Perrita militar retirada es adoptada por una marine tras sufrir una grave fractura de cuello

Por Louise Bevan
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

La sargento del Cuerpo de Marines de EE.UU. Angela Cardone y su perrita militar Bogi se hicieron inseparables después de entrenar durante dos años y emprender una asociación de 15 meses.

Pero cuando Cardone fue reasignada de Japón a Hawai, no tuvo la oportunidad de despedirse.

Después de dos años de dudas, esperas y una gran cantidad de papeleo, Cardone se reunió con su antigua compañera K-9.

Bogi, que ahora tiene 5 años, había sido retirada del servicio, lo cual permitió a su antigua adiestradora adoptar a la perrita para que viva el resto de sus días en paz.

(Izq.: Akeel Austin/DVIDSHUB, Der.: Seth Rosenberg/Departamento de Defensa)

“Me siento muy bien, como si me hubiera quitado un gran peso de encima”, dijo Cardone, de 22 años, a People. Llevaba soñando con un posible reencuentro desde el día en que se separaron.

Cardone se presentó por primera vez con su compañera k-9 en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines en Iwakuni, Japón, en 2017. Cardone entrenó al perrita para dominar la detección de narcóticos, los barridos de seguridad y las búsquedas de vehículos y luego se hizo oficial el emparejamiento.

Al principio, Cardone no se mostró muy emocionada por trabajar con Bogi. “En realidad ella no sabía muchas órdenes, ni siquiera sabía su nombre”, explicó Cardone, según Daily Mail.

“Pero después de un mes de trabajo con ella me di cuenta que teníamos exactamente la misma personalidad: súper torpes, tontas y trabajamos muy, muy bien juntas”.

(Akeel Austin/DVIDSHUB)

Bogi es confiable y aumentó la seguridad de Cardone como adiestradora de perros.

Después de su traslado a Hawai, la sargento se preocupaba por no poder volver a ver a Bogi.

Pasaron los meses. Entonces, en junio de 2020, Bogi sufrió una grave lesión en el cuello por la que recibió una jubilación médica. Y Cardone se puso inmediatamente en contacto para ofrecer a su excompañera K-9 un hogar permanente.

Contactó al programa militar de American Humane para que la ayudaran a transportar a Bogi al extranjero. La organización sin ánimo de lucro se encargó de guiar a Cardone en el proceso de adopción, de gestionar el papeleo, de financiar el viaje transpacífico de Bogi desde Japón hasta Hawai y de prestarle asistencia veterinaria en el futuro.

(Cortesía de American Humane)
(Cortesía de American Humane)

Los representantes de American Humane dijeron que se sienten “honrados” y “encantados” de reunir a la sargento con su mejor amiga, y de darle a Bogi la feliz jubilación que se merece.

“La sargento Cardone y Bogi hicieron muchos sacrificios al servicio de nuestro país”, dijo en una declaración el presidente de American Humane, el Dr. Robin Ganzert. “Reunirlas es lo mínimo que podemos hacer a cambio”.

En el momento de la reunión 16 de febrero, Bogi movía la cola al ver a Cardone en el Hotel Queen Kapi’olani de Honolulu. Después de colmar al cachorro jubilado de abrazos, juguetes y guirnaldas de flores, Cardone y su perrita posaron para las fotos en la playa, antes de regresar a casa, en Kaneohe.

(Cortesía de American Humane)

“Los primeros momentos de ver a Bogi (…) fueron indescriptibles”, dijo Cardone. “Nunca pensé que este día llegaría realmente, así que fue un sentimiento muy emocionante”.

Cardone espera que Bogi conozca las playas y las rutas de senderismo de Hawái, y también darle muchas golosinas, tiempo en el sofá y la comida para perros de Starbucks.

“He estado esperando esto”, dijo a Honolulu Star Advertiser. “Es la perrita más dulce que se puede conocer”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS