Perro abandonado que era todo piel y huesos es salvado por una mujer que lo deja irreconocible

Por Ashok Ramprasad - La Gran Época
29 de Mayo de 2019 Actualizado: 10 de Junio de 2019

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO INCLUYE IMÁGENES QUE PUEDEN RESULTAR PERTURBADORAS PARA ALGUNOS LECTORES

Los perros extraviados, abandonados o perdidos suelen vivir en condiciones terribles. Desafortunadamente, no todos los perros tienen la suerte de ser rescatados o adoptados. Siendo ese el caso, las historias de estos caninos que son traídos de vuelta del borde de la muerte son tan esperanzadoras.

El 23 de diciembre del 2017, solo un par de días antes de Navidad, una rescatista de animales llamada “Pia” visitó a su amiga en Buenos AiresArgentina, y se le dijo vio a un perro callejero corriendo cerca de su casa. La amiga de Pia no pudo atrapar al perro y pidió la ayuda de Pia.

Después de correr por el vecindario, Pia encontró al perro acostado junto a una casa y se horrorizó al ver la condición en la que se encontraba, sus ojos se veían apagados y su esquelético y huesudo cuerpo estaba cubierto de llagas, el perro macho parecía como si casi hubiera renunciado a la vida.

“Lloré porque no podía creer que nadie lo ayudará”, dijo Pia a The Dodo.

(Cortesía: herculesysubanda)

Luego lo puso en una jaula y lo llevó a un veterinario porque tenía la impresión de que no sobreviviría esa noche.

El veterinario le dijo a Pia que el perro tenía posibilidades de sobrevivir, si  pasaba el fin de semana de Navidad. El veterinario también le dijo que tendría que cuidar al perro las 24 horas del día.

Pia sabía que tenía que centrar su atención únicamente en el perro, si quería que sobreviviera.

“Dejé todo para asegurarme de que él estuviera bien”, dijo.

A pesar de sus grandes esfuerzos, el canino se negó a comer durante los dos primeros días y continuó perdiendo peso. Ella le daba agua cada tres horas para asegurarse de que estuviera hidratado y siempre estaba a su lado animándolo.

(Cortesía: herculesysubanda)

Decir que la situación fue sombría durante las próximas 48 horas sería quedarse corto.

“En dos ocasiones, pensé que iba a morir porque realmente no se veía bien”, dijo.

(Cortesía: herculesysubanda)

Pero para sorpresa de Pia, el perro continuó peleando, esto inspiró a Pia a llamar al perro “Hércules”. Con el paso de los días, Hércules mejoró y demostró que era mucho más duro de lo que parecía.

A medida que se recuperaba, Pia lo levantaba y lo animaba a caminar. Un día, de repente se levantó y empezó a caminar solo. Aunque apenas logró dar unos pasos, fueron los signos de recuperación que Pia había esperado.

(Cortesía: herculesysubanda)

“Sí, lloré, lloré como un bebé”, aseguró Pia.

Finalmente, ella vería a Hércules no solo caminar sino también correr. A medida que Hércules se recuperaba más, recuperó sus fuerzas, su cuerpo crecía y su pelaje comenzó a crecer de nuevo.

(Cortesía: herculesysubanda)

Al principio, Pia planeaba dar en adopción a Hércules después de que recuperara su salud completa. Pero el vínculo entre Pia y Hércules crecía y ella no podía dejarlo ir.

Tener una mascota como Hércules es motivo de orgullo para Pia, ya que demostró una voluntad de sobrevivir inquebrantable. Después de todas esas noches difíciles que pasaron juntos, ellos esperan días llenos de vida y alegría.

(Cortesía: herculesysubanda)

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS