Perra abandonada camina por kilómetros en un desierto “infestado de lobos” para regresar a casa

Por Tom Ozimek
21 de Julio de 2019 Actualizado: 21 de Julio de 2019

Una perrita herida desafió más de 160 kilómetros de desierto infestado de osos y lobos para tratar de encontrar a las personas que la habían abandonado.

“Había caminado y corrido durante dos días y medio”, dijo la dueña de la perrera, Alla Morozova, a The Siberian Times. “Por suerte, ni los osos se la comieron, ni los lobos la masticaron”.

Morozova vendió a la perrita llamada Maru de un año de edad, de raza Bullmastiff, a una pareja rusa hace unos seis meses.

“Nunca dejo a mis cachorros cuando compran un perro”, dijo Morozova a la publicación, agregando que “se estipula que los dueños deberían informarme si ya no necesitan más un perro”.

La dueña de Maru dijo que era “alérgica” al animal y que ya no la quería. Morozova dijo que las dos habían llegado a un acuerdo para que Mura fuera devuelta a una perrera en Novosibirsk a través del ferrocarril Transiberiano.

Sin embargo, a 200 kilómetros del viaje, Maru usó sus patas para abrir la puerta del compartimiento durante una breve parada en la estación cerca de Achinsk, y escapó.

“Saltó como una bala”, y huyó en medio de la noche. Morozova dijo que la perra probablemente “tuvo un ataque de pánico”.

“Sus dueños la llevaron, y luego desaparecieron en algún lugar”, dijo Morozova. “El ruido del tren la asustó”.

Después de que los asistentes del tren no pudieron recuperar a Maru, se contactaron con los dueños de la perra y se les pidió que ayudaran a buscar al animal. Ellos no quisieron.

Morozova dijo que “no estaban molestos en absoluto”, y agregó que “entregaron a la perra y la carga cayó de sus hombros”. La dueña de la perrera se encargó de encontrar a Maru, publicando mensajes y entregando folletos.

Maru fue encontrada dos días y medio después en un área industrial de Krasnoyarsk, cerca de donde había estado viviendo con sus dueños.

Morozova dijo que Maru tenía heridas en el hocico y en las almohadillas de sus pies.

Los voluntarios que la rescataron dijeron que estaba agotada y “estaba llorando”.

El Siberian Times informó que Maru fue transportada a las perreras en Novosibirsk y que estaban curando sus heridas.

Reacciones

The Daily Mail publicó la historia en su página de Facebook, lo que generó numerosos comentarios.

“Esta historia me pone tan triste y espero que encuentre una nueva familia maravillosa que nunca se rinda por ella”, escribió una persona.

“Adopté una perra que fue abandonada por sus dueños que la tenían desde que era una cachorra”, comentó alguien más. “A veces veo la tristeza de que todavía busca a su antigua familia. Tenía 6 años y la dejaron en su antigua casa. Me da tristeza pero la amamos mucho. ¡Esperamos recuperar su confianza y hacerle conocer su hogar para SIEMPRE!”

“Sinceramente espero que la dueña de la perrera se mantenga así de valiente. Vale la pena criar a un perro con una personalidad así”, dijo otro.

Perrita “llora” todas las noches mientras espera su adopción

La historia de Maru recuerda el caso de una foto publicada hace varios años por la High Plains Humane Society (HPHS) en Portales, Nuevo México, de una perra aparentemente muy triste en su refugio.

Según informes anteriores, la cachorra había sido abandonada por su familia y esperaba su adopción.

La foto mostraba a la perra con lo que parecían lágrimas saliendo de sus ojos, subrayando la lamentable situación de un animal encerrado en un refugio abandonada por sus dueños.

El informe señaló que dado que los perros no lloran lágrimas de tristeza como lo hacen los humanos, el líquido probablemente indica un problema con sus ojos.

Pero las lágrimas atrajeron la atención de los amantes de los animales y pronto llegaron las ofertas de adopción.

La perro fue adoptada, y la Humane Society publicó las buenas noticias en su página de Facebook, con comentarios entusiastas.

“Gracias por la adopción”, escribió una persona. “Ella merece tener una familia y amor”.

“Bendice a todos los que adoptan”, escribió otro.

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS