Pequeño “Gato de fuego” quemado en una hoguera es adoptado por enfermera que le salvó la vida

Por Louise Bevan
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 16 de Noviembre de 2020

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO CONTIENE CONTENIDO GRÁFICO QUE ALGUNOS LECTORES PUEDEN ENCONTRAR PERTURBADOR.

Un pequeño gatito recibió una segunda oportunidad después de estar a punto de perecer por las graves quemaduras en su cara y cuerpo.

Cuando rescataron al gatito cerca del lugar de una hoguera y lo trasladaron a un centro de atención veterinaria urgente, inmediatamente se robó los corazones de sus rescatistas. Pero conmmovió un corazón en particular: el de su enfermera veterinaria, Jenni Gretton, que se convirtió en su cuidadora principal.

En una entrevista con The Epoch Times el 31 de octubre, Gretton dijo que el gatito fue sometido a una exitosa y muy necesaria cirugía ocular para mejorar su calidad de vida.

El gatito llamado “Gato de Fuego” en el Centro Veterinario Pride después de ser rescatado de una fogata en Derby, Inglaterra. (Cortesía de Jenni Gretton)

El gatito de 7 semanas estaba tirado en la calle en Derby, Inglaterra, el 15 de septiembre cuando la policía lo vio. Lo llevaron rápidamente al Centro Veterinario Pride, donde el personal pronosticó que sus posibilidades para sobrevivir eran escasas, reportó Birmingham Live.

Pero este pequeño felino no se rindió, y tampoco lo hizo su enfermera veterinaria, quien llamó al gatito “Fire Cat.”, (gato de fuego).

“Olía a pelo quemado porque estaba chamuscado”, Gretton, 32, dijo a Birmingham Live. “Todo su pelo estaba carbonizado y sus orejas y bigotes estaban quemados”.

El gatito también tenía la piel quemada, los ojos chamuscados y los labios quemados hasta los dientes. El equipo Pride nunca había visto un gatito en peor estado.

(Cortesía de Jenni Gretton)

Gretton dijo que las cosas se pusieron peor, dado que la débil y apática piel dañada del gatito se comenzó a pelar.

“Fue difícil saber si seguir con el tratamiento o no”, dijo Gretton al periódico de Birmingham.

El equipo sabía que había un alto riesgo de infección, pero “quisieron darle una oportunidad”, así que pusieron a su pequeño paciente en tratamiento con líquidos y alivio del dolor e hicieron un plan para la cirugía.

(Cortesía de Jenni Gretton)

El gatito lo logró. Después de curar sus heridas, Gretton ideó un plan para cubrir las crecientes facturas médicas. Realizó una “petición de ayuda” en un sitio web de recaudación de fondos en Internet, donde en pocas horas acumuló 2000 libras (2644 dólares).

Pero el público en general no fueron los únicos que se enamoraron del pequeño paciente.

Como nadie llegó a reclamarlo, Gretton llevó a “Fire Cat” a casa con su esposo, Phil, y su joven hijo, Jude, para que le dieran todo el amor y los cuidados que necesitaba para recuperarse de su terrible experiencia. El gatito congenió inmediatamente con sus nuevos compañeros de juego, los perros Cavalier Harvey y Ringo.

“Todavía no sabemos quiénes eran sus dueños, qué le sucedió, o si fue con mala intención o no”, dijo la veterinaria. “Él es muy feliz y muy despierto. Es como un gatito normal, excepto que se ve diferente”.

Sano y salvo, este valiente gatito ahora tiene un futuro divertido y juguetón por delante. Su travesía se está compartiendo con el mundo a través de su propia página de Instagram.

“Solo un gatito”, dice la biografía, “superando la adversidad con amor y valentía”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Le puede interesar

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS