Periodista indio fue arrestado por presuntamente espiar para China

Por Frank Fang
20 de Septiembre de 2020
Actualizado: 20 de Septiembre de 2020

India arrestó a tres personas de una supuesta red de espías chinos, incluido un periodista local a quien las autoridades dijeron que le pagaron más de USD 40,000 para proporcionar información confidencial a los agentes de inteligencia chinos.

Rajeev Sharma, un periodista independiente de 61 años, fue arrestado y acusado el 14 de septiembre de pasar información sensible a las agencias de inteligencia chinas sobre los movimientos del ejército indio, adquisiciones de defensa, política exterior y sobre el Dalai Lama, dijo la policía de Delhi en un comunicado el 19 de septiembre.

También fueron arrestados la presunta manipuladora del periodista indio, una mujer china llamada Qing Shi, y su socio nepalí, Sher Singhi, que también se hacía llamar Raj Bohra.

La policía confiscó documentos confidenciales después de registrar la casa de Sharma en Nueva Delhi.

El arresto ocurrió en un momento en que las tensiones entre China e India siguen siendo altas tras los mortales enfrentamientos fronterizos que ocurrieron recientemente. A mediados de junio, un enfrentamiento en el valle de Galwan dejó 20 soldados indios muertos y un número indeterminado de bajas chinas. A principios de septiembre, tanto China como India se acusaron mutuamente de haber disparado en la frontera de Ladakh.

Según la policía, Sharma fue contactado por un agente de inteligencia chino, llamado Michael, desde Kunming, una ciudad en la provincia china de Yunnan, a través de la cuenta de LinkedIn del periodista. El agente chino pagó para que Sharma viajara a China con el propósito ser entrevistado en una empresa china anónima.

Michael decidió comunicarse con Sharma después de ver sus artículos enGlobal Times, un medio estatal chino de noticias, según la policía. Sharma escribió una columna semanal para Global Times entre 2010 y 2014.

Sharma continuó escribiendo para Global Times después de 2014. El 9 de julio, Sharma escribió un artículo en el medio sobre las relaciones bilaterales entre China e India.

Sharma se reunió con Michael y el subordinado del agente, llamado Xou, durante el viaje a China, y los dos agentes chinos le pidieron a Sharma que entregara “aportes sobre varios aspectos de las relaciones entre India y China”, dijo la policía.

De 2016 a 2018, los agentes encargaron a Sharma que proporcionara información sobre cuestiones como el enfrentamiento de Doklam, la cooperación militar entre India y Birmania y la disputa fronteriza entre India y China.

En junio de 2017, las tropas chinas comenzaron a construir una carretera en el área en disputa de Doklam, un territorio deshabitado en el Himalaya oriental, que es reclamado tanto por China como por Bután. En respuesta, las tropas indias cruzaron su frontera hacia Doklam, diciendo que la actividad militar china amenazaba la seguridad nacional de India. Se produjo un enfrentamiento entre las tropas chinas e indias antes de que los dos países llegaran a un acuerdo de separación a fines de agosto de 2017.

Michael y Xou también mantuvieron otras reuniones con Sharm en Laos y Maldivas, dijo la policía india.

En enero de 2019, Sharma viajó a Kunming a través de Katmandú para reunirse con otro agente chino llamado George, este último afirmó ser gerente general de una compañía de medios china no identificada, según la policía.

George se ofreció a pagarle a Sharma 500 dólares por cada artículo o información sobre el Dalai Lama, dijo la policía. El dinero le sería enviado desde MC Pharmacy, una empresa fantasma con sede en el pueblo urbano indio de Mahipalpur. Qing y Singh eran directores de la empresa.

Según el comunicado de prensa, Sharma supuestamente recibió más de 3 millones de rupias indias (alrededor de USD 40,755) de George entre enero de 2019 y septiembre de 2020.

No está claro por cuánto se le acusa a Sharma de recibir antes de 2019. La policía de Delhi declaró que a Sharma se le pagó a través de compañías fantasmas, transferencias de dinero de Western Union y un sistema llamado hawala. Agregaron que la inteligencia china operaba compañías fantasmas indias para pagarle a Sharma.

El 19 de septiembre, la policía de Delhi dijo en una conferencia de prensa que Sharma tenía una tarjeta de acreditación de prensa, emitida por la Oficina de Información de Prensa de India, lo que significa que tenía fácil acceso a los edificios del ministerio del gobierno indio, según el diario local The Times of India.

Otro diario local, The Hindu, citando a un alto funcionario del gobierno anónimo, declaró que Qing llegó por primera vez a la India en 2013 con una visa de estudiante y estaba inscrito en una de las universidades centrales de Delhi para obtener una maestría en enfermería. Hasta 2017, trabajó en una empresa de productos para el cuidado de la salud, con sede en Nigeria y con una sucursal en Delhi. Luego obtuvo una visa de negocios en julio de 2019.

Según The Hindu, Sharma también está asociado con el grupo de expertos Vivekananda International Foundation, con sede en Nueva Delhi y fundada por Ajit Doval, quien es el asesor de seguridad nacional de la India.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS