Pelosi dice que solo se entera del estado de salud de Trump por los medios de comunicación

Por Isabel van Brugen
05 de Octubre de 2020
Actualizado: 05 de Octubre de 2020

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), dijo el domingo que no ha recibido actualizaciones formales de la Casa Blanca sobre la salud del presidente Donald Trump, luego de su diagnóstico de COVID-19 a fines de la semana pasada.

Pelosi, que dio negativo el viernes por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), le dijo al programa de CBS “Face the Nation” que no se ha mantenido al tanto del bienestar del presidente, a pesar de su posición como segunda en la línea de sucesión, detrás del vicepresidente Mike Pence.

“Estamos obteniendo nuestra información como todos los demás: en los medios”, dijo, cuando se le preguntó si estaba contenta con el nivel de comunicación de la Casa Blanca sobre la salud de Trump.

“Pero en términos de sucesión, ese es un proceso continuo. Lamentablemente, en este momento, pasa a primer plano”.

El presidente de EE.UU. fue diagnosticado con COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh, a fines de la semana pasada, y está tomando varios medicamentos, incluidos dexametasona, remdesivir y regeneron, según su equipo de médicos.

Pelosi, quien está por delante del presidente del Senado Pro Tempore, Chuck Grassley (R-Iowa), en la línea de sucesión, dijo que está orando por el presidente y la primera dama, Melania Trump, luego de sus diagnósticos positivos.

Los médicos dijeron que el presidente tenía fiebre alta el viernes por la mañana, pero que no había tenido fiebre desde el viernes.

El domingo, el médico de la Casa Blanca, el Dr. Sean P. Conley, dijo que la condición de Trump “ha seguido mejorando” y otro especialista médico dijo que podría regresar a la Casa Blanca “tan pronto como mañana”.

Conley se mostró optimista con el pronóstico del presidente y dijo que Trump está “mejorando y en movimiento”. Anteriormente, confirmó que el presidente recibió brevemente oxígeno suplementario, después de que su nivel de oxígeno en la sangre cayó al 93 por ciento el sábado, luego, el domingo, subió al 98 por ciento.

“Oramos por su buena salud y su pronta recuperación”, dijo Pelosi. “No oraríamos si no creyéramos que existe la posibilidad de que haya una respuesta.

“Y entonces rezo para que además de su salud, el corazón del presidente esté abierto a los millones de personas que han sido afectadas, a los cientos de miles de familias que han sufrido una muerte, y también para que se reconozca la preponderancia del impacto del virus en las comunidades de color, las cuales, tal vez, no tengan el tipo de acceso a la atención que el presidente o el resto de nosotros tenemos.

Por otra parte, el domingo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, dijo que la Casa Blanca no está considerando una transferencia de poder de Trump a Pence, y dijo que “no es algo que esté sobre la mesa en este momento”.

Aseguró que el presidente está “en gran forma” y que él y el gobierno “lo están haciendo bien”.

La última vez que se entregaron los poderes presidenciales fue en 2002 y 2007, de George W. Bush al entonces vicepresidente Dick Cheney, cuando Bush fue anestesiado para una colonoscopia.

La Constitución fue enmendada en 1963, tras el asesinato de John F. Kennedy, para aclarar las líneas de sucesión.

Pelosi también dijo a “Face the Nation” que le preocupa que la información que el equipo de médicos de Trump está transmitiendo al público “tenga que ser aprobada por el presidente. Eso no es muy científico”.

Jack Phillips contribuyó a este artículo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Cómo el comunismo destruye a la familia

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS