Perro desfigurado por un bozal de alambre fue supuestamente golpeado por su dueño hasta casi morir

Por Louise Bevan
16 de Julio de 2019 Actualizado: 17 de Julio de 2019

Dos años y decenas de miles de dólares en tratamiento médico han hecho todo lo posible para borrar las tragedias del pasado, pero el perro maltratado Dwayne siempre llevará las cicatrices de sus numerosos traumas.

El perro fue encontrado vagando por las calles de Tijuana en un estado horrible después de sufrir a manos de su dueño y de los residentes locales. Fue recogido en mayo del 2017 y llevado a un centro de tratamiento médico en San Diego, California, para su evaluación.

Dwayne, una mezcla de Pointer de ahora 4 años de edad, fue cuidado bajo el ala de Helen Woodward Animal Center en Rancho, Santa Fe. Después de que Dwayne recibió una dosis de amor y el cuidado con el que había pasado tanto tiempo, el personal del centro le dio al dulce perro su poderoso apodo; el cachorro forastero fue nombrado en honor a la potencia de la lucha libre,   Dwayne “La Roca” Johnson.

El centro de animales relató cómo Dwayne había sido visto por un ciudadano mexicano preocupado que vio al perro siendo seriamente abusado por los lugareños de Tijuana. Los residentes locales, asustados y revueltos por las deformidades físicas de Dwayne, fueron sorprendidos arrojando piedras al manso perrito e incluso hirviéndolo con agua caliente.

Supuestamente, el dueño original de Dwayne le había cerrado la boca con alambre, lo había pateado y lo había golpeado con palos hasta estar a punto de matarlo. El perro lleva las cicatrices para probarlo.

Se creía que Dwayne había estado defendiéndose por sí mismo en las calles hostiles de la ciudad mexicana desde que su dueño anterior fue encarcelado por cargos no relacionados. Incluso, la pobre criatura también fue atacada por un par de pitbulls en la calle, que le infligieron heridas en la cabeza y daños horribles en los oídos, sin contar las heridas graves que ya tenia.

Fue en ese momento que Dwayne fue notado, recogido y cuidado. El salvador inicial de Dwayne no pudo encontrar un refugio en Tijuana que pudiera ayudar al perro; las lesiones de Dwayne eran demasiado complejas y extensas. Pero un generoso benefactor en Arizona se enteró de la condición de Dwayne y amablemente financió su tratamiento de emergencia inicial.

El rescatista de Dwayne, que permanece en el anonimato, se puso en contacto con la Dra. Patricia Carter, veterinaria en jefe del hospital de animales del Centro Helen Woodward, y le rogó por su ayuda. Patricia hizo todo lo que pudo.

“Inmediatamente contacté a nuestro presidente”, dijo Patricia a Fox 5. “No puedes mirar a este perro y no querer hacer todo lo que esté a tu alcance para ayudarlo. Sabía que diría que sí”.

El resumen de Patricia era sombrío, pero no sin esperanza. Dwayne tuvo que someterse a extensas cirugías para arreglar una cadera dislocada, un codo dislocado y una plétora de deformidades faciales. Dwayne también estaba sufriendo dificultades respiratorias como resultado de tener el hocico cerrado.

A pesar de sus aflicciones, el perro era un soldado. Publicando una actualización en Facebook, el centro de animales compartió: “Han pasado 4 días desde la primera cirugía de Dwayne, ¡y su hocico ya se ve mucho mejor! El procedimiento fue tan exitoso que puede que solo necesite dos o tres cirugías”, exclamaron, claramente encantados. “¡Qué noticias tan increíbles!”.

“En general, me sorprende que no le tenga miedo a los hombres o a las personas después de todo esto”, dijo el cirujano veterinario de Dwayne a Inside Edition. De hecho, Dwayne resultó ser completamente amoroso, y su hermosa personalidad rápidamente cosechó la mayor y mejor recompensa de todas: un nuevo hogar.

El 8 de septiembre del 2017, cuatro meses después de que el cachorro fuera encontrado vagando por las calles, Dwayne se fue a casa con una mujer llamada Kelle. Kelle le dio la bienvenida a Dwayne a su casa y a su corazón en una conmovedora fiesta de adopción organizada por el personal del centro de animales; la fiesta fue transmitida en vivo por Facebook para que el público, que había seguido el viaje de Dwayne hacia la recuperación, la disfrutara.

Todo el personal del centro había invertido su tiempo, habilidades y esperanza en el hermoso y valiente progreso del perro. Fue el final perfecto de una historia perfectamente trágica ver a Dwayne acogido en el hogar que realmente se merecía.

Dwayne volvió a visitar el centro con Kelle un año después de su adopción, y el personal del centro estaba encantado de ver a su querido amigo perro prosperar. “Hoy en día, tiene un certificado de buena salud”, publicó el personal del Centro de Animales Helen Woodward en su sitio web. “Se dice que le encanta la hora de cenar, disfrutar de los paseos en auto y siempre está dispuesto a acurrucarse”.

“Su madre lo aprecia muchísimo”, dijeron. ¡Nosotros también!

Emotivo rescate de un pequeño perro que casi se ahoga

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS