Periodista estadounidense detenido en Venezuela dijo que lo presionaron para que apoyara a Maduro

Por Jesús de León – La Gran Época
08 de Marzo de 2019 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

Los funcionarios de seguridad venezolanos que detuvieron al periodista estadounidense Cody Weddle durante más de 12 horas, lo presionaron para que expresara su apoyo a Nicolás Maduro, cuyo régimen se enfrenta a la condena internacional, dijo el periodista el jueves 7 de marzo.

Luego de su arribo al Aeropuerto Internacional de Miami, el periodista dijo a los medios, que sus interrogadores le cubrieron la cara con un pasamontaña y lo acusaron de tener contactos con altos oficiales militares.

“Estaba claro que querían que dijera varias cosas, cosas políticas, querían que dijera que Nicolás Maduro sigue siendo el presidente”, dijo Weddle, un periodista freelance que ha trabajado para medios como la estación de televisión WPLG Local 10 de Miami. “Continuamente me preguntaban si tenía contactos en el ejército, si tenía contactos en la policía local o en la policía nacional”.

Weddle dijo que creía que sus interrogadores estaban tratando de hacer que dijera cosas que podrían manipularse en los videos: “Ya hemos visto esto antes, cuando se graban estos vídeos, que pueden lanzar algún tipo de versión editada para que parezca que he dicho algo que realmente no he dicho”.

Weddle llegó a Miami en un avión comercial después de que funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) allanasen a primera hora de este miércoles la vivienda del reportero y se lo llevaran para interrogarle.

Junto con Weddle fue detenido Carlos Camacho, asistente del corresponsal estadounidense, quien también fue dejado en libertad el mismo miércoles por los funcionarios del Gobierno venezolano.

Weddle, periodista independiente, reside en Caracas desde 2014 y colabora con el canal WPLG Local10 (Canal 10) de Miami, informando sobre la crisis política en Venezuela. Camacho, su ayudante, es de nacionalidad venezolana.

“Le damos la bienvenida al reportero de casa Cody Weddle, después de su terrible experiencia en Venezuela”, dijo en un comunicado el presidente y gerente general de WPLG, E.R. Bert Medina.

Medina resaltó que Cody “ha vivido y trabajado legalmente en Venezuela durante casi cinco años (…) y ha realizado un excelente trabajo para informar a los espectadores del sur de Florida sobre la creciente crisis en Venezuela”.

El gerente general del canal calificó a Weddle de periodista “justo, imparcial y profesional” y lamentó que un reportero sea “expulsado de un país por decir la verdad”.

El arresto de Weddle fue condenado por el líder de la oposición Juan Guaidó, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y varios legisladores estadounidenses de ambos partidos principales.

La mayoría de los países occidentales, incluidos Estados Unidos, las principales potencias europeas, y casi todos los países de América han reconocido a Juan Guiadó como el jefe de Estado legítimo de la nación de la OPEP, y respaldan su plan de instalar un gobierno de transición antes de las elecciones libres. Guiadó como presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela aseguró que la reelección de Maduro el año pasado fue el resultado de un fraude, y culpa al socialista Maduro por el colapso económico que ha llevado a una escasez generalizada e hiperinflación en Venezuela.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) dijo Weddle fue deportado por publicar un artículo diciendo que la mayoría de las fuerzas de seguridad venezolanas están dispuestas a destituir a Maduro.

“La nota sobre la división en la Fuerza Armada Nacional por la que detuvieron y deportaron al periodista Cody Weddle este 6 de marazo, además de publicada en WPLG Local 10, apareció también en el (medio) británico Telegraph”, escribió SNTP en Twitter.

Pese a que Cody fue expulsado de Venezuela, “nuestros televidentes pueden estar seguros de que no dejaremos de cubrir esta historia”, aseguró el presidente de WPLG, E.R. Bert Medina.

Weddle fue trasladado por funcionarios venezolanos el miércoles al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, a la espera de abordar un avión con regreso a Estados Unidos, lo que hizo este jueves.

El periodista dijo al canal de televisión que varios guardias registraron su teléfono móvil y la computadora que llevaba y formularon preguntas sobre su trabajo.

Aunque Weddle no sufrió heridas, denunció que estuvo sin comida ni agua durante el interrogatorio.

“Quedó claro que no les gustaron mis reportes”, dijo Weddle al periodista Louis Aguirre, de Local 10 News, para agregar: “Estaban interesados en una historia que hice sobre el ambiente actual en las Fuerzas Armadas” venezolanas.

Las denuncias de abusos contra periodistas aumentaron después de que en enero pasado se disparara la crisis política en Venezuela tras la decisión del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, de asumir desde su condición de presidente de la Asamblea Nacional, como presidente encargado del país.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que condenó este miércoles la detención de Weddle y Camacho, y exigió la inmediata liberación de ambos, denunció el aumento de la represión contra la prensa en los últimos meses en Venezuela.

Según la organización Espacio Público, unos 49 reporteros fueron detenidos brevemente este año y 7 fueron deportados.

La detención de Weddle coincidió con el asesinato del joven periodista venezolano Alí Domínguez, de 26 años, luego de ser golpeado brutalmente y haber estado desaparecido durante cuatro días, según informó PROVEA (Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos).

Alí Domínguez, provenía de las filas del chavismo, pero le dio la espalda a Maduro y decidió apoyar a Guaidó.

Domínguez desapareció después de asistir a una reunión de voluntarios por la ayuda humanitaria gestionada por Juan Guaidó.

La semana pasada, un equipo del canal hispano Univisión fue retenido durante más de dos horas en el palacio presidencial de Miraflores tras una entrevista realizada al presidente Nicolás Maduro.

El presentador de la cadena, Jorge Ramos, y su equipo de producción fueron deportados al día siguiente de ser retenidos y denunciaron que las autoridades robaron sus equipos y la entrevista hecha a Maduro.

Más de una docena de periodistas de Francia, Chile, Colombia y Estados Unidos fueron detenidos y algunos expulsados de Venezuela en las últimas semanas.

******************************************************

Video relacionado:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS