Pentágono evalúa cómo reanudar operaciones normales después de la pandemia

Por Zachary Stieber
25 de Abril de 2020
Actualizado: 25 de Abril de 2020

El Departamento de Defensa está tratando de encontrar la manera de reanudar las operaciones normales después de la disminución de la pandemia de COVID-19.

“Estamos ansiosos por reanudar por completo las operaciones normales y estamos preparando planes para esa transición”, dijo el viernes Jonathan Hoffman, asistente del secretario de Defensa Mark Esper, a los periodistas en Washington.

Los funcionarios están evaluando varias áreas, incluida la capacitación. Quieren proteger a los aprendices, pero mantienen el número de reclutas a través del sistema a niveles apropiados.

“Continuamos analizando eso, y continuamos adoptando y adaptando para que en el futuro podamos seguir con las clases de capacitación completas”, dijo Hoffman.

Esper ordenó detener el movimiento de la mayoría del personal a principios de marzo, extendiéndolo a finales del mes a todas las tropas y a sus familias en todo el mundo.

La orden de Esper entró originalmente en mayo, pero se extendió hasta el 30 de junio.

El Secretario de Defensa Mark Esper habla durante la sesión informativa diaria sobre el nuevo coronavirus, COVID-19, en una imagen de archivo, en la sala de reuniones Brady de la Casa Blanca el 1 de abril de 2020, en Washington, DC. (MANDEL NGAN/AFP vía Getty Images)

Una vez que se levante la orden, dijo Hoffman, los altos funcionarios militares volverán a evaluar la situación cada 15 días, incluida la búsqueda de cómo lidiar con “la acumulación de personas que necesitan moverse en todo el mundo”.

“Es un tema complejo”, dijo.

El ejército ha participado en ensayos clínicos para posibles tratamientos y vacunas para COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), un nuevo coronavirus que surgió de China continental el año pasado. Ese trabajo continuará, junto con los esfuerzos para aumentar la cantidad de pruebas que se realicen a los militares.

El médico del hospital de tercera clase, Janet Rosas, analiza muestras de sangre a bordo del buque hospital USNS Comfort (T-AH 20) del Comando de Transporte Marítimo Militar mientras el barco se encuentra en la ciudad de Nueva York para ayudar a responder a la pandemia de COVID-19, el 6 de abril de 2020. (Sara Eshleman / US NAVY a través de Getty Images)

Los funcionarios también están observando a los proveedores industriales de los militares, asegurándose de que las compañías puedan continuar proporcionando equipos cruciales en cualquier momento. Los militares examinarán cómo ayudar a los proveedores de algunos de los productos más críticos.

La distribución de artículos a los estados a través de agencias federales redujo las existencias de tales productos en el Pentágono, incluidos equipos de protección personal como mascarillas.

“Estamos viendo qué es lo que debemos hacer para no solo reconstruir esa reserva donde tengamos suficientes suministros para nuestro propio uso, sino también donde nuestra reserva deba estar para una futura pandemia o una futura crisis para el departamento, y luego adicionalmente, solo asegurarnos de que tenemos la capacidad y de que nuestros vendedores y proveedores puedan proporcionar eso”, dijo Hoffman.

Un componente final es analizar cómo ayudar a los aliados y socios de todo el mundo a enfrentar la pandemia.

Se esperan algunos cambios. Un ejemplo es la posibilidad de agregar un tiempo adicional de inspección antes de que el personal se despliegue, como aislar a grupos de marineros antes de abordar los barcos y salgan al mar.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

Documentos filtrados: China continúa ocultando nuevos casos en Wuhan

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS