Perrito espera en un colchón en la basura después que sus dueños lo dejan atrás

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
19 de Junio de 2019 Actualizado: 19 de Junio de 2019

Imagínate que caminas por la calle y ves una casa en alquiler. Frente a la casa en la acera, los antiguos inquilinos tiran todo lo que no quieren llevar con ellos, incluido un viejo colchón y algunos muebles. Hay una cosa más que no les importó llevar con ellos: su perro.

Esto es lo que ocurrió hace unos años en Detroit, donde el fundador de Detroit Youth & Dog Rescue, conocido como Mike Diesel, vio en una publicación de Facebook sobre un perro durmiendo en el patio delantero de una casa desocupada.

Como dijo Mike al Detroit News, cuando él llegó, los vecinos le dijeron que la familia estuvo allí por un tiempo, ¡algunos afirmaron que fue una semana, mientras que otros dijeron que fue un mes entero! “Regresaron una vez, se llevaron las pertenencias que decidieron conservar, desafortunadamente no era Boo”, comentó Mike a  WXYZ en Detroit. Los vecinos le dieron al perro, un pitbull terrier, a quien llamaron Boo, suficiente comida y agua para sobrevivir.

Una de las compañeras de Mike que lo acompañó a la escena, Liz Marie, publicó fotos del triste cachorro en Facebook. “Esta foto me rompe el corazón, estoy en verdad llorando. Conoce a Boo, este hermoso chico se quedó atrás con la basura y las cosas cuando la familia se mudó. Se quedó junto a sus cosas y nunca las dejó, confundido y solo”.

Ambos pudieron ver que Boo se negaba a ir a cualquier parte hasta que su familia regresara por él. “Es por eso que Boo se quedaba cerca de las pertenencias y del colchón en el que quizás dormía y los olores con los que se sentía cómodo y que conocía”, señaló Mike al Detroit News.

Desde el momento en que Mike descubrió al perro, tuvo que pasar casi dos días para ganar su confianza usando, comida como soborno, sándwiches de McDonald’s para el desayuno.

El perro estaba muy molesto y no quería dejar de vigilar lo que él creía que eran las pertenencias de su familia, mientras esperaba a que volvieran, lo cual, por supuesto, nunca ocurriría.

Finalmente, Mike logró conquistar la confianza del perro, “conseguí que conociera mi voz, haciéndole saber que no iba a hacerle daño, haciéndole saber que podía volver a confiar nuevamente en los humanos”, explicó a WXYZ.

Mike se acercó lo suficiente y le colocó una correa a Boo y lo llevó al Hospital de Animales de Groesbeck, donde descubrieron que padecía del gusano del corazón.

El personal del Hospital de Animales estaba muy impresionado con la dulzura de Boo a pesar de todo lo que pasó.

Uno de los que trataron a Boo le dijo a WXYZ, “es maravilloso, uno pensaría que tendría miedo de la gente, pero vino aquí moviendo la cola”.

Cuando Boo ingresó al refugió, Mike siguió controlándolo y estaba contento de ver que se recuperara tan bien.

Aunque Detroit Youth & Dog Rescue no pudo encontrarle un hogar adoptivo, la madre de crianza de Boo lo quería tanto que decidió quedarse con él.

Una historia increíble que muestra el verdadero carácter de los perros y lo mucho que tenemos que aprender de ellos. Como destacó Mike a WXYZ, “los perros son increíblemente leales. Si pudiéramos hacer que los seres humanos mostraran tanta compasión, viviríamos en un mundo mucho mejor”.

Un cachorro recibe resucitación cardiopulmonar para sobrevivir

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS