Perrita anciana ve una puerta abierta en medio de la tormenta, sin saber que hallaría un hogar feliz

Por Robert Jay Watson
20 de Febrero de 2020
Actualizado: 20 de Febrero de 2020

El residente de Filadelfia Jack Jokinen sacó a su perro, George, a pasear una noche y regresaron a casa justo cuando se gestaba una fuerte tormenta. Esa noche, Jack no pudo cerrar su puerta de alguna manera, y no sabía que el viento huracanado la abrirían en la madrugada.

Entonces, la esposa de Jack, Emily Jokinen, que se despertó para alimentar a su bebé recién nacido, se llevó una sorpresa inesperada: ¡una perrita extraña estaba en la casa! Despertó a su marido, que registró la casa para asegurarse de que no había intrusos humanos y no encontró ninguno, excepto a la perrita.

(Foto cortesía de Jack Jokinen)
(Foto cortesía de Jack Jokinen)

Como le dijo a the Dodo,: “Cuando termino, pensé: ‘¿Cómo sucedió esto? ¿Una cachorra mágica?” Lo que los padres no sabían era que alrededor de las 3:15 a.m., una hambrienta perrita callejera había pasado por su casa, vio la puerta abierta y entró buscando refugio; y un tiempo después, un vecino notó la puerta abierta y la cerró con la cachorra aún dentro.

Los Jokinens no sabían qué hacer, pero se sentían responsables de que la necesitada perrita se quedara sin hogar. “Estaba demacrada, con los dientes desprendidos por todas partes, solo caminaba en tres patas sin collar”, contó Jack Jokinen a Inside Edition.

(Foto cortesía de Jack Jokinen)

Después de llamar a Control de Animales, ellos mencionaron que podían “entregar” la perra a la perrera local, donde la pondrían en el sistema como una perrita callejera, lo cual no les gustó. Después de buscar un microchip (no lo encontraron), pronto llegaron a la conclusión de que el dueño anterior de la perrita era probablemente una “persona terrible” por haberla matado de hambre de todos modos.

Fue entonces cuando decidieron adoptarla, y la llamaron Suzy. “Decidimos que de todas las cosas malas que podrían pasar por dejar la puerta abierta en medio del invierno en una gran ciudad, terminar con una dulce perrita que salió de calle. Valia la pena que al menos lo intentáramos”, comentó Jack a The Dodo.

(Foto cortesía de Jack Jokinen)

“Es una perra mayor con muchos problemas de salud, así que vamos a cuidarla hasta que recupere la salud y le daremos la mejor vida posible”, señaló Emily a Inside Edition. Entre los problemas de salud de Suzy estaban los dientes cariados, una pata lesionada que la hacía caminar en tres patas, y muchas garrapatas y pulgas.

Internet difundió a todas partes la historia, después de que Jack se conectara a Twitter para contar la increíble historia de las vacaciones de Suzy. “Algunas personas dijeron: ‘Si no puedes llevarte a esa perrita, me la llevaré, parece asustada’. Otros dijeron: “Si necesitas dinero para ayudar a esta perrita, te enviaremos dinero”, Jokinen comentó a TODAY. Finalmente recibió 15,000 dólares en donaciones a través de su cuenta de Venmo.

Ahora que Suzy se ha integrado a su nuevo hogar, ha ganado peso y se ha hecho mejor amiga del otro canino de la casa, George. Se volvió increíblemente apegada a su nueva familia, especialmente a su padre Jack, y llora cuando él no está allí. La familia piensa que ella ha sido el regalo de Navidad perfecto.

***

“Le puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y descubrió el verdadero éxito en la vida”

TE RECOMENDAMOS