Pensaban que el ave estaba comiendo, pero cuando se acercan comienza un vibrante rescate

Por La Gran Época
12 de Febrero de 2019 Actualizado: 13 de Febrero de 2019

Es indiscutible que los actos de bondad se dan en cualquier momento y lugar. Si alguien se encuentra en apuros siempre hay un alma dispuesta a colaborar, como lo experimentó esta ave en problemas que tuvo la fortuna que gente de buen corazón fuera más allá para ayudarla, algo que definitivamente cambió su suerte.

El 16 de abril de 2017, en un campo de Florida, María Scipio Metheny, junto a su sobrino Todd y su hermana, encontraron un ave visiblemente en problemas. Al principio pensaron que comía algo con dificultad, pero al acercarse notaron que algo envolvía su pico, y de inmediato decidieron entrar en acción.

Cuando menos se lo esperaban, el trío estaba rescatando un pato aguja americano (Anhinga anhinga).

(Crédito: ViralHog)

Al principio pensaron que era plástico, pero era un gran trozo de algodón enredado en su pico. Cuando Todd se acercó al pájaro e intentó quitárselo, no pudo lograrlo la primera vez.

(Crédito: ViralHog)

“¡Trae unas tijeras y date prisa!”, exclamó Todd preocupado por la criatura que no podía alimentarse. ¡Quién sabe desde cuándo estaba en esa situación!

Cuando lograron conseguir unas tijeras desgastadas y desafiladas, se pusieron en acción. “¡Sosténgalo!”, urgió Todd a sus acompañantes y, con gran esfuerzo, empezó a cortar los trozos de algodón.

(Crédito: ViralHog)

Fue un gran trabajo en equipo que requirió de precisión y rapidez, pero sobre todo de mucha delicadeza para no dañar el frágil pico del ave.

“No soportaba ver a la pobrecita en estas condiciones. Después de que le quitaron el algodón del pico, se dirigió al estanque y tomó un gran trago. El poder ayudar en su rescate realmente me alegró el día”, dice María en un comentario en Youtube.

En el video puede verse cómo después de un tenso rescate, el pato camina nuevamente hacia la libertad. Es un momento de satisfacción, pero también de reflexión.

Imagen ilustrativa. (Crédito: MabelAmber/Pixabay)

Cuidar el medio ambiente nos concierne a todos y arrojar basuras y desechos de forma irresponsable, no solo contamina nuestro hábitat, sino que también pone en peligro a seres indefensos de la naturaleza.

Muchas gracias a este gran trío, que con su noble y desinteresado gesto nos recuerdan que allá afuera existen personas bondadosas que restauran la fe en la humanidad. Su preocupación de ir al rescate de una criatura en peligro, ¡es admirable!

Mira el video del emocionante rescate a continuación:

Una cierva afortunada… donde hay vida, hay esperanza

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS