Perrita cae por la borda de un yate, luego recorre 29 km por agua y tierra hasta encontrar a sus dueños

Por SHANSHAN HU
21 de Agosto de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Los dueños de mascotas están acostumbrados a que sus pequeños amigos disfruten jugando a seguir al líder con ellos. Pero, ¿qué pasa cuando se dan la vuelta esperando a ver sus colitas, sólo para darse cuenta de que no están y no hay lugar donde encontrarlos? Esto fue lo que le sucedió a una pareja de Illinois en su viaje en bote cuando no pudieron encontrar a su perra a bordo.

Edward y Kristin Casas celebraban su 29º aniversario con su querida perra Rylee en el lago Michigan. El trío abandonó el puerto de Frankfort y se dirigía hacia las islas Manitou cuando se produjo un incidente, que casi hizo que se arrepintieran de haber llevado a Rylee en el viaje con ellos.

A diez kilómetros de distancia, se encontraron con un problema eléctrico. Mientras Edward estaba en la sala de máquinas al teléfono con los mecánicos, Kristin estaba en la parte superior del barco ayudando con la reparación. Ambos asumieron que Rylee estaba con el otro cónyuge.

Sin embargo, después de 10 minutos, se dieron cuenta de lo erróneas que eran sus suposiciones. Después de una búsqueda minuciosa del barco y de una inspección ocular en el lago y todavía sin ver a Rylee, Edward envió una “llamada de perro al agua” por la radio.

“Nuestros corazones se derrumbaron”, dijo Edward a ABC News.

Afortunadamente, 30 minutos después de que la llamada fue transmitida, la esposa de un pescador local, Lynn Fiedor, se puso en contacto con Edward por teléfono. Resultó que Lynn dirige el Lost Dog Search Team, un grupo local de voluntarios que ayuda a reunir a los perros perdidos con sus familias.

Después de muchas llamadas a las oficinas locales del sheriff, a los guardaparques e incluso a un posteo de Facebook que recibió más de 20.000 visitas, Rylee fue vista cerca del Campamento Platte River a la mañana siguiente de su desaparición. Lynn sugirió a Edward y Kristin que marcaran su olor alrededor del vehículo que pidieron prestado para el transporte y que se acostaran con la comida y los juguetes de Rylee.

Poco después, mientras Edward agitaba uno de los juguetes favoritos de Rylee, la excitada perrita salió del bosque y saltó a los brazos de la gente que ella había estado anhelando.

A lo largo de la búsqueda, Lynn se mostró muy optimista sobre el caso de Rylee después de enterarse de que era una malinois belga, una raza conocida por su inteligencia y fuerza; incluso la Casa Blanca los utiliza como perros guardianes. Además, Rylee estaba entrenanda para ser una perra de búsqueda y rescate, lo que también aumentaba enormemente sus posibilidades de supervivencia.

He aquí una mirada al viaje de un día de Rylee lejos de su familia. Kristin especuló que Rylee se cayó por la borda mientras intentaba seguirla hasta los controles de conducción subiendo por la escalera de la torre. La perrita aún no había aprendido a subir escaleras.

Antes de que la vieran en los campamentos, otro hombre llamado Brad Price intentó ayudar a Rylee sin éxito. La vio nadando en el agua, dirigiéndose hacia los barcos a su vista, queriendo comprobar si eran Edward y Kristin. Aunque él trató de ayudarla, Rylee saltó de su bote y huyó. Lo único que tenía en mente era volver con sus dueños.

Rylee no sólo nadó casi 10 km hasta la orilla, sino que también terminó caminando alrededor de otros 19 km hasta los campamentos donde finalmente se reunió con su familia.

Cuando la pareja tuvo la oportunidad de calmarse y recordar lo sucedido, la experiencia les hizo llorar. “Déjame decirte que no soy el tipo de persona que llora, pero esto me hizo llorar”, dijo Edward a ABC News. “Estoy tan orgulloso de esta perra y tan orgulloso y agradecido por Lynn [Fiedor]”, agregó. Kristin estuvo de acuerdo: “Lynn es verdaderamente un ángel caminando en la Tierra con nosotros —corazón de oro, tenacidad, implacable, amorosa y decidida… ¡igual que Rylee!”.

“Tenemos un final feliz”, dijo Lynn a WPBN. “Y es la razón por la que hacemos lo que hacemos”, agregó. El rescate de Rylee tuvo éxito gracias a la perseverancia de la perra para encontrar a sus dueños y a la disposición de Lynn para ayudar en la búsqueda, trabajando en conjunto hacia un final feliz.

Mira la agilidad de estos perros al pescar.¡Esos peces son enormes! 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS