Perrito policía herido de bala y asesinado recibe merecido homenaje por su gran heroísmo

Por Louise Bevan
17 de Septiembre de 2019 Actualizado: 17 de Septiembre de 2019

El policía Jethro del K-9 y su compañero, el policía Ryan Davis del Departamento de Policía de Cantón, Ohio, respondieron a una alarma de intrusos en las primeras horas de la mañana. En ese momento no tenían ni idea de que iba a ser su última misión juntos.

El policía K-9 junto con el policía del Departamento de Policía de Cantón Ryan Davis estaba respondiendo a una alarma de robo en la tienda de comestibles Fishers Food según el ABC. Jethro localizó rápidamente al hombre, entonces de 22 años de edad, Kelontre D. Barefield, de Cleveland, y el sospechoso armado abrió fuego.

El pastor alemán de 3 años de edad, que había trabajado con Ryan durante un año y medio, sufrió tres heridas de bala. Ryan devolvió el fuego y disparó a Kelontre en la pierna: Kelontre fue detenido más tarde cerca de la tienda con heridas que no ponían en peligro su vida, y ningún agente de policía quedó atrapado en el fuego cruzado.

“No hay duda en mi mente que ese perro salvó la vida de los policías hoy”, dijo el Jefe de Policía Bruce Lawver al Canton Repository. Pero el heroísmo de Jethro se produjo a costa de su propia vida.

Durante el intercambio, a Jethro le dispararon tres veces según The Daily Mail. Ningún órgano vital fue dañado, pero la bala que golpeó el hocico de Jethro causó un trauma cerebral devastador. El perro fue transportado inmediatamente a un hospital veterinario para recibir atención urgente.

Descrito de varias maneras en Facebook como un “alma valiente” y un “tipo duro”, Jethro se resistió a someterse a sus heridas. Estaba “tratando de vencer a esta cosa de la forma en que está acostumbrado, luchando”, informaron los policías. Hizo falta un sedante para que el fuerte perro pudiera descansar.

Lamentablemente, las heridas de Jethro habían hecho demasiado daño. Después de una batalla de 32 horas, el perro falleció en la mañana del 10 de enero del 2016. Jethro no llevaba puesto un chaleco antibalas cuando le dispararon, pero los agentes sabían que la protección corporal no habría evitado sus heridas mortales.

“Cambiaría de lugar con él en un abrir y cerrar de ojos”, dijo Ryan a CBS News.

El cuerpo del policía caído de la K-9 estaba envuelto en una bandera americana. Una fila de policías cantoneses demostraron su respeto a Jethro tal como lo realizó la clínica veterinaria. La ciudad celebró un funeral para Jethro en el Canton Civic Center en lo que hubiera sido el tercer cumpleaños del perro: Ryan se sentó en primera fila con la cabeza en las manos, incapaz de ocultar su dolor.

Matar a un policía de la K-9 es un delito de tercer grado. Kelontre se declaró culpable y recibió 45 años tras las rejas. Según The Columbus Dispatch, parecía “arrepentido”.

La familia de Ryan había adoptado a Jethro como un cachorro de 8 semanas. El apoyo de la comunidad local del policía se desbordó después de que se supiera que Jethro había partido. “El policía Ryan ha recibido 2000 cartas desde la muerte de Jethro”, dijo el policía Eric Stanbro, entrenador principal de la unidad K-9 del Departamento de Policía de Cantón, a ABC News en ese momento.

Una carta, en particular, tocó la fibra sensible de Ryan . Una niña de 11 años llamada Allison escribió: “Siento lo de Jethro. Así que aquí está mi asignación para los chalecos antibalas. Que Dios te bendiga a ti y a los perros”.

Beth Philley, residente de Cantón, agregó al fondo una cuenta GoFundMe para pagar las cuentas del veterinario de Jethro y los chalecos antibalas K-9. Casi 900 donantes recaudaron más de 25,000 dólares, más del doble de la solicitud original de Philley.

Inevitablemente, llegó el momento de que el afligido policía comenzara la búsqueda de un nuevo compañero K-9. Ryan conoció a más de una docena de perros policías potenciales en la Fundación Canine for Cops en Houston, Texas. Ryan hizo equipo con otro pastor alemán llamado Tuko, un perro muy hábil en “aprehender a los malos”, dijo Inside Edition.

El Canton Repository compartió imágenes de Ryan viajando a casa con su nuevo amigo por aire desde Houston: un nuevo compañero de K-9 y un nuevo comienzo. Pero Jethro, el policía caído, no debía ser olvidado.
Un año y medio después de la prematura muerte de Jethro, se erigió una estatua conmemorativa en el cementerio conmemorativo del Cantón. “La estatua de K9 Jethro finalmente ha llegado al lugar que le corresponde”, publicó la Asociación K-9 en Facebook. “Es magnífico”.

El cementerio está abierto al público, y los dolientes presentan sus respetos hasta el día de hoy.
Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.
Este perrito no quería dejar solo a su dueño que se había desmayado en la calle
TE RECOMENDAMOS