vías dentro de nuestra autoridad para asegurar nuestras fronteras, hacer cumplir nuestras leyes y permanecer fieles a nuestros valores a medida que construimos procesos seguros, ordenados y humanos”, dijo Mayorkas en un comunicado. “Proporcionaremos actualizaciones adicionales a medida que continúe el trabajo. Una solución real solo puede provenir de una legislación que traiga una reforma desde hace mucho tiempo esperada y muy necesaria a un sistema fundamentalmente fracturado”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.