Pentágono ordena la vacuna anti-COVID tras aprobación de los reguladores a la vacuna de Pfizer

Por Zachary Stieber
23 de Agosto de 2021
Actualizado: 23 de Agosto de 2021

La aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos, el lunes, a la vacuna Pfizer-BioNTech anti-COVID desencadenó una nueva ronda de ordenes de vacunación.

La aprobación hizo que el ejército hiciera obligatorio la aplicación de las dosis, dijo John Kirby, portavoz del Departamento de Defensa, a periodistas en Washington.

“Vamos a seguir adelante haciendo que esa vacuna sea obligatoria. Estamos preparando las directrices para las fuerzas ahora mismo”, dijo durante una rueda de prensa.

La orden se anunció el mes pasado, pero se pospuso porque los reguladores de medicamentos no habían aprobado ninguna vacuna.

Los funcionarios militares aún no han determinado la fecha en que los miembros del servicio tendrán que vacunarse.

Los miembros del servicio pueden solicitar exenciones religiosas y médicas, dijeron los funcionarios a principios de este mes.

Los funcionarios de la ciudad de Nueva York también anunciaron, poco después de que se hiciera pública la aprobación, que todo el personal escolar, incluidos los directores y conserjes, deben recibir al menos una dosis de la vacuna anti-COVID antes del 27 de septiembre.

El mandato afecta aproximadamente a 148,000 trabajadores.

Los trabajadores pueden optar por no vacunarse, pero si lo hacen, deben hacerse la prueba de COVID-19 semanalmente.

“Sabemos que esto ayudará a garantizar que todos estén seguros”, dijo el alcalde Bill de Blasio en el Ayuntamiento de Manhattan.

Añadió que la negociación con los sindicatos sobre este mandato se iniciará inmediatamente.

Michael Mulgrew, presidente de la Federación Unida de Maestros (UFT), el sindicato laboral más grande de la ciudad, dijo en un comunicado que la mayoría de los maestros ya están vacunados. “Si bien la ciudad está afirmando su autoridad legal para establecer esta orden, hay muchos detalles de implementación, incluidas disposiciones para excepciones médicas, que por ley deben negociarse con la UFT y con otros sindicatos y, si es necesario, resolverse mediante arbitraje”, dijo en un comunicado.

Nueva York llegó a exigir la aplicación de las vacunas para ingresar a gimnasios y restaurantes.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, en un evento en Times Square, Nueva York, el 5 de junio de 2021. (Bryan Bedder/Getty Images para New 42)

Varias ciudades, escuelas y empresas han impuesto ordenes de vacunación, pero otros han indicado que se muestran renuentes a hacerlo hasta que se apruebe una o más de las vacunas.

“Si la FDA dice que es definitivo, que está aprobado, puedo garantizarle que en todos los lugares en los que participo, si no te vacunas te despedirán”, dijo Ken Langone, multimillonario cofundador de Home Depot, en el programa “Squawk Box” de la CNBC el mes pasado. Añadió que obligar a vacunarse antes de la aprobación suponía un riesgo de litigio.

La autorización de uso de emergencia ofrece un nivel de exigencia mucho menor que el nivel exigido por la reciente aprobación a la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Los funcionarios de salud han dicho que la aprobación de una vacuna daría lugar a más ordenanzas.

“Las organizaciones, las empresas, las universidades y los colegios que han sido reacios a exigir la vacuna se sentirán mucho más seguros” después de la aprovación, dijo este mes el Dr. Anthony Fauci, uno de los principales asesores médicos del presidente Joe Biden. “Pueden decir: ‘Si quieres venir a este colegio o a esta universidad, tienes que vacunarte. Si quieres trabajar en esta planta, tienes que vacunarte. Si quieres trabajar en esta empresa, tienes que vacunarte. Si quieres trabajar en este hospital, tienes que vacunarte'”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS