PCCh asedia el capitalismo de libre mercado de EE. UU., dice ejecutivo de Hollywood

Por JAN JEKIELEK Y FRANK FANG
02 de Julio de 2021
Actualizado: 02 de Julio de 2021

La enorme influencia de China sobre Hollywood y otras industrias estadounidenses son una seria amenaza para Estados Unidos, advirtió un ejecutivo de Hollywood y productor de cine de gran trayectoria.

“Tenemos que averiguar cómo hacer que el capitalismo proceda después de los deberes patrióticos. La capacidad de crear una base sólida de una nación que permita que el capitalismo de libre mercado prospere”, dijo Chris Fenton, en una reciente entrevista en el programa American Thought Leaders de Epoch TV. Fenton es autor de “Feeding the Dragon: Inside the Trillion Dollar Dilemma Facing Hollywood, the NBA, and American Business” (Alimentando al Dragón: El dilema del billón de dólares al que se enfrentan Hollywood, la NBA y las empresas estadounidenses),

“Si seguimos dejando que se deteriore, nuestra forma de capitalismo se va a parecer más a la forma de capitalismo del Partido Comunista Chino”, dijo a continuación.

El enorme mercado de China fue muy atractivo para los estudios de Hollywood, quienes obtuvieron entre el 60 y el 90 por ciento de su taquilla en China antes de 2019, según Fenton. La cifra se redujo a alrededor del 32 por ciento en 2019 antes de caer a alrededor del 16 por ciento el año pasado, en medio de la pandemia mundial.

Incluso en los últimos años a la baja, China todavía contribuyó significativamente a las ganancias de los estudios de cine de Estados Unidos. Por ejemplo, la película de 2019 de Marvel Studio, “Avengers: Endgame”, recaudó unos 629 millones de dólares en China, en comparación con su taquilla nacional de 853 millones de dólares. Marvel Studio es propiedad de Walt Disney.

La influencia del PCCh sobre las corporaciones e industrias estadounidenses se ejemplifica mejor con las acciones de represalia del régimen comunista contra la NBA, según Fenton.

A fines de 2019, el entonces director general de los Houston Rockets, Daryl Morey, recurrió a Twitter para expresar su apoyo a los manifestantes prodemocráticos de Hong Kong. Su acción enfureció al régimen chino, y las emisoras estatales de China dejaron de emitir los partidos de la NBA, las empresas chinas interrumpieron los vínculos con la liga y los productos de la NBA y de los Rockets fueron retirados de las vitrinas de las tiendas. Las pérdidas económicas fueron enormes para la NBA.

“Esto demuestra la cantidad de influencia y la cantidad de dependencia que nuestras industrias y nuestras empresas tienen de los ingresos de China, de los beneficios de China, y de la historia de crecimiento de China que ellos tienen que contar a sus accionistas y a sus inversores”, indicó Fenton.

El régimen chino también es conocido por castigar a sus críticos. Recientemente, censuró a la película Nomadland, que ganó el premio a la mejor película en la 93ª edición de los Premios de la Academia, porque su directora, Chloé Zhao, ganadora del Oscar, criticó al régimen comunista en una entrevista en 2013.

Ese año, Zhao declaró a la revista Filmmaker, con sede en Nueva York, que su país natal, China, era “un lugar donde había mentiras por todas partes” mientras ella crecía. Ahora vive en Ojai, California.

Como resultado, existe la preocupación de que otra película dirigida por Zhao, “Eternals” de Marvel, no pueda estrenarse en China, según Fenton.

“Si esto se traduce en una represalia que afecta a Disney a ese nivel, la que acabará afectando a la propiedad intelectual de Marvel en general y afectará a su parque temático, uno se da cuenta de las ramificaciones que surgen al hablar de algo que es crítico con el Partido Comunista Chino”, explicó Fenton.

El año pasado, el régimen chino también tomó contramedidas después de enfrentarse a las críticas internacionales por una adaptación de imágenes reales de Disney, sobre “Mulan”.

Hubieron llamados a boicotear Mulan después de que la película aprovechara los créditos finales para dar las gracias a varias agencias gubernamentales chinas, incluida una oficina de policía, en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China. La oficina de policía fue incluida en la lista negra de comercio del Departamento de Comercio de Estados Unidos en 2019 por su participación en la represión del régimen en Xinjiang, donde más de un millón de uigures y otras minorías musulmanas están detenidos en campos de reclusión.

“El Partido Comunista Chino esencialmente frenó la recaudación en taquilla de esa película, detuvo la promoción y la comercialización de la película en China e incluso le quitó a Disney los derechos de expansión del parque temático de Hong Kong”, dijo Fenton.

Para defenderse de la influencia china, Fenton dijo que Estados Unidos necesita redescubrir sus raíces, las que garantizan la economía de libre mercado estadounidense.

“El capitalismo de libre mercado que hemos llegado a amar y apreciar no puede prosperar sin una nación fuerte. La nación tiene que ser más fuerte que lo que hace el dinero. Tiene que estar construida sobre principios, valores y derechos que apreciamos mucho. Cosas que nos apasionan, por las que iríamos a la guerra, y por las que hemos ido a la guerra”, explicó.

“Lo que quiero es que el país en el que están creciendo mis hijos sea la nación que yo creía que era cuando crecía y que creo que puede ser para mis hijos. Pero ahora mismo, estamos permitiendo que el dinero y este silencio se apoderen de nuestra forma de actuar. No es lo que somos como pueblo”.

Siga a Jan en Twitter: @JanJekielek
Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS