Periodista Vicky Xu dice que PCCh la ataca en internet por exponer el trabajo forzado en China

Por CADEN PEARSON
07 de Abril de 2021
Actualizado: 07 de Abril de 2021

Vicky Xu, investigadora y periodista china en Australia, conocida por sus reportajes sobre el trato que reciben los musulmanes uigures en Xinjiang, China, ha culpado a agentes que actúan en nombre del Partido Comunista Chino (PCCh) de haber difundido un video en Internet sobre ella en un intento de ensuciar su reputación.

Xu no ha aceptado solicitudes de entrevistas de los medios de comunicación, pero recientemente ha utilizado Twitter en varias ocasiones para aclarar las cosas y exponer los esfuerzos de desinformación a través de internet del PCCh.

“Parece que algunos tienen la impresión de que existe un video sexual falso de mí hecho por el gobierno chino”, escribió el 6 de abril.

“Esto es falso, que yo sepa de todos modos. Lo que hicieron fue un video de YouTube que contaba historias ficticias sobre mis [exnovios], ahora retirado. Vaya, buen momento”.

Continuó, cambiando al chino para decir a los internautas chinos que no busquen el video. “Esta película no existe. ¿Por qué no reflexionan sobre sí mismos?”, escribió.

“Los que apoyan al partido-estado, ¿por qué siguen queriendo ver la película de una reportera traidora? Si no apoyan al partido-estado, entonces no deberían continuar con el ataque a una reportera. Ustedes, ¡bah!”.

Al referirse a sí misma como “traidora”, Xu tomó prestado de forma sarcástica un argumento del PCCh utilizado para desacreditar su autoridad entre los internautas chinos.

El video en cuestión no puede encontrarse en YouTube, pero existe en la plataforma de videos china Bilibili.

Xu, que en su día fue una entusiasta partidaria del régimen chino hasta que adquirió una perspectiva diferente tras mudarse a Australia, contribuyó con sus reportajes a sacar a la luz los crímenes patrocinados por el Estado contra los musulmanes uigures en China continental.

Por sus esfuerzos, el PCCh ha tomado represalias contra Xu acosando, intimidando y deteniendo a su familia a su regreso a China, dijo.

En 2019, cuando Xu trabajaba para el New York Times en Sidney, reportó sobre un caso relacionado con la detención en un centro de lavado de cerebro de dos uigures.

“Pedimos a la parte china que comentara, y para nuestra sorpresa, una vez enviado el telegrama, fueron liberados rápidamente bajo la presión internacional”, escribió en Twitter el 1 de abril.

“Tras la publicación de este artículo, mi familia y mis amigos en China comenzaron a ser acosados e intimidados. Mis amigos uigures me dijeron entonces: ‘Ahora te has vuelto como nosotros'”.

En marzo de 2020, el Instituto Australiano de Política Estratégica publicó un informe titulado “Uigures en venta“, en el que se señalaba que el trabajo forzado de los musulmanes uigures se realizaba bajo la bandera de ayuda en toda China continental.

El informe señalaba que 82 conocidas marcas de los sectores de tecnología, ropa y automovilística se benefician directamente del trabajo forzado, “entre ellas Apple, BMW, Gap, Huawei, Nike, Samsung, Sony y Volkswagen”.

Sin embargo, Xu afirma que todas las personas del mundo se benefician del trabajo forzado en China continental.

“El artículo señala la relación entre cada persona común y corriente en el mundo y la crisis de los derechos humanos de los uigures: es probable que cada persona esté usando los productos del trabajo forzado”, dijo Xu.

“Apenas he comprado ropa o celulares nuevos este año porque me sentía culpable cuando entraba en el centro comercial y veía los anuncios sobre los que había escrito”, añadió.

El informe fue citado por medios de comunicación de todo el mundo, lo que provocó que el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS) de China —una organización equivalente a la ASIO o la CIA—  empezara a actuar como un exnovio “demente, acosador y patético”, dijo.

“Al mismo tiempo, el Ministerio de Seguridad del Estado comenzó una coacción cada vez más alarmante contra mí y los que me rodeaban, con personas cercanas a mí siendo detenidas, interrogadas, acosadas y aisladas dentro de China”, dijo Xu.

“A finales de 2020, la gente del Ministerio de Seguridad del Estado utilizó el nombre del detective ‘Thomas’ para difundir historias de tipo pornográfico en YouTube en un inglés deficiente traducido mecánicamente. Fui [improperio] avergonzada en una exposición de ‘actividad sexual’ pornográfica”.

Xu dijo que el MSS había estado husmeando minuciosamente en su vida para sacar los trapos sucios.

“Para averiguar todos los detalles de mi vida, [incluyendo] a mis ex, mi historial médico, mis amigos, mis aficiones y defectos, han recurrido a la detención y al interrogatorio de mis seres queridos, a hackear, a la suplantación de identidad, a la producción de videos de una versión de fantasía de mi vida sexual, a botnets ilegales para difundir esos videos, y hoy a una tonelada de artículos de WeChat en los que se me llama ‘demonio femenino'”, escribió en Twitter el 29 de marzo.

Xu dijo que esto le ha causado “dolor y angustia” a ella y a los que la rodean, pero dijo que se está acostumbrando a ello. Dijo que la habían llamado con muchos insultos en Internet, desde “[improperio] adoradora de Occidente” a “traidora de la raza”, pasando por “demonio femenino” que “tiene sexo simultáneamente con 15 hombres y no paga”.

Xu habló el 29 de marzo después de que su nombre empezara a ser tendencia en la red social china Weibo, atrayendo 1.7 millones de clics. Finalmente, Weibo cerró su cuenta.

“Estoy tuiteando ahora porque hoy es uno de los peores días, y amigos están empezando a preocuparse”, escribió.

“Es ciertamente malo, pero ha sido peor para muchos otros. Viviendo en una relativa seguridad física en Australia, me recuerdo a mí misma que debo seguir escribiendo e informando, cuando menos. Hoy lo he hecho, y lo haré mañana y pasado mañana”.

El 6 de abril, dijo que el PCCh está tratando de ahogarla “con saliva”, refiriéndose a los comentarios abrumadoramente negativos que han hecho contra ella los internautas chinos, que han sido provocados por los esfuerzos del PCCh para difamarla.

“Sinceramente, a veces es un asco vivir esta vida, pero miraba la [improperio] de este show, y como, ahógame de la forma que quieras. Definitivamente he mejorado en la natación después de vivir en Australia. Me gustaría surfear en tus olas de saliva en cualquier momento. Sigan viniendo”, dijo.

Siga a Caden en Twitter: @cadenpearson


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS