Perrito triste sale corriendo todos los días, un hombre desconcertado lo sigue y llega al cementerio

Por Li Yen - La Gran Época
23 de Mayo de 2019 Actualizado: 23 de Mayo de 2019

Después de haber pasado mucho tiempo juntos, un perro entristeció cuando su amado dueño ya no estaba a su lado. Dicen que este perro no podía soportar la muerte de su amo y continuaba visitando su tumba después del funeral, y lo hacía todos los días.

Cesur perdió a su querido amo en enero de 2017. Después de convertirse en compañero de Mehmet Ilhan, de 79 años, el leal perro quedó con el corazón roto. Mehmet murió en un hospital cerca de su casa en Bursa, Turquía, después de estar paralizado durante muchos años a causa de una enfermedad.

“Debido a la parálisis de mi padre, tenían un tipo diferente de conexión. Cuando mi padre estuvo en el hospital durante sus últimos días, Cesur dejó de comer”, dijo Ali, el hijo de Mehmet, a The Dodo.

Cuando el cuerpo de Mehmet llegó a casa, el leal perro estaba cerca y se negó a moverse. Incluso encabezó el recorrido cuando se formó una procesión para llevar el ataúd a la funeraria. En el funeral, vieron a Cesur con la cabeza inclinada, mientras estaba sentado junto al ataúd y estuvo en esa posición todo el tiempo.

Sobre el comportamiento de Cesur, Ali comentó: “Nadie pudo tocarlo hasta que mi padre fue llevado a la tumba y enterrado”.

Cesur también presenció el entierro de Mehmet. “No se alejó del ataúd, ni siquiera un centímetro, en el funeral y luego nos siguió hasta el cementerio y esperó hasta que lo entierren”, señaló Ali, según MailOnline.

Después de la muerte de Mehmet, Cesur estuvo viviendo con Ali, pero todavía piensa en su amado dueño.

“Amó al perro y lo cuidó muy bien y creo que Cesur está triste porque lo extraña”, explicó Ali.

Ali comenzó a notar que Cesur se iba de casa después de salir a trabajar y un día decidió seguirlo. Cesur iba al lugar del entierro para visitar a su difunto amo.

“La gente que trabaja en el cementerio dice que lo primero que hace por la mañana es visitar la tumba de mi padre”, aseguró Ali.


“Hoy en día visita la tumba todos los días porque parece que no se acostumbra a la ausencia de mi padre”, añadió Ali.

Aunque nadie sabe cuándo Cesur podrá superar la pérdida, Ali sigue cuidando de él. “Cesur siempre fue un animal noble. Vivirá conmigo de ahora en adelante”.

Cesur no fue el único perro que permaneció fiel incluso después de la muerte de su dueño.


Pero este no es el único caso, el 4 de abril de 2019, en Nuevo León, México, fue fotografiado un perro acurrucado junto al cuerpo de su dueño en las vías del tren de Montemorelos. Aparentemente, el perro estaba devastado por la trágica muerte de su dueño, Víctor Reyna Vázquez, de 57 años, quien había estado bebiendo cerca de las vías del tren cuando fue atropellado por un tren a primera hora de la mañana.

El perro se negó a dejar a su dueño e incluso mordió a los policías y paramédicos cuando trataron de intervenir en su silenciosa vigilia. Pero finalmente, el cuerpo de Victor fue recuperado y el perro fue suavemente retirado de su compañero.

Mira el video a continuación: 

Un perrito ciego tiene un Golden Retriever precioso como perro guía

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS