Perro de cara torcida estaba listo para “dormirlo”, pero la veterinaria se entera de la triste verdad

Por Robert Jay Watson - La Gran Época
23 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

Todo animal merece una oportunidad de vivir. Mientras que casi cualquier persona que conozcas estaría de acuerdo con esta afirmación, hay miles de posibles mascotas adorables a las que se les practica la eutanasia todos los días en refugios superpoblados en los Estados Unidos.

Algunos se consideran “demasiado viejos” para la adopción, mientras que otros son pit bulls o razas similares consideradas “peligrosas” o “agresivas”, y otros están discapacitados.

Por cualquier razón, se considera que estos caninos son difíciles de adoptar y, por lo tanto, se deshacen de ellos para dar cabida a la afluencia constante de perros sin hogar y abandonados que están en las calles.

Pero cuando a una veterinaria se le presentó un perro discapacitado en su refugio y que iba a ser dormido para siempre, no lo dejó ir. Años más tarde, ella lo considera el mayor regalo de su vida.

El perro se llamaba Zar en ese momento. La veterinaria era la Dra. Danielle Boyd.

Zar llegó al refugio con la mandíbula deformada y un ojo dañado, que cuando fue examinado por un equipo de expertos de VCA Great Lakes Veterinary Specialists, en Warrensville Heights, Ohio, se demostró que era el resultado de la crueldad humana. Lo único que podría causar que el lado derecho de su mandíbula se compactara tanto y que su ojo se dañara de esa manera fue el impacto de un objeto contundente empuñado por una persona psicótica.

Las cosas eran sombrías para Zar. Incluso después que el perro fue operado, los veterinarios no estaban seguros que podría abrir su mandíbula de forma natural para poder comer. Cosas que los perros comunes podrían hacer, como ir a buscar un palo o una pelota de tenis, sin duda parecían estar fuera de discusión.

Danielle Boyd estaba por terminar su internado en la clínica y en su camino a ser una veterinaria especializada en problemas de la visión. También estaba de luto por la pérdida de su antiguo perro, que murió después de 14 años de una increíble vida. Fue entonces cuando Zar se acercó a ella.

Al saber que Zar ya había pasado por tantas cosas y que estaba programado para la eutanasia, Danielle no se quedó de brazos cruzados. Como le dijo a The Dodo: “Estaba enamorada de este cachorro tuerto que claramente sufrió tanto dolor”. A pesar de todo, solo quería jugar y se mostró encantado con la atención y el amor que ella le brindaba. ¿Cómo podría dejar que este increíble superviviente desapareciera?

Danielle decidió llevarlo a casa, al menos por una noche, para que pudiera tener un descanso muy necesario después de tantas cirugías y meses en jaulas. La forma en que respondió a su día le derritió el corazón. “Miró por la ventana de mi coche mientras el mundo se desdibujara, movía la cola y parecía como si sonriera”, le dijo a The Dodo.

Después de ver cuánto amor necesitaba este perro y cuánto amor tenía en su interior, Danielle bautizó al cachorro con el nombre de “Squish” por su cara fuera de lugar. Desde entonces, los dos nunca se separan.

Ver esta publicación en Instagram

It is finally time for post-birthday prizes to be announced!!! First, a story ☺️. Once upon a time, and long before Squishy, there was a five-year-old little girl saving mice and bugs from her pup’s water bowl. Her parents cultivated that compassion and that little girl grew to devote her life to helping the voiceless and became a veterinarian. That little girl was me (in case you didn’t know ????) and now, happily ever after with Squish, my desire to help animals has reached new heights through pictures of his perfect face. Because of all of YOU and your love for Squish, WE are able to save more lives than I ever dreamed possible as a little girl. My heart is completely full as I remain in awe of this compassionate community surrounding Squish and myself (and Weasel!). Thank you doesn’t seem enough for all of your support over the past year, and most recently with Squishy’s birthday fundraiser ❤️ . . . Through the generosity of all involved we raised over $4,000 for @sahumane !!! Healthcare isn’t cheap and your donation will go a long way! Did you know: $7 – Covers flea and heartworm prevention for one pet $25 – Microchips a pet in need, which is essential for finding lost pets $35 – Sponsors the adoption fee of one senior cat $150 – Funds the heartworm treatment of one medium-sized dog $180 – Covers a spay/neuter surgery for THREE pets $500 – Provides two weeks of care for a pet at the SAHS . . . To thank you for all your support I promised awesome prizes and we FINALLY have our winners!! Be sure to check your email inbox (the email address you used to make your online donation) to see if you are one of 16 to receive an email and prize from Squishy himself!! . . . None of this would be possible without all of you and the amazing crew supporting me. You all are amazing!!! A HUGE thank you for wanting to be a part of this and for offering your time, services, and merchandise We love you all ❤️xoxo @flyingsaucersa @sahumane @weloveyourdog @infiniteaperturephotography @willieandroo @fifi.and.fidos.sa @houndhubaus @okidoggypets @peek_a_pics_ @magic1053 @nairandbjorn @perkie.side.of.life @wiggle_bumz @zileart @pbandjammies .

Una publicación compartida por Squish (@apupnamedsquish) el

Danielle condujo a través del país con Squish de regreso a Texas, de donde es ella, y después de un poco más de atención médica, incluso se las arregló para abrir su mandíbula lo suficiente para comer y jugar. “A ambos nos encantó cada minuto del viaje que se convirtió en el comienzo de muchas aventuras juntos”, dijo a The Dodo.

Lo más gratificante de todo fue ver a Squish hacer cosas que la mayoría de los perros dan por sentadas. Como Danielle le dijo a The Dodo: “Lloré al ver su emoción cuando cogió una pelota de tenis por primera vez, y eso fue solo el comienzo de sus pequeñas victorias”.

Ahora, “un cachorro llamado Squish” se convirtió en una sensación de  Instagram con casi 200.000 seguidores, lo que ayudó a su dueña a recaudar fondos para otros perros con discapacidades.

Otra historia que demuestra que todo perro merece una oportunidad, pase lo que pase.

Estos perritos quedaron atrapados en un pozo abandonado durante 3 días, sin comida ni agua

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS