Periodistas exigen a la policía detener ataques contra la prensa en las protestas por George Floyd

Por Janita Kan
04 de Junio de 2020
Actualizado: 04 de Junio de 2020

Los periodistas están instando a los líderes estatales y de las fuerzas del orden a detener los ataques contra la prensa tras una serie de informes que indican que les han disparado, les han rociado con gas pimienta, han sido maltratados y arrestados mientras cubrían las protestas de George Floyd.

Grupos de reporteros y periodistas individuales están tomando medidas para exigir a los agentes de policía que dejen de atacar a los miembros de la prensa, que están acreditados y son identificables, y que hagan responsables a los agentes de cualquier presunta mala conducta.

Un periodista, respaldado por la Unión Americana de Libertades Civiles, llevó su lucha a un tribunal federal presentando una demanda colectiva en la que alega que la “extraordinaria escalada de fuerza ilícita, dirigida deliberadamente contra los periodistas” por parte de los agentes de policía viola la constitución de Estados Unidos.

“Esto viola el sacrosanto derecho a la libertad de expresión y a la libertad de prensa, que constituyen el eje de una sociedad libre. Esto constituye un patrón de fuerza irrazonable con confiscaciones ilegales bajo la Cuarta Enmienda. Además priva de la libertad sin un mínimo de debido proceso protegido por la Decimocuarta Enmienda”, dice la demanda.

En los últimos días, decenas de periodistas informaron de que habían sido agredidos, les dispararon balas de goma, sus equipos se vieron dañados y habían sido rociados con gas pimienta incluso después de haberse identificado como miembros de la prensa ante los oficiales.

En una ocasión, un reportero de VICE news, que estaba cubriendo las protestas en Minneapolis, Minnesota, dijo que fue obligado a tirarse al suelo y que le rociaron la cara con gas pimienta a pesar de que repitió varias veces “prensa”; además, de levantar las manos y su identificación de la prensa.

Del mismo modo, el viernes pasado, un reportero de la CNN, un productor y un equipo de cámaras fueron arrestados en directo mientras cubrían la protesta en Minnesota.

El US Press Freedom Tracker, un proyecto sin fines de lucro, informó que recibieron más de 279 quejas de incidentes de libertad de prensa entre el 26 de mayo y el 3 de junio. Entre los incidentes, hay más de 45 arrestos y 180 asaltos, de los cuales se han hecho 149 reportes contra oficiales de policía, incluyendo 42 asaltos físicos por parte de la policía, 40 asaltos usando gas lacrimógeno, y 69 reportes del uso de balas de goma o proyectiles.

El gobierno australiano pidió el martes que se investigue la aparente agresión hacia un equipo de noticias australiano, que estaba cubriendo las protestas cerca de la Casa Blanca el lunes por la noche. La Policía de Parques de Estados Unidos comunicó que le dio licencia administrativa a dos oficiales y que el ataque estaba siendo investigado.

Como reacción a los arrestos del equipo de CNN, el gobernador de Minnesota, Tim Walz, se disculpó ante la cadena, diciendo que no había “ninguna razón en absoluto para que algo así sucediera”.

“Tenemos que asegurarnos de que haya un lugar seguro para que el periodismo cuente esta historia”, dijo Walz durante una conferencia de prensa.

Un grupo de reporteros, el Comité de Reporteros para la Libertad de Prensa, envió una carta a los funcionarios de Minnesota el martes, para pedir a los funcionarios y a las fuerzas del orden que tomen “medidas concretas para poner fin a la serie de arrestos y ataques policiales” contra los reporteros. La carta fue firmada conjuntamente por 115 medios de comunicación y organizaciones de libertad de prensa.

“Los oficiales de la ley no tienen inmunidad legal cuando violan los derechos claramente establecidos en virtud de la Primera Enmienda”, escribió el comité en su carta (pdf). “Si bien comprendemos los desafíos que enfrentan los oficiales en la labor policial en tiempos de protestas civiles —desafíos que también enfrentan los periodistas al cubrir estos incidentes— el ideal estadounidense fundamental de una prensa libre exige que protejamos los derechos de la Primera Enmienda con más celo aún en momentos de crisis”.

El comité también instó a los funcionarios a que apliquen una serie de protocolos destinados a proteger a los reporteros y a garantizar que los agentes de policía no ataquen indiscriminadamente a los periodistas que cubren las protestas.

A su vez los miembros de las fuerzas del orden también han informado de muchos casos de agresiones y ataques durante las protestas generalizadas. Un agente de policía federal identificado como Patrick Underwood, fue asesinado en un juzgado de Oakland, California, mientras se producía una protesta en el exterior del edificio.

Mientras tanto, un oficial de policía de Las Vegas se encuentra en estado crítico después de recibir un disparo en la cabeza el lunes durante una protesta. Un sospechoso de 20 años fue detenido y acusado de intento de asesinato.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS