Perro callejero tirita de frío en la lluvia. Lo que hace esta joven le vale un agradecimiento mundial

Por La Gran Época
29 de Abril de 2019 Actualizado: 29 de Abril de 2019

En enero, un video conmovedor tomó por sorpresa a Turquía y luego al mundo, mostrando un acto de bondad de una mujer hacia un perro callejero un día lluvioso. Lo que la mujer hizo fue bastante simple y duró sólo menos de un minuto, pero su dulce gesto ha conmovido los corazones de muchos.

Era un día frío de invierno en Zonguldak, Turquía, cuando la mujer salió de un café. Como todavía estaba lloviznando, abrió su paraguas y se preparó para embarcarse en su camino.

Sin embargo, la mujer dudó en irse mientras miraba a un perro blanco y negro que dormía en la acera fuera del café, acurrucado bajo el saliente de la puerta principal.

Aparentemente, la mujer se sintió compasiva hacia el perrito callejero, que temblaba con el frío y no tenía nada para protegerse de la lluvia.

Imagen ilustrativa. (Crédito: Seasontime/Shutterstock)

Así que, en lugar de ignorar al perro como hicieron muchos otros transeúntes ese día, puso su paraguas en el pavimento, se quitó la bufanda del cuello y la colocó sobre el pobre animal.

El perro levantó la vista por un breve instante para mirar la bufanda que cubría su cuerpo, mientras la mujer se alejaba.

Pensó que nadie la miraba cuando le ofreció su bufanda para mantener caliente al perro. Pero, sin que ella lo supiera, este amable gesto fue capturado por una cámara de seguridad situada en la parte delantera del edificio del café.

Las imágenes en movimiento eventualmente hicieron su ronda en los medios de comunicación social, conmoviendo los corazones de todos.

Imagen ilustrativa. (Crédito: The Real Me/Shutterstock)

Varias agencias de noticias de Turquía informaron sobre el acto de bondad de la mujer, y una lo llamó “La humanidad no está muerta“.

A medida que el vídeo se volvía viral, acumulando millones de visitas, alguien identificó a la mujer como su amiga, Duygu Elma.

Elma, editora de un periódico, no esperaba que su simple y pequeño gesto se hiciera viral.

“No podía imaginar que mis acciones recibieran esta atención. Estoy muy sorprendida por ello”, dijo a The Dodo.

En cuanto a por qué Elma ayudó al perro por su propia voluntad, explicó: “El clima era tan frío. No pude soportarlo cuando lo vi temblar”.

También agregó que está feliz de haber dado un ejemplo de amabilidad para que otros lo sigan.

Felicitaciones a Elma por darle al perro un poco de calor, compasión y amor cuando más lo necesitaba.

Si el perro pudiera hablar, probablemente habría dicho: “¡Ah, muchas gracias por darme tu bufanda!”.

Esperamos que el perro callejero encuentre pronto un hogar para siempre, donde pueda acurrucarse bajo una manta suave y cómoda.

Nunca se sabe qué día estás a punto de iluminar, así que sigue difundiendo la bondad haciendo estos pequeños y preciosos actos de bondad.

Haz click aquí para ver el conmovedor momento.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS