Perrita arrojada al río con roca atada al cuello luchó por horas hasta ser rescatada: Ya tiene un hogar

Por Romina Garcia
10 de Abril de 2021
Actualizado: 10 de Abril de 2021

Una perrita pastor alemán no solo vivió la tristeza de ser abandonada, sino que casi pierde la vida tras ser arrojada al río por sus anteriores dueños.

Bella, una perrita de 11 años, fue arrojada el año pasado al río Trent, en Inglaterra, con una roca atada al cuello para que se ahogara, según Daily Mail.

Afortunadamente, Jane Harper, una paseadora de perros, la vio intentando salir del agua luego de haber estado horas luchando para no hundirse y ahogarse.

Harper dijo que Bella había logrado descansar su cabeza sobre una roca para poder respirar mientras el resto de su cuerpo estaba sumergido por completo en el agua, de acuerdo a BBC.

La Sra. Harper sacó a Bella del agua con la ayuda de sus amigos. “Honestamente, no sé cómo sobrevivió. Era solo un peso muerto. Estaba en un estado terrible”, dijo.

“Trataba de hablarle y sacarla, pero ella no respondía. Fue una verdadera lucha y tuvimos que llamar a otros para que la sacaran, debido al peso”, agregó Harper.

En el momento del incidente, los vecinos del lugar ayudaron a Bella, colocando varias toallas encima de ella para calentarla.

Carpenter dijo que al sacar a Bella descubrieron que estaba atada a una enorme roca, entonces llamaron a la policía y la llevaron a un veterinario local.

“Hubo un intento deliberado de ahogarla. La arrojaron al río Trent en medio de la noche”, dijo Ella Carpenter, gerente de Radcliffe Animal Center.

Tras recibir tratamiento de emergencia, la llevaron al veterinario. Así fue como encontraron el microchip con información de su registro en 2010 y los datos de su antigua propietaria, Charlene Latham, reportó la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales, RSPCA en su blog.

Latham fue acusada ante el Tribunal de Magistrados de Nottingham. Ella dijo que le había rogado a su expareja, Leigh Johnson, de 33 años, que no ahogara a la perra.

Sin embargo, la declararon culpable y fue sentenciada a una orden de ayuda comunitaria de 12 meses por causar un sufrimiento innecesario y tratar de ahogar al animal.

Latham, que ahora vive en Ilfracombe, Devon, también recibió una multa de £ 80 (109.90 dólares), se le ordenó pagar los costos de £ 200 (274.74 dólares) y un recargo de £ 32 (43.96 dólares) para la víctima.  También la calificaron como no apta para tener perros durante tres años.

La RSPCA no tenía pruebas suficientes para procesar a Johnson, quien negó el cargo.

Imagen ilustrativa (Pxhere/CCO)

La perrita sobrevivió con suerte a la terrible experiencia, pero tenía toda una serie de problemas de salud.

Después de 15 meses de rehabilitación en la RSPCA, Bella encontró un nuevo hogar en South Derbyshire, junto a Maggie Mellish, de  79 años, y Charlie Douglas, de 70, una pareja de jubilados que al conocer la historia de Bella se pusieron en contacto con el centro de ayuda.

“Estábamos horrorizados por lo que le sucedió a Bella y cuando vinimos a verla, nos dimos cuenta de la gran personalidad que tiene y que realmente es perfecta para nosotros”, dijo Douglas.

Mellish dijo que cuando supieron que Bella necesitaba una casa, su hija, Clare Lusher, los animó a solicitar la adopción.

“Perdimos a nuestra perra rescatada Tia, hace dos años a Luna y al perro de mi hija, Flame, este año. Realmente los extrañamos”, agregó.

La pareja dijo que Bella podrá tener su compañía constantemente, así como los cuidados médicos que requiere.

“Sabemos que está en sus años mayores, pero solo queremos ofrecerle un hogar lleno de amor que se merece después de todo lo que ha pasado”, dijo Mellish.

Harper y su amiga Joanne Bellamy, las rescatadoras de Bella, también fueron invitadas para presenciar la visita de los nuevos dueños de Bella en el Radcliffe Animal Center.

Harper dijo: “Es muy emotivo ver a Bella, ya que nos trae recuerdos de ese terrible día, pero estamos encantadas de ver cómo el personal de RSPCA la ha transformado”.

“Parece un perro diferente: su pelaje es hermoso y se ve tan feliz y llena de vida”, continuó. “Fue tan agradable conocer a los nuevos dueños de Bella y dijimos que nos mantendremos en contacto”.

Carpenter dijo que llegaron a pensar que la perrita no lo lograría, debido a su edad y a sus condiciones de salud. Sin embargo, no desistió en su proceso de recuperación.

“Bella ha luchado todos los días, mostrando una fuerza y un coraje envidiable”, expresó.

“Nuestra asistente de cuidado de animales, Sophie Major, ha trabajado mucho y le ha dado tanto amor a Bella para ayudarla, al igual que el resto del equipo, y sé que la vamos a extrañar mucho, agregó la gerente del refugio.

“Pero sabemos que Bella ahora podrá vivir el resto de su vida con el amor y el respeto que siempre se ha merecido”, dijo Carpenter.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS