Perrita perdida por 3 semanas deambula por una tienda y encuentra a su dueña en el lugar de trabajo

Por Jenni Julander
24 de Diciembre de 2020
Actualizado: 24 de Diciembre de 2020

June Rountree no sabía qué hacer cuando su perrita, Abby, desapareció, dejando solo su collar y su correa atados a una estaca de tierra. Durante días, June y su marido buscaron a su querida mascota, pero no la vieron por ningún lado.

Los Rountrees comenzaron a perder la esperanza. Pero increíblemente, su perrita perdido entró en el supermercado Walmart y saludó a June en su caja registradora durante su turno de trabajo.

La cajera de 60 años estaba trabajando en su turno habitual el 28 de noviembre, atendiendo su caja, cuando escuchó un alboroto y levantó la vista. Para su asombro y alegría, vio a su perrita blanca con negro de 4 años cerca de la máquina de hielo.

“Dije, ‘No puede ser'”, contó June.

(Cortesía de Danielle Robinette)

La gente intentaba atrapar a la perrita, pero cuando Abby escuchó la voz de June, se fue corriendo hacia ella.

“La llamé por su nombre y ella vino hacia mí”, dijo June al Washington Post. “Me incliné y la abracé. Entonces me volví completamente loca. No podía hablar. Estaba en completo shock y no lo podía creer”.

Los Rountrees sabían que Abby era inteligente, pero no tenían ni idea de cómo la perrita sabía dónde trabajaba June.

“Ni en un millón de años pensé que aparecería en Walmart”, dijo June asombrada. “Cómo sabía que yo trabajaba ahí, no lo sé”.

June ha trabajado en Walmart, ubicado a 1.5 millas de su casa, durante los últimos 10 años. Nunca había llevado a Abby dentro de la tienda, aunque dice en el pasado la llevó a pasear por el estacionamiento y el bosque detrás de la tienda varias veces.

(Cortesía de Danielle Robinette)

Danielle Robinette, una asociada del servicio de atención al cliente de 42 años, recordó la confusión que rodeó el evento.

“Yo estaba como, ‘¿qué está sucediendo?'”, dijo Danielle. “Soy una gran amante de los animales, así que la seguí y corrió a la caja registradora número 6”.

Danielle se sorprendió cuando su compañera de trabajo se inclinó y abrazó al perro durante varios minutos, pero luego supo que era la mascota perdida de June.

“Miró hacia arriba con lágrimas en su cara y dijo: ‘Esta es Abby. Lleva desaparecida tres semanas'”, recuerda Danielle. “Me quedé asombrada”.

June se quedó sin palabras, agradecida de ver a su querida mascota nuevamente.

(Cortesía de Danielle Robinette)

“No puedo expresar el sentimiento”, dijo Rountree. “Toda esta gente estaba allí alrededor del perro y ni siquiera podía hablar con ellos”.

Danielle tomó fotos del reencuentro y las compartió en Facebook, donde se volvieron virales, con más de 12,000 reacciones.

“Les diré algo”, escribió Danielle. “¡Abby es una chica inteligente que llegó al trabajo de su [dueña] para encontrarla! ¡¡¡Me alegro que la haya encontrado, Sra. June!!! Esta es una historia tan maravillosa que tenía que compartir”.

June dijo que está agradecida de que su perrita parece haber sido bien alimentada durante las tres semanas.

“Quiero agradecer a quienquiera que la haya encontrado por darle algo de comer”, dijo la agradecida dueña del perro.

Clive Wynne, director de la Colaboración de Ciencia Canina de la Universidad Estatal de Arizona, dijo que es totalmente plausible que un perro pueda encontrar a su dueño en el trabajo.

“Sospecho que el perro estuvo vagando por algún lugar hasta que se tropezó con un lugar familiar”, dijo. “La orientación de un perro no es perfecta, pero reconoce ciertos puntos de referencia importantes y grandes”.

Debido a los paseos de June cerca del lugar de trabajo, parece que Abby exploró el área que le resultó familiar en un esfuerzo por reorientarse y encontrar un hogar.

“Los perros se alejan en el calor del momento, ya sea que vean una ardilla o comida”, añadió Wynne. “Pero tienen una tremenda conexión y un poderoso vínculo emocional con su gente”.

(Cortesía de June Rountree a través de Danielle Robinette)

Después del trabajo, June llevó a su mascota a casa para un feliz reencuentro con su otra perrita, Coco, que quedó desconsolada cuando Abby desapareció. Luego le dieron a Abby una buena comida, y la pequeña aventurera se acurrucó en su cama de perro y tomó una larga siesta.

“Es realmente increíble”, dijo June. “Es como un sueño. Uno no se puede imaginar estas cosas”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

A los 20 años no era saludable, pero descubrió que vivir de acuerdo con Verdad, Benevolencia y Tolerancia su vida podía cambiar

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS